Rodexo
Bolivia países

En Provincia, el Gobierno se entusiasma con arrebatarle distritos al PJ – 15/07/2019

En Provincia, el Gobierno se entusiasma con arrebatarle distritos al PJ - 15/07/2019



Atrás quedó la ola amarilla del 2015, el efecto sorpresa y el arrastre de María Eugenia Vidal, atada a la “novedad” que prometía Mauricio Macri. El resultado fue notable: Cambiemos ganó en diez municipios del conurbano y ciudades de peso como La Plata y Mar del Plata.

Aquella explosión ofreció victorias impensadas: como la de Martiniano Molina en Quilmes o Néstor Grindetti en Lanús, distritos donde el peronismo siempre fue fuerte.

Camino a las elecciones

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Ahora, cuatro años después, mientras el peronismo especula con recuperar municipios perdidos en esa elección, Juntos para el Cambio se ilusiona con mejorar su performance y avanzar sobre otros dominios del conurbano.

En las proyecciones del vidalismo se conjugan varios factores: el efecto María Eugenia Vidal, que mide mejor que Macri, candidatos locales con visibilidad provincial o nacional y el agotamiento por tratarse de alcaldes varias veces reelectos.

Por ahora, al son solo especulaciones y proyecciones de posibles victorias. 

En el conurbano, tomado sobre 30 municipios que se amontonan entre el primer y el tercer cordón, Juntos para el Cambio se ve con chances en San Martín, Ituzaingó, Hurlingham y Tigre, respecto a la Primera Sección.

Mirá también

En la zona sur, van un poco más allá y miran Cañuelas, pero mantienen expectativa respecto a lo que puedan hacer en Esteban Echeverría y Avellaneda.

“Salvo Cañuelas, lo demás es muy difícil”, dicen en La Plata a Clarín pero confían en que puedan alinearse algunas variables. Así mismo, admiten escenarios complejos en distritos como Quilmes y Pilar, gobernados por Cambiemos, y donde el PJ cree que puede ganar.

Sobre treinta distritos que integran el conurbano, Juntos para el Cambio pone el foto en algunos en particular.

Uno de ellos es Ituzaingó, donde Alberto Descalzo va por su reelección luego de haber ensayado la postulación de su hijo Pablo. Intendente desde 1995, el dirigente tuvo algunas elecciones difíciles pero siempre reeligió.

El vidalismo impulsa a Gastón Di Castelnuovo como desafiante de Descalzo y apuesta a que el “agotamiento” de varias gestiones le abra la puerta a una victoria.

Hay otros tres distritos de la Primera Sección en la mira. Uno es Tigre, que gobierna Julio Zamora, y donde compiten Segundo Cernadas. En La Plata sostienen que los idas y vuelta, la pelea pública y luego unidad entre Zamora y Sergio Massa, generó un efecto nocivo.

En San Martín, donde gobierna Gabriel Katopodis, Juntos para el Cambio hace una apuesta porque postula a Santiago López Medrano, ministro de Desarrollo Social bonaerense. Algo parecido ocurre con Lucas Delfino en Hurlingham, a cargo de Juan Zabaleta.

Mirá también

No parece, en estos casos, que se pueda dar el fenómeno de candidatos locales que miran mejor que Vidal. Como en las demás batallas, piensan que la “polarización” pueda mejorar las chances de sus candidatos locales.

En el conurbano sur, más con expectativa de buenos resultados que de victorias, en Juntos para el Cambio miran a Avellaneda donde compite Luis Otero y a Esteban Echeverría, 



Sources:
clarin-com

Related posts

Reportan estable a Mireles, tras intervención médica

admin

Cinco consolas de videojuegos más populares y vendidas en Amazon

admin

Parque Lineal contará con barreras y será seguro, precisa gobierno de Nayarit

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.