Rodexo
Tecnología

Trenes voladores, coches autónomos… Así será el mundo dentro de 20 años

Trenes voladores, coches autónomos... Así será el mundo dentro de 20 años


El ser humano siempre ha mostrado curiosidad por saber qué le depara el futuro, sobre todo en el último siglo. Cuando ‘Regreso al Futuro II’ se estrenó en 1989, lo que más llamaron la atención fueron los artilugios mostrados en un hipotético 2019. Algunos de esos inventos se han convertido en realidad; por ejemplo, utilizar la huella dactilar para abrir la puerta de una casa, controlar un dispositivo por voz o la videollamada. Este artículo realiza una apuesta por cómo será la vida cotidiana dentro de veinte años en cinco apartados en los que se está investigando actualmente:

Uno de los transportes para distancias largas en lo que están trabajando algunas empresa busca combinar la comodidad para llegar hasta el tren dentro de las ciudades y la velocidad del avión. La francesa Akka Technologies es una de las que apuesta por este medio de transporte, al que denomina ‘Link & Fly’. Su idea es llevar la zona de carga del avión al centro de la ciudad para embarcar allí a los pasajeros, anexionándola en el aeropuerto a la estructura que contiene la cabina de los pilotos, los motores y las alas. Akka sostiene que ya tiene un prototipo a tamaño reducido con el que ha ejecutado varios vuelos. Con su propuesta, esta empresa pretender aumentar el número de vuelos de cada avión reduciendo el tiempo en tierra y facilitar el mantenimiento de la cabina, entre otras soluciones a problemas actuales.

No hace falta imaginarse el futuro para llegar a la conclusión de que ahí estarán los drones, las naves pilotadas a distancia. Entre las aplicaciones que empiezan a ser habituales están la agricultura, la filmación topográfica, el medio ambiente, la obra civil o la minería, pero no tardarán en incorporarse otras como el control de fronteras, la intervención en emergencias o la contribución a las llamadas ‘ciudades inteligentes’. El ‘Plan Estratégico para el Desarrollo del Sector Civil de los Drones en España 2018-2021’ establece que para 2030 habrá drones que transporten cargas pesadas a más de 4.000 metros de altitud y trasladen viajeros a más de 120 metros de altitud. Bajo esta cifra habrá aerotaxis que cubran pequeñas distancias urbanas y otros que entreguen paquetería al destinatario, algo en lo que Amazon lleva tiempo trabajando.

Las autoridades ya se están preparando para el incremento de drones a nuestro alrededor. En junio de este año la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) ha publicado el nuevo reglamento europeo de drones para garantizar que las operaciones con estos aparatos sean seguras, respetándose la seguridad y privacidad de los ciudadanos.

El tren-avión está destinado al transporte colectivo, pero el particular también será aéreo… La holandesa PAL-V (‘Personal Air and Land Vehicle’) ha fabricado el PAL-V Liberty, que será el primer automóvil volador disponilble comercialmente. En realidad es un híbrido entre coche y autogiro, que necesita espacio para despegar y aterrizar.

Pero las tendencias apuntan en la dirección de los VTOL, vehículos voladores que despegan y aterrizan en vertical. Sin ir más lejos, la empresa china EHang ha presentado el modelo 216, un biplaza eléctrico que alcanza una velocidad de 130 km por hora y tiene una autonomía de vuelo de 35 kilómetros, previo pago de 300.000 euros.

Incluso es posible que se desarrolle antes que la conducción autónoma, ya que todo se regulará desde el principio. Uber pretende ser pionera en este terreno con el proyecto Uber Elevate, un servicio de helitaxis compartidos que podría empezar a funcionar en 2023. Hace uno meses se supo que está colaborando junto con la fabricante de helicópteros Bell en el desarrollo del Nexus, un modelo híbrido de 2,5 metros de longitud para hasta 5 personas, con una velocidad máxima de 241km/h. Al principio tendrá piloto pero dentro de unos años la intención de Bell es que se convierta en un vehículo autónomo.

