países Uruguay

MUNDO – Newsletter – 24/08/2019

MUNDO - Newsletter - 24/08/2019



Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores

Suscribirme

Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar

Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usuario y contraseña.

Amazonia en llamas, Maduro desautorizado, Argentina ¿más tranquila?

¡Buen día, amigo lector! Esta semana tuvimos de todo. Los incendios en la Amazonia derivaron en una crisis diplomática franco-brasileña y amenazan el acuerdo Mercosur-Unión Europea, además de taparnos de cenizas a los uruguayos.
Estados Unidos confirmó las conversaciones con personeros del régimen en Venezuela, y quedó claro que fueron a “espaldas” de Nicolás Maduro.
En Argentina, los mercados se tomaron un respiro, aunque no se puede hablar de que la tormenta pasó; en estas horas llegó una misión del FMI y lo que diga será determinante.
Fuera de la región, en la francesa Biarriz comienza hoy sábado la cumbre del G7, que además de las cuestiones comerciales y de defensa que siempre tiene en agenda, tratará los incendios en la Amazonia.
Los barcos humanitarios Open Arms y Ocean Viking lograron desembarcar a los inmigrantes que rescataron del Mediterráneo, pero la cuestión de la migración ilegal a Europa desde el norte de África está lejos de solucionarse.
En Italia cayó el gobierno del primer ministro Conte y ahora se negocia otra coalición sin el extremista Matteo Salvini.
Y Donald Trump dejó a todos helados con su idea de comprar Groenlandia.

¡Fuego, fuego!

El fuego sigue avanzando en la Amazonia. Foto: Reuters

Estaba claro que Jair Bolsonaro no se iba a llevar bien con los ambientalistas, y que algún lío iban a tener tarde o temprano. Pero nadie imaginaba que fuera de las dimensiones que tomaron los incendios en la Amazonia, sin exagerar una de las tragedias ambientales más graves que ha sufrido Sudamérica en los últimos años.
Cómo se inició el fuego es motivo de polémica. Bolsonaro sospecha de gente de las ONG a las que les recortó los recursos —“perdieron la ‘teta’, es sencillo”, dijo el presidente—. Estas organizaciones, en cambio, apuntan al discurso “antiambiental” de Bolsonaro que, según ellas, les dio luz verde a los grandes hacendados e inversionistas mineros para deforestar la Amazonia.
Más allá de quién tiene razón, hoy lo más urgente es apagar el incendio, y para ello Bolsonaro autorizó la intervención de las Fuerzas Armadas brasileñas, que además de hacer de bomberos, deberán evitar todo tipo de atropellos que se puedan dar aprovechando el caos en zonas remotas.
El incendio que perdurará por un tiempo luego de que se extinga el último foco en la Amazonia, será el diplomático. Es que el fuego amazónico le dio pie al presidente francés Emmanuel Macron para reiterar sus diferencias con Bolsonaro sobre cuestiones ambientales, y de paso volver a poner en duda la ratificación del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).
¿Realmente Macron está preocupado por el daño ambiental, o la situación le sirve para defender el proteccionismo a algunos sectores agrícolas franceses? ¿Bolsonaro sospecha realmente de las ONG, o las usa en su estrategia de desarrollar la explotación de recursos que tiene la Amazonia y que ahora están en áreas protegidas? Las suspicacias se las dejo al lector.
Lo cierto es que tenemos un problema grave, que está afectando además a Bolivia y Paraguay, y a Argentina y Uruguay que podrían ver cubiertos sus cielos del humo amazónico.

A “espaldas” de Maduro

Nicolás Maduro. Foto: Reuters

John Bolton, el asesor en seguridad nacional de la Casa Blanca, confirmó que el gobierno de Donald Trump ha estado conversando con funcionarios del régimen de Venezuela a “espaldas” de Nicolás Maduro. El propio Trump habló del tema, dijo que los contactos fueron a muy alto nivel, pero no dio nombres. Según medios estadounidenses, al que contactaron al menos en dos oportunidades fue al mismísimo Diosdado Cabello, el “número dos” del régimen y uno de los más temidos por la oposición en Venezuela. Cabello está en la lista de sancionados por Estados Unidos, y su historial hace difícil creer que se pueda salvar en caso de un giro político en Venezuela.
Estas conversaciones lo que mostraron una vez más es la desorientación de Maduro. El presidente venezolano primero las negó, luego dijo que fueron bajo su “autorización”, y finalmente tuvo que callar cuando Bolton reveló que fueron a sus “espaldas”. Es decir, Maduro se estaba sacando cartel de algo de lo que no tenía idea.
Pero el hombre sigue firme en el poder. Y eso solo se explica por el apoyo que tiene de los mandos militares y gracias a lo que aprendieron de Cuba. Un informe de la agencia Reuters explica por primera vez cómo se gestaron los acuerdos entre Fidel Castro y Hugo Chávez para reorganizar el servicio de inteligencia militar venezolano, hoy el principal brazo represor de Maduro.

