Rodexo
Bolivia países

Carlos Morán: una historia sin escalas que va del estudio de las leyes a la pasión por el piano – 12/08/2019

Carlos Morán: una historia sin escalas que va del estudio de las leyes a la pasión por el piano - 12/08/2019



La de Carlos Morán está lejos de ser una de la típica historia del pianista que descubre su pasión por el instrumento en su primera infancia, y que desde entonces no transita más caminos que el de la música, para concluir inexorablemente en una vida que transcurre entre salas de conciertos y teatros de mayor o menos envergadura.

A diferencia de aquellas, en las que el arte es el Norte ineludible desde la cotidianidad más temprana, la novela que une a Morán con la música fue prologada por una etapa en las notas sobre el pentagrama eran apenas un recreo en un devenir que apuntaba todas sus expectativas en la carrera de Derecho.

Carlos Morán será el protagonista de la Gala de celebración de los 120 años de la Cátedra de Urología de la UBA con un programa que define “de alto impacto”. (Foto: Gentileza prensa/Sebastián Rosenbaum)

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Sin embargo, la pasión de Morán por el estudio de las leyes se fue diluyendo al mismo tiempo que, una vez que empezó a estudiar en serio con el pianista argentino Néstor Zulueta en la UNA, a los 19 años, se enamoraba completamente del instrumento y sumaba repertorio. Un posterior período de formación técnica con Fernando Pérez y un reciente viaje a Europa terminaron de redondear una vocación muy fuerte, que actualmente sigue desarrollándose con José Luis Juri.

El currículum del músico, de 30 años, que el miércoles 14 de agosto brindará un recital de piano en el salón Dorado del Teatro Colón, en el marco de la Gala Celebración de los 120 años de la Cátedra de Urología de la Universidad de Buenos Aires, revela también que terminó la Licenciatura en Composición en la UCA y que actualmente cursa el último año de la Licenciatura en piano en la Universidad Nacional de las Artes; que en 2015 ganó la beca del Mozarteum Argentino, y al año siguiente la beca del 17º Festival Internazionale dei Duchi d`Acquaviva realizado en la Ciudad de Atri, Italia.

Además, desde 2012, Morán se presentó en diversos escenarios de nuestro país y participó también en numerosos festivales internacionales,

-¿Cómo es tu presente después de que volviste de Europa?

-Me relajé un poco, para bien. Venía estudiando unos cuantos años enfocado sólo en la técnica y no tanto en la música. Y también pasé mucho tiempo encerrado. Cuando gané la beca del Mozarteum, lo leí como una señal de que las cosas iban bien. Me comprometí y pasé todo ese año estudiando entre 6 y 8 horas por día, todos los días sin excepción. Cuando terminó el año, hice un balance y fue negativo.

-¿Por qué?

-Porque hubo un avance, pero no fue acorde con el tiempo que había dedicado. Fue un progreso técnico no mucho mayor que los otros. Eso me quitó muchas vivencias y no sé si uno puede desarrollarse como artista encerrado en su casa. En Europa nadie lo vive como una tortura; también se diverten, salen… Me hizo bien experimentar otra vivencia de la música. A mi edad hay un quiebre y surgen preguntas: por qué estoy haciendo música, qué es la música. Antes no me lo planteaba.

-No parece muy compatible una vida social activa con una carrera profesional de pianista, ¿no?

Existe el prejuicio, como el músico de la época del romanticismo, pero hay que ser medido. Hay que pasar muchas horas por día tocando, como un atleta que lleva una disciplina, un cuidado, pero también un gran amor. A mí, hacer foco en la música y menos en la técnica me renovó el amor por el piano.

Carlos Morán. El pianista argentino apuesta a hacer foco en la música, y no tanto en la técnica. (Foto: Gentileza prensa/Sebastián Rosenbaum)

-¿Qué programa vas a tocar en tu presentación en el Salón Dorado?

-Como voy a tocar en el marco de una Gala Celebración para la cátedra de Urología, y tal vez es un público que quizás no está tan inmerso en la música clásica, voy a empezar con La tempestad, una sonata clásica de Beethoven. Después seguiré con los Funerales de Liszt y voy a terminar con algo moderno: los Valses nobles y sentimentales de Ravel. El cierre será con con las Tres danzas argentinas, de Alberto Ginastera.

-¿Cuál es el eje sobre el que trabajás, al armar un repertorio?

-En este caso busqué obras de alto impacto. Los Valses de Ravel no te hacen saltar de la butaca, pero es una obra preciosa y quiero que se escuche. Y cierro con Ginastera porque tiene un impacto más fuerte. Es música argentina… Invita al aplauso. Cuando armás un programa siempre pensás en darle cierta coherencia. Y, por otro lado, que el público pueda disfrutar.

Carlos Morán toca el miércoles 14 de agosto a las 17 horas, en el Salón Dorado del Teatro Colón, Libertad 651, con entrada libre y gratuita.

E.S.​



Sources:
clarin-com

Related posts

Hallan torso humano en Xochimilco

admin

El jefe de la polica de Eslovaquia, cesado por el caso del periodista asesinado

admin

Arabia Saudí extiende la alfombra roja a una autoridad cristiana | Internacional

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.