Economía

Una reportera de ‘Espejo Público’, acosada por turistas ebrios en Benidorm: “Sentí impotencia”

Una reportera de 'Espejo Público', acosada por turistas ebrios en Benidorm: "Sentí impotencia"


Un hombre ofreció dinero a la periodista a cambio de que le diera un beso

Espejo Público ha emitido este jueves 8 de agosto un reportaje sobre la noche de Benidorm en el que una de sus periodistas, Noor Ben Yessef, acabó siendo víctima del acoso machista de varios turistas ebrios. La reportera ha estado presente en el plató de Antena 3 para relatar cómo vivió lo ocurrido.

En la pieza, Ben Yessef intentaba explicar cómo es la fiesta nocturna que se produce cada día en la ciudad alicantina mientras varios hombres la increpaban para manosearla o abrazarla. Todo ello, mientras la joven les pedía que parasen. En un momento dado, un chico le ofrece incluso cinco libras a la periodista a cambio de que le bese y otro intenta tocarla después de orinar en plena calle a la vista de las cámaras del programa.

Lea también: Una reportera de ‘Espejo Público’ sufre en directo el ataque de una plaga de pulgas: “¡Está cogida en la piel!”

“Me da mucha vergüenza que vaya una mujer paseando y le pase eso, pero es que nosotros estábamos trabajando con una cámara y un foco. No lo esperábamos. Queríamos conocer el ambiente, nos dijeron que había una zona de fiesta para los británicos, pero no nos esperábamos este descontrol”, empezó explicando Noor Ben Yessef a Lorena García, sustituta de Susanna Griso en Espejo Público durante sus vacaciones de verano. 

“La mayoría eran británicos. A uno le pregunto qué tal al fiesta en España y a ese se le ocurre tocarme la cámara. El resto se acercan a tocarme mientras estoy trabajando”, relató asegurando que todo esto ocurrió, muy pronto, a en torno a las 23.30 de la noche. “Sentimos impotencia más que miedo. Si no estuviera trabajando quizás se me hubiera ido la mano”, ha asegurado.

La reportera de Antena 3 quiso aclaró que no había ningún español entre los acosadores y que aunque había policía rondando por la zona, la seguridad en esas calles dejaba mucho que desear. “Nos protegimos con la cámara”, afirmó. “Es una sensación de impunidad. En esos locales también se fomenta la prostitución”, denunció lamentando lo indefensas que están las mujeres en ese tipo de locales.

clubwifiusa


Source: eleconomista.es (Noticias destacadas por elEconomista)

Related posts

Casi 15.000 españoles diagnosticados de cáncer en 2018 eran desempleados o cobraban el salario mínimo

admin

Las sociedades de tasación: el modelo español, pionero en el mundo

admin

Trump aumentará los ataques a la Fed en busca de salvar su reelección en 2020

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.