Noticia

«Mucha gente nos dice que somos hermanas, yo la mayor y ella la pequeña»

«Mucha gente nos dice que somos hermanas, yo la mayor y ella la pequeña»



Alfredo Aguilar

1

«Tenemos confianza»

Montefrío es precioso. Allí viven y trabajan Loli y Nieves, que han conseguido que sus quesos sean reconocidos y premiados. Ahora, dejan el trabajo aparcado un largo rato para responder a las preguntas y posar para la cámara. Loli, la madre, dice que se llevan bien. Nieves, la hija, le da la razón a su madre:«Tenemos confianza, es una buena relación», pero a la madre le falta tiempo para matizar que «hoy en día las relaciones entre padres e hijos son más abiertas que antes». Loli es la menor de cuatro hermanos, «y no por ello he sido la más mimada». Vivían en un cortijo, «donde mis padres trabajaban para unos señoricos, que así se decía antes, y había mucho trabajo siempre. Desde pequeña ya trabajaba cuidando animales, en el campo y ayudando a mi madre en las tareas de la casa. Tuve la suerte de poder estudiar y obtuve mi graduado escolar. Luego ya deje de estudiar y seguí trabajando en el campo hasta que me casé».

Alfredo Aguilar

2

«Es mucho trabajo»

Con su marido montó una granja de vacas, y han vivido del ganado más de veinte años. «Luego, por circunstancias de la vida, quitamos el ganado y al tiempo surgió la fabrica de queso que hoy tenemos junto con mi hija». La fábrica era una cooperativa que comenzó como centro de recogida de leche y posteriormente se lanzó a la fabricación de quesos, pero finalmente se disolvió. «Ahí fue cuando nosotros tres dimos el paso de quedarnos con todo y tener nuestra fábrica de queso». Y ahí van. Con otros veinte años trabajando día a día con los quesos. «Estoy contenta, aunque es mucho trabajo y también esto da dolores de cabeza. También nos ha dado alegrías, como premios a nuestros quesos y premios a nuestra labor».

Alfredo Aguilar

3

«Todos los días había mucha faena»

Ahora es el turno de Nieves, quien dice que es hija única, de José y de Loli, «y gran parte de mi vida ha transcurrido en el campo, donde mis padres tenían su casa y se dedicaban al ganado de las vacas». Recuerda que «todos los días había mucha faena, pues eran las vacas, los terneros, ordeñar, limpiar, dar de comer. Y también teníamos más animales que atender como perros, gatos, conejos, gallinas . Y al mismo tiempo había que sacar adelante la huerta, las aceitunas, y todo lo que pedía el campo». Nieves siempre estaba ayudando a sus padres y al mismo tiempo el colegio. «Siempre me ha gustado estudiar y tengo buenas notas». Cuando volvía del colegio «me iba con mis padres a la faena y por la noche o bien por la mañana temprano hacía los deberes».

Alfredo Aguilar

4

«No había tiempo para fiestas»

Luego llegó el instituto «y ya siendo más mayor pues ya no era ayudar, ya era que había que hacer las cosas sí o sí porque había mucho trabajo». Era tanto el trabajo que «casi nunca había tiempo de fiestas ni vacaciones, los animales no entienden de vacaciones». Pero a cambio, «nunca me ha faltado de nada». Nieves estudiaba Psicología en la Universidad de Granada, «y entonces llegó la gran decisión de quedarnos con la fábrica de queso de Montefrío». Yasí fue, en 1999 lo que había sido una cooperativa pasó a ser una empresa familiar y hasta hoy.

Alfredo Aguilar

5

«Y ya han pasado veinte años»

Durante unos años Nieves trabajaba en la fabrica de día y de noche estudiaba no solo su carrera sino también contabilidad, cursos sobre queso, administración , técnicas de ventas y muchos cursos más. «Y sin saber cómo ya han pasado veinte años y el balance es positivo. Tenemos un gran negocio que da sus penas y sus alegrías, pero que ahí estamos la familia unida para tirar de él hacia delante». Para rematar, Nieves confiesa que «hoy en día ya tengo mi pareja y también dedico mi tiempo libre al deporte. Me gusta mucho el senderismo, los trails de larga distancia y poco a poco voy compaginando todo».

Alfredo Aguilar

6

«Defensa de una igualdad real»

Loli y Nieves tienen clara la lucha por la igualdad. «Es importante defender nuestros derechos», reconoce la primera, mientras que la hija reflexiona que «hoy en día estamos en un punto en que todo se va al extremo, y eso tampoco es bueno. Ni las restricciones de hace cuarenta años ni el todo vale. Defensa de una igualdad real, lo mismo para ellos que para ellas».

clubwifiusa


Sources:
huffingtonpost.es
ideal.es

Related posts

Reporte Responsable, la app de los ingenieros mexicanos para saber cuán dañado quedó tu edificio tras el terremoto

admin

Quatro menores morrem soterrados em Nacala

admin

El Tribunal Superior Electoral de Honduras declara al presidente Juan Orlando Hernández ganador de las polémicas elecciones celebradas hace 21 días

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.