El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing también está probando su prototipo PAV (‘Passenger Air Vehicle’), que será un vehículo aéreo autónomo y eléctrico pensado para la movilidad urbana. Actualmente tiene una autonomía de unos 80 km.

4.

La consolidación de la realidad mixta

Mucho se ha hablado en la última década de realidad aumentada y realidad virtual. La primera consiste en superponer en una pantalla (como la del móvil) objetos o información digital a la realidad que nos rodea, mientras que la realidad virtual ‘transporta’ al usuario a mundos creado por ordenador. En los últimos cinco años la realidad virtual ha experimentado un fuerte empuje tanto en la calidad de la imagen -con dispositivos como HTC Vive-, como en la posibilidad de utilizarla con consolas -con PSVR en PlayStation 4- o en la autonomía -es el caso de Oculus Quest, que no necesita cables que vayan desde el cuerpo del jugador a un dispositivo estático-.

El fabricante de automóviles Ford ya está utilizando el programa de realidad virtual ‘Gravity Sketch’ para crear el renderizado de componentes e incluso de automóviles, lo que ahorra meses de tiempo respecto al uso de programas de diseño clásicos: permite ver desde muy cerca todas las líneas del objeto que se está creando.

La realidad aumentada también avanza a pasos agigantados. Google la está implementando poco a poco para ofrecer información adicional en la vista de satélite de Google Maps.

Pero esto no es más que el principio y hay una tecnología que está empezando a dar sus primeros pasos: la realidad mixta. Ésta escanea el mundo real y lo reproduce en un mapa 3D, al que añade capas de información creadas por ordenador. Así, el mundo digital y el físico se funden. Una de las empresas a la vanguardia de esta tecnología es Magic Leap, que puso a la venta sus Magic Leap One hará unos meses para la experimentación en el ámbito profesional.

Aunque los dispositivos tienen capacidades muy limitadas actualmente, el futuro se presenta prometedor para la realidad mixta, y en un par de décadas puede formar parte de la vida cotidiana. Por ejemplo, si tenemos una avería en carretera podemos llamar al técnico, que podrá ‘ver’ lo que sucede e irnos guiando para solucionarla; o colocar de forma virtual los muebles de una habitación para ver cómo será el resultado sin necesidad de comprarlos o recolocarlos.

Otras aplicaciones prometedoras de la realidad mixta son la educación y la medicina: el cirujano puede planificar una operación más al detalle utilizando las pruebas que se hayan realizado al paciente y, ya en el quirófano, pude visualizarlas al mismo tiempo que opera para irse guiando. A la hora de aprender anatomía o cualquier otra materia que precise modelos visuales, éstos se podrán reproducir al detalle en la realidad mixta. De hecho, es probable que la realidad mixta cambie el concepto de la educación, ya que los alumnos podrán ver cómo era vivir en un castillo medieval o viajar a Saturno.

5.

Un mundo hiperconectado

Casi todas estas perspectivas de futuro serán posibles gracias a los avances en la conectividad, que posibilitarán las incipientes redes 5G. Con una menor latencia y más rapidez de conexión a través de Internet, pasaremos a estar en un mundo hiperconectado en el que la mayoría de objetos intercambiarán información. Esto supone que no hará falta un ordenador para conectarse a Intenet porque todo a nuestro alrededor lo estará. La nevera comprará leche en el súpermercado cuando se acabe y un dron nos traerá la compra a casa mientras nuestro asistente virtual (sin necesidad de preguntarle), nos proporcione la agenda diaria y la información que necesitemos.

Todo esto, claro, suponiendo que las mejores previsiones de futuro se cumplan y la tecnología siga el rumbo actual.


Related posts

Análisis de Dirt Rally 2.0 para PS4, Xbox One y PC

admin

La plataforma televisiva LOVEStv, premiada por el jurado de los premios HBbbTV de Berlín

admin

Internet, el negocio de la adicción y el futuro

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.