Economía

La venta de acciones propias del Ibex triplica a las compras en el semestre

La venta de acciones propias del Ibex triplica a las compras en el semestre


Actualmente, las compañías del Ibex 35 tienen en propiedad un 0,58% del capital del índice en acciones propias, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), 24 puntos básicos menos que a principios de año, cuando la cifra era del 0,82%.

Eso sí, lo más destacable en el primer semestre de 2019, es que las firmas del selectivo han vendido tres veces más títulos propios de los que han comprado. En cifras, esto significa que mientras que la autocartera deshecha ha supuesto 1.940 millones de euros (según las capitalizaciones de cierre de junio), la adquirida en los primeros seis meses del año ha sido de 665 millones (han sido 20 los valores que han realizado cambios).

Las razones que se esconden tras la compra y venta de acciones propias por parte de las cotizadas pueden ser muy dispares: controlar el valor en situaciones concretas y favorecer la liquidez con programas autorizados, premiar al accionista mediante la amortización de los títulos (lo que mejora su beneficio por acción) o, simplemente, para revenderlas en el futuro. De hecho, lo más lógico es que en periodos alcistas de bolsa las empresas tiendan a vender las acciones y viceversa (en lo que llevamos de año el Ibex acumula un alza superior al 8%).

En este contexto, la más activa ha sido Iberdrola, cuya autocartera ha pasado del 2,126% del capital al 0,012%, que a cierre de junio tenía una valoración de 6,6 millones de euros. Precisamente, Iberdrola es una de las empresas que utiliza la autocartera para mitigar el efecto dilutivo que tiene el scrip dividend o pago en acciones.

Como al realizar este tipo de retribución la empresa tiene que aumentar capital para las nuevas acciones que entregará en concepto de dividendo, más tarde reduce la autocartera para amortizar títulos (eliminarlos) y así mantener estable la posición de los accionistas que no opten por recibir nuevas acciones. En la última junta de accionistas, Iberdrola aprobó que