Puerto Rico

La Policía dice tener un plan para prevenir los “carjackings”

La Policía dice tener un plan para prevenir los "carjackings"


Frente al despunte más reciente de “carjackings” en la isla, la Policía asegura haber implementado un plan de seguridad dirigido a prevenir estos delitos y tratar de esclarecer aquellos ya cometidos.

Desde agosto, se ha reportado más de una docena de casos de “carjackings” en la isla, de los cuales cinco ocurrieron entre la noche del pasado miércoles y la madrugada del jueves.

Al 6 de agosto, se había reportado, a nivel isla, un total de 341 “carjackings”, cuatros menos que el año pasado para la misma fecha. Las áreas policíacas más afectadas son Caguas y Bayamón, con aumentos de 14 y 16 casos, respectivamente, pero es San Juan la zona con la mayor cantidad de casos con 109, una merma de 22 al comparar con 2018.

La Policía no brindó la tasa de esclarecimiento de esos delitos, como le solicitó El Nuevo Día.

Se trata de un “crimen de oportunidad”, dijo el comisionado de la Policía Municipal de Bayamón, Ángel Jiménez.

“El delincuente ve que el ciudadano no crea conciencia del entorno en que está, que no mira a los alrededores, que tiene la puerta sin el seguro puesto y se estaciona en lugares oscuros”, comentó Jiménez a este diario.

Buena parte de los casos más recientes han ocurrido en San Juan, incluyendo el asesinato, el 6 de agosto, del chofer de Uber Eats, Carlos Gilberto Ponce Fernández, en Santurce. Carlos Rafael Rosario Morales admitió haber cometido el crimen, dijo la Policía, y el caso se manejará en la jurisdicción federal. Ponce Fernández se convirtió en el tercer chofer asociado con la compañía víctima de “carjacking” en dos días.

El coronel Juan Cáceres, jefe del área policíaca de San Juan, sostuvo que se ha implementado un plan de patrullaje preventivo en Santurce y Río Piedras.

“Se está haciendo un plan para las horas nocturnas, vigilando áreas cercanas a garajes de gasolina, cerca de los cajeros automáticos y en sitios de comida rápida donde la gente no toma las precauciones debidas o sacan dinero”, dijo Cáceres.

A pocas horas del asesinato de Ponce Fernández, ocurrido el martes a las 11:25 p.m. frente a un Burger King de la avenida Roberto H. Todd, en Santurce, tres menores de edad fueron aprehendidos en Hato Rey a bordo de un Toyota Corolla robado a un chofer de Uber. Los tres menores son del área de Monacillos.

“La información es que aparentemente son sospechosos de otros robos”, dijo Cáceres.

El Municipio de San Juan no contestó una petición de información sobre cómo su fuerza policial está atendiendo este problema.

El coronel José Juan García, director de la zona policíaca de Caguas, que también comprende Juncos, Gurabo, San Lorenzo y Aguas Buenas, dijo que se está atendiendo el problema con un grupo de prevención adscrito a la Comandancia de Caguas, en unión a la información levantada por la Unidad de Inteligencia y la División de Robos.

“Los ‘carjackings’ son una prioridad, particularmente en las carreteras PR-1 y la PR-30 entre Gurabo y Juncos,aunque hay muy pocos en la población (casco urbano) de Caguas”, dijo. “Se dan muchos casos en que velan al individuo desde que se monta en el vehículo en la marquesina”.

García reconoció el aumento reportado en la estadística, pero reclamó cómo se pudo desarticular, el año pasado, la pandilla de Edwin Omar Gómez Caraballo, alias “Cásper”, presunto líder de un grupo que cometió al menos 40 “carjackings” y varios asesinatos en la zona de Las Piedras, Humacao Juncos y Cayey. Entre estos crímenes, figuró la muerte de un empleado de un negocio de tripletas y un individuo asesinado en medio de un “carjacking” para robarle una guagua Toyota Tacoma.

García también reclamó liderar el esfuerzo para desarticular otra pandilla del barrio Canta Gallo, en Juncos, que cometía “carjackings”. De hecho, al momento de realizarse el operativo en que fueron arrestados se les ocupó cuatro vehículos, todos robados a mano armada.

Luis Miranda, expolicía estatal y asesor en seguridad del alcalde de Caguas, William Miranda Torres, explicó que los esfuerzos de la municipal se concentran en la prevención, particularmente en centros comerciales y con más ahínco en los turnos nocturnos. Aseguró que existe una buena comunicación con el Cuerpo de Investigación Criminal de Caguas y comparten inteligencia.

“El ‘carjacking’ es como el asesinato, que es difícil de prevenir. Están cazando a la víctima y buscan el momento más idóneo o a la persona más despistada. También, se cercioran los criminales de que haya pocas probabilidades de que los arresten”, dijo.

Al 6 de agosto, el municipio de Bayamón reflejaba un total de 42 “carjackings”, igual cifra que el año pasado para la misma fecha. Encabeza la estadística el precinto de Bayamón Sur, que cubre las urbanizaciones Caná, Bella Vista, Santa Juanita, Irlanda Heights y Lomas Verdes.

“Este delito se da mayormente en las avenidas principales, pero se trabaja como se trabaja el de vehículo hurtado”, explicó, al comentar que la Policía comparte con la fuerza policíaca que dirige mapas que reflejan claramente dónde se comenten los delitos, lo que se conoce como “maping”.

clubwifiusa


Sources: metro.pr

Related posts

Piden investigar el precio de la gasolina – elVocero

admin

Varios médicos advierten sobre aumento en casos de micoplasma

admin

Detienen a casi 200 inmigrantes en área de Los Ángeles

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.