Aguantando el temporal.

El presidente Macri saluda a Hernán Lacunza, su nuevo ministro de Economía. Foto: AFP

En Argentina, dos semanas después de las PASO que desataron una tormenta económica, los mercados siguen sensibles pero algo más tranquilos. El cambio de ministro de Hacienda ayudó. Hernán Lacunza —que asumió formalmente el martes 20, pero que desde el sábado 17 venía trabajando en reuniones con su antecesor Nicolás Dujovne y el presidente Mauricio Macri—, llamó a un acuerdo y abrió un diálogo con referentes económicos de los candidatos opositores, en particular con el equipo de Alberto Fernández, el favorito para ganar en octubre.
“El mercado —dijo Lacunza— le presta más atención al futuro que al presente”. ¿Tiró la toalla el gobierno de Macri? Interprete usted la frase.
Macri y Fernández también aportaron lo suyo. Volvieron a hablar y coincidieron, aunque no al mismo tiempo, en un evento del diario Clarín. El presidente descartó más cambios en el gabinete, y el candidato opositor ahuyentó el fantasma del default y del cepo cambiario, dos tristes recuerdos de los gobiernos K de los que formó parte.
Este fin de semana llegó a Buenos Aires una misión del FMI en el marco del préstamo por 57.000 millones de dólares que acordó Macri y que Fernández promete revisar si gana. Lo que diga el FMI puede agregar más tranquilidad a una Argentina sensible, o desatar otra tormenta a solo dos meses de las elecciones.

La frontera del Mediterráneo

Foto: AFP

El Open Arms pasó 19 días en el Mediterráneo con más de un centenar de inmigrantes sin poder desembarcar en la isla italiana de Lampedusa. El Ocean Viking, otro barco humanitario que rescata inmigrantes en el mar, también estuvo días con más de 300 personas a bordo sin que se les permitiera atracar. Estos son solo dos ejemplos de situaciones que se dan permanentemente en el Mediterráneo y que chocan con una barrera política en Italia: la negativa del ministro del Interior, Matteo Salvini, de abrir los puertos a los inmigrantes que llegan a Europa desde el norte de África.
Algunos países acordaron recibir a estos inmigrantes. Buena señal, pero no deja de ser un parche a una crisis que demanda una solución más radical, y que por ahora Europa no ha podido consensuar debido a cuestiones ideológicas.

Otro gobierno italiano, y van …

Matteo Salvini, líder de la extrema derecha italiana,

Ya que hablamos de Italia, veamos en qué derivó la crisis que desató Salvini, líder de la ultraderechista Liga, al romper la coalición con el Movimiento 5 Estrellas (M5S). La decisión de Salvini llevó a que cayera el gobierno del primer ministro Giuseppe Conte.
Italia tiene una larga tradición de gobiernos destronados. En los últimos 71 años ha tenido 62 gobiernos; una media de un año, un mes y 22 días cada uno. El de Conte llevaba un año y dos meses.
Ahora se abre un período de negociaciones. Se forma nuevo gobierno o se llama a elecciones. Lo interesante en este caso, es que Salvini, que provocó la crisis, puede terminar sin el pan y la torta. En estas horas su antiguo aliado M5S está negociando una coalición con el Partido Democrático, de centro izquierda, en la que no se lo contempla.
El presidente Sergio Mattarella les dio plazo hasta el martes para llegar a un acuerdo.

Groenlandia no se vende.

Vista de Groenlandia. Foto: Reuters

Primero fue un rumor, que luego se confirmó. Donald Trump está interesado en comprar la enorme isla helada de Groenlandia, un territorio autónomo que pertenece al Reino de Dinamarca, con una gran riqueza minera y en un punto estratégico en el hemisferio norte.
La oferta cayó antes de presentarse. La primer ministro danesa Mette Frederiksen consideró “absurdo” el planteo de Trump, lo que molestó al presidente estadounidense que canceló una visita programada a Dinamarca para el 2 de septiembre. La cancelación fue tan drástica como todo lo que suele hacer Trump. Por twitter y sintiéndose ofendido por la negativa danesa.
Pero como experimentado hombre de negocios, Trump no es de los que aceptan un no tan fácilmente. Veremos si en este caso se sale con las suyas o su interés por Groenlandia se va derritiendo.

Hasta el próximo sábado.

Si desea suscribirse a algunas de las newsletter de El País, solo haga clic.

clubwifiusa


Sources: elpais.com.uy

Related posts

Ximena Sariñana dice que una canción de Los Ángeles Azules es famosa por ella

admin

La lucha por una Democracia Obrera

admin

Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción expulsa a Odebrecht

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.