fbpx
Bolivia países

Autos disponibles por suscripción – 11/08/2019

Autos disponibles por suscripción - 11/08/2019



En la encrucijada entre el consabido servicio de rent-a-car (que generalmente es para personas de nivel adquisitivo alto en viajes de negocios), la más reciente tendencia de car sharing en los países desarrollados (para ahorrar costos y, por qué no, contaminar menos) y… Netflix, a Leonardo Iglesias se le ocurrió un negocio: ofrecerle a la gente la posibilidad de que alquile horas de auto.

A grandes rasgos, del mismo modo en que se puede ver una película por Netflix sin comprarla, Iglesias creó una plataforma web donde no sólo es posible alquilar un auto por unos pocos días. También se puede optar por programar la cantidad de días en que se necesitará un vehículo en el lapso de un mes, y suscribir su uso a un costo mucho más económico que el de los servicios tradicionales.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

“Yo quería evolucionar el servicio de rent-a-car tradicional hacia un formato más flexible, digital y rápido, sin papeles y más económico para el usuario”, dice Iglesias, quien comenzó a trabajar en este proyecto en abril de 2018. En efecto, una de las innovaciones fundamentales de esta propuesta es que no está dirigida a los segmentos de alta gama —“el millonario que hoy quiere salir en un Porsche colorado y al día siguiente, un BMW negro”—, sino a un target que valora la posibilidad de ahorrar.

“En la Argentina, el precio de los autos es ridículamente alto, por no mencionar el valor impositivo, la patente y el seguro. Tener un auto es muy ineficiente en términos económicos”, argumenta Iglesias. “Y la cuestión financiera hace que al inmovilizar un capital de, por ejemplo, $500.000 (que ya es un valor bajo para un 0 kilómetro) pierdas anualmente 50% de ese valor”.

En relación con los automovilistas que no disponen de recursos como para acolchar esta ineficiencia, otra de las innovaciones de VoyEnAuto es la practicidad. Por ejemplo, en los servicios de este estilo que ya existen en el mercado, de todas formas hay que pasar a retirar el auto por las instalaciones de la empresa prestadora, y después regresar para devolverlo. “Nosotros te llevamos el vehículo adonde vos estás, y cuando querés devolverlo podés programar a qué hora y por qué dirección pasamos a retirarlo”, destaca Iglesias.

Mirá también

VoyEnAuto ofrece ocho categorías de vehículos —desde económicos hasta premium, pasando por los ecológicos—, cada una de ellas con siete opciones de marcas. En la modalidad de alquiler, el precio a consumidor final arranca en $1.100 por día. En la modalidad suscripción, el valor es desde $830 por día. “El cliente se mete en nuestra plataforma, programa la cantidad de días en que piensa usar el auto por mes, y ésta calcula la diferencia entre alquilarlo o suscribirlo”, explica el emprendedor.

En síntesis: al ser todo digital, también se vuelve transparente y expeditivo. “En la plataforma tenés no sólo los precios, sino también la descripción de los vehículos con los modelos”, enfatiza Iglesias. “No hay ninguna posibilidad de que pidas un auto y te llegue algo distinto ni con problemas de mantenimiento. Tampoco tenés que dejar papeles en ningún lugar. O sea: le sacamos todo lo malo al car sharing.” La firma inició operaciones en mayo con una flota de 50 vehículos, “todos propios y todos 0 kilómetro”, subraya el emprendedor. El objetivo es llegar a 150 unidades en el primer año o año y medio de actividad. Una meta para la cual la crisis no es un obstáculo, porque comprarlos en forma corporativa es “un regalo” en comparación con los precios que se les piden a los compradores particulares, especialmente cuando las variables macroeconómicas entran en turbulencia. Entonces “el gap entre los dos precios se vuelve demente para los individuos, pero para nosotros es el clásico ‘crisis es oportunidad’”, apunta Iglesias, quien se asoció en esta empresa con su papá, José Luis.

El emprendedor cree que la venta de autos a particulares bajará, no sólo por la crisis actual, sino por una tendencia global que la precede. En ella, se conjugan la economía colaborativa y la conciencia medioambiental, que inducen a compartir el auto; el hastío por los embotellamientos y las dificultades para estacionar; el gasto y el engorro de cuidarlo como a un bebé (incluyendo buscarle un lugar para “dormir” cuando el propietario no tiene garage); cierto consenso en que Marie Kondo tiene razón al predicar que tener menos posesiones ayuda a vivir mejor y, básicamente, la practicidad de movilizarse por medios de transporte no masivos para aquellos sectores que no disponen de un capital “demencial” para congelar (y depreciar). “Pero aunque las automotrices vendan menos en total, hay un mercado para aquellas que entiendan que podrán crecer en el canal que abastece a empresas como la nuestra”, asegura Iglesias.

Padre e hijo comenzaron con una inversión de $500.000, y actualmente están en una segunda etapa de inversión, por un monto similar, que destinarán a mejorar la página web y la app. La expectativa de ingresos para el primer año de operaciones es de $6 millones como mínimo.

“Nuestra idea es llegar a estar en toda la Argentina mediante un sistema de franquicias”, adelanta Iglesias. “Para eso, estamos abiertos a establecer alianzas con automotrices o con partners del sector en otros países.”



Sources:
clarin-com

Related posts

Concluye votación presidencial y parlamentaria en Costa Rica; anticipan segunda vuelta

admin

Designaron a las nuevas autoridades del Banco Nación

admin

Esta nueva función "salvadora" de WhatsApp le va a agregar horas a tu vida

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.