Bolivia países

Medio maratón porteña: gritos, lágrimas y emociones de los que cruzaron la meta – 25/08/2019

Medio maratón porteña: gritos, lágrimas y emociones de los que cruzaron la meta - 25/08/2019



Los cuerpos venían derechos como palitos: cabezas erguidas, codos flexionados en ángulo recto, manos firmes. Pero al cruzar la meta se expandían o desarmaban. Algunos corredores abrían el pecho y levantaban los brazos, otros caían de rodillas. Otros lloraban y otros usaban los ojos para buscar entre la multitud caras conocidas.

El medio maratón de la Ciudad de Buenos Aires se vivió con emoción entre los 20 mil corredores que completaron los 21 kilómetros. Hubo gritos, lágrimas, abrazos, remeras revoleadas por el aire y muchas fotos.

Medio maratón de Buenos Aires. Se corrió este domingo en la Ciudad. Foto: Mario Quinteros.

Newsletters Clarín

¿Qué hacemos este fin de semana? | Todas las propuestas para que organices tu finde.

Todos los sábados por la mañana.

El primer cuerpo, el que rompió la cinta de la meta antes de la hora (59 minutos y siete segundos), fue el del keniata Bedan Karoki. Lo hizo con los brazos en alto y después con la bandera de su país en la espalda. A él le siguieron decenas de miles.

“Llegar es sentir que sos el primero. Después de tanto esfuerzo físico es un orgullo para uno mismo, no importa el tiempo que demandó”, dijo a Clarín René Contureyuzon. Dos horas y cuatro minutos le llevó completar el circuito que atravesó Belgrano y Palermo, después subió por Diagonal Norte, siguió por Avenida de Mayo hacia la 9 de julio, continuó por la autopista Illia, bajo por el túnel de Salguero y retomó por Figueroa Alcorta y Monroe hasta llegar al mismo lugar desde donde fue la largada.

“En la meta uno se relaja, después de tanto esfuerzo. Esto no es solamente hoy, sino toda la preparación previa. Llegar es el broche a ese entrenamiento”, agregó Mariano de La Plata. A su lado, Gerardo, del mismo running team (Training Fit de La Plata), sumó: “Hay compañeros del equipo que perdimos y cruzar la meta fue mirar hacia arriba y pensar en ellos”.

La lógica de equipos, fuesen o no grupo de entrenamiento, se repetía por todas partes. Virginia, Fiama, Verónica y Nancy de FG Runners de Necochea y de SS Team de Tandil elongaban juntas, sentadas en el pasto.

Una de ellas decía: “Llegar a la meta es siempre emocionante. Corro desde hace ocho años, pero cada competencia es distinta. Y terminarla me hace llorar. Hoy lloré como siempre”. Otras, al cruzar la meta, gritaron para exorcizar el esfuerzo y otras levantaron sus brazos y aplaudieron. Otros como Leandro Lara Cevallos movieron los brazos y llamaron a sus amigos a reunirse.

Mirá también

“Somos cinco del Regimiento de Artillería 1 Brigadier General Tomás de Iriarte. Es un equipo que se está formando este año pero tenemos muchos objetivos: la semana que viene vamos a correr a la nieve en Neuquén”, describió Lara Cevallos. De su mochila colgaba una bandera roja, la misma que desplegó al completar los 21 K. “Pocos metros antes, empecé a desenganchar la bandera y nos fuimos llamando a gritos, uno a uno. Si alguien estaba más atrás, lo esperábamos. La meta se atraviesa juntos”. 

clubwifiusa


Sources:
clarin-com

Related posts

Horóscopo para este viernes 12 de enero de 2018

admin

La economía alemana crece con fuerza en el tercer trimestre

admin

Italia insiste en criminalizar a las ONG que rescatan inmigrantes

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.