Economía

El pánico a una recesión global ya es una realidad: Wall Street anticipa caídas de más del 1%

El pánico a una recesión global ya es una realidad: Wall Street anticipa caídas de más del 1%


Tras una efímera calma, se avecina una fuerte tormenta. Los futuros norteamericanos anticipan una auténtica sesión bajista en Wall Street este miércoles. Se esperan caídas superiores al 1% en los principales índices de la bolsa de Nueva York. Los malos datos macro que se han conocido en Europa y China han disparado las alarmas, provocando incluso que la renta fija estadounidense esté dando las mismas señales que antes de la crisis financiera que comenzó en 2008.

El optimismo por los avances en las negociaciones entre Estados Unidos y China se ha ido con la misma rapidez con la que apareció ayer en los mercados mundiales. Este martes se conoció que el gobierno norteamericano, presidido por Donald Trump, había decidido reducir el número de productos chinos a los que aplicará aranceles al tiempo que retrasaba la entrada en vigor de estos al 15 de diciembre. Una información que hizo que las bolsas de Europa se giraran al alza y, más tarde, impulsó claramente al mercado bursátil estadounidense.

Pero el escenario este miércoles es totalmente distinto. La sesión en EEUU está precedida por las fuertes ventas en el mercado bursátil europeo. Y todo ello se debe al evidente temor a una nueva recesión global. Los inversores optan por refugiarse en activos ‘seguros’, al mismo tiempo que salen de aquellos que no son considerados como tal (los precios del petróleo bajan hasta un 2%).

La curva de tipos se ha invertido

Muestra de ello es, por un lado, que la onza de oro sube hoy a 1.520 dólares, niveles no vistos en cinco años. Por otro, y aún más importante, el bono estadounidense a diez años (Treasury) también baja de forma destacada hasta el 1,60%; por momentos incluso cae por debajo de la rentabilidad del bono norteamericano a dos años (en torno también al 1,60%). Ello provoca la conocida como inversión de la curva de tipos, un movimiento que suele anticipar con cierta precisión la llegada de una recesión. De hecho, no se producía tan claramente desde 2007, cuando ‘alertó’ de la crisis financiera global que comenzó poco después.

En Reino Unido también se ha invertido la curva de tipos (del cruce igualmente entre los bonos de dos y diez años), aunque haya sido brevemente. Algo que no sucedía tampoco desde 2008.

Asimismo, el bono alemán a diez años (bund), tomado como referencia en el mercado de renta fija, ha llegado a situar su interés en el -0,637%.

Alemania abre la puerta a la recesión

¿Pero a qué se debe todo este pánico generalizado? A las malos datos macro que se han conocido a lo largo de esta mañana en distintos lugares del planeta. De madrugada se ha conocido que la producción industrial de China creció en julio a su menor ritmo en más de 17 años.

Más tarde, y más importante, Alemania ha publicado su producto interior bruto (PIB) del segundo trimestre: la economía germana se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre del año, con lo que abre la puerta a una recesión (un escenario que logró esquivar ‘por poco’ a finales de 2018).

Asimismo, se ha conocido que el PIB de toda la zona del euro creció a la mitad entre abril y junio debido al ‘lastre’ de la economía alemana. En tasa mensual, el aumento fue del 0,4%.

Además, la tasa de inflación de Reino Unido se situó en julio por encima del 2% interanual, el objetivo marcado por el Banco de Inglaterra. En Francia, el índice de precios de consumo (IPC) en el mismo periodo se ralentizó al 1,1% mientras la tasa de paro cayó al 8,5% en el segundo trimestre, su nivel más bajo desde 2009.

¿Hasta puede caer Wall Street?

Ante todas estas malas señales, todo apunta a que los inversores también optarán por vender de manera masiva en la bolsa de Nueva York este miércoles.

En consecuencia, cabe preguntarse: ¿hasta dónde pueden caer los índices estadounidenses? Según explican desde Ecotrader, el S&P 500 y el Dow Jones encuentran sus soportes en los 2.600 y los 23.500 puntos, respectivamente.

Estos expertos recomiendan no comprar bolsa estadounidense hasta que se alcancen esos “soportes críticos”. Hasta entonces, aseguran, no se debe “aumentar exposición de forma significativa”.

clubwifiusa


Source: eleconomista.es (Noticias destacadas por elEconomista)

Related posts

La fórmula Oblak-Griezmann bate a un Celta sin Aspas

admin

Lambán, elegido presidente de un gobierno cuatripartito en Aragón

admin

Herido muy grave un hombre de 81 tras ser atacado por tres perros rottweiler

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.