Argentina países

“Yo hice tu ropa”, la campaña que busca más transparencia en la industria textil – 27/08/2019

"Yo hice tu ropa", la campaña que busca más transparencia en la industria textil - 27/08/2019



La mayoría de las prendas que elegimos y usamos  -no importa la marca o el rango de precios- está hecha en serie o a escalas inmensas. ¿Quiénes están en  la cadena de producción? y ¿cuáles son las condiciones de trabajo en cada eslabón?

Uno de los casos extremos que responde a estas preguntas ocurrió en 2013 con un terrible derrumbe en Bangladesh de un edificio que contenía varias fábricas textiles y donde murieron 1.128 personas.

Esto impulsó a la ONG Fashion Revolution, con sede en más de 100 países, a exigir mayor transparencia en los procesos industriales y a fomentar la visibilización de los hashtags #YoHiceTuRopa o #QuienHizoTuRopa.

Jesica Pullo tiene una línea de carteras y accesorios hechos con descartes y trabaja con la Asociación Laboral para Adultos con Discapacidad Intelectual (Foto: Andres D’Elia).

Newsletters Clarín

Entremujeres | El horóscopo semanal, moda, bienestar, pareja, género y todo lo que te interesa

Todos los miércoles.

“Sin denuncias, boicots ni mensajes contra las cadenas masivas, buscamos generar conciencia, y que los consumidores entiendan el impacto de la realización de cada artículo”, explica la diseñadora de indumentaria Paula Aguirre, voluntaria a cargo de la sede argentina de Fashion Revolution. Además, junto a su hermana Mariángeles, lleva adelanta la firma Therapy Recycle & Exorcise,  un emprendimiento especializado en ropa hecha a partir de descartes y prendas de segunda mano o vintage, que cuenta con puntos de venta en Argentina, Berlín y Holanda.

“La propuesta de Fashion Revolution es que los fabricantes y diseñadores muestren su cadena de valor y que los consumidores tomen el hábito de preguntar y preguntarse qué y quiénes están detrás de la ropa que usan”, explica Marianela Balbi, diseñadora de indumentaria y a cargo de Cuarto Colorado, una marca de pilotos y demás accesorios para lluvia. El diferencial de Cuarto Colorado: los estampados originales y coloridos y la confección en pequeños talleres.

“Therapy Recycle & Exorcise”, de Mariángeles y Paula Aguirre, crea nuevas prendas a partir de prendas en desuso.

Mirá también

Marcas que marcan

Existe una gran cantidad de opciones alineadas con estos conceptos y todas coinciden en ciertas pautas fundamentales.

Un punto en común es que haya un pago justo entre las partes. Sobre todo, en la instancia de confección, que es el sector con retribuciones más bajas y que, de acuerdo a los datos obtenidos por Aguirre, emplea en un 80 por ciento a mujeres.

Marianela Balbi, diseñadora de indumentaria y una de las seguidoras de esta tendencia.

“Los oficios relacionados con la costura son hermosos. Pero muchas veces se dan, en las sombras, condiciones de explotación o trabajo infantil. Los diseñadores no queremos eso. Yo trabajo con los mismos talleres desde hace mucho tiempo. Veo sus dificultades y también, los logros que obtienen con sus tareas”, puntualiza la emprendedora independiente, Paula Riarte. Después de formar parte de una empresa de renombre, Riarte decidió lanzar su propia línea. “Darle el toque personal y el tiempo de confección a cada prenda, me permitió lograr identidad en mis productos y seguir adelante”, reflexiona.

Otro requerimiento es que los emprendedores o diseñadores abran sus espacios o talleres y muestren en las redes sociales o distintos medios el desarrollo de sus productos. “Tenemos que ser transparentes, visibilizar a quienes intervienen en cada artículo. Contar nuestra historia con alegría dignifica nuestra labor”, dice Balbi.

La traba difícil de sortear está en los costos. Aunque, “al ir para atrás en el circuito, se puede comprobar que alguien está pagando ese precio final tan bajo”, infiere, rotunda, Aguirre.

“No more fashion victims”, otro de los lemas de la ONG Fashion Revolution.

Mirá también

Compras bien pensadas

La siguiente arista vendrá del lado del consumidor. “Tenemos que cambiar nuestro enfoque. Dejar de pensar que lo de afuera es mejor o que la ropa es descartable. En Argentina, hoy hay emprendedores muy competitivos”, sugiere Jesica Pullo, diseñadora de indumentaria y voluntaria de la sede local de Fashion Revolution. Las carteras y accesorios de su marca, Biotico, están hechos con descartes y en la confección participan hombres y mujeres miembros de la Asociación Laboral para Adultos con Discapacidad Intelectual (ALPAD).

El volumen de prendas producidas es otro indicador de confianza. “Los talleres clandestinos trabajan con volúmenes grandes de producción. En cambio, los emprendedores hacemos tiradas muy chicas”, distingue Pullo.

También, “involucrarnos, preguntarles a las vendedoras el origen de la marca, mirar las etiquetas y buscar los hashtags #yohiceturopa, #modasostenible, #fashionrevolution, #pagojusto o #comerciojusto. Apoyar nuestra industria textil es súper importante, ya que genera muchísimo empleo”, agrega Balbi. El circuito de ferias y showrooms son buenos espacios para dar con este tipo de iniciativas.

“Abrir el placar y saber que lo que vayas a usar contribuirá a una sociedad mejor, reconforta y es lo que nos hace lindas. Eso es estar a la moda para mí”, finaliza Balbi.

Mirá también

clubwifiusa


Sources:
clarin-com

Related posts

Horóscopo del sábado 4 de marzo de 2017

admin

Reunión con la Comisión Consultiva del Área Metropolitana

admin

Cacho Bárbaro descartó ir en la lista de diputados provinciales

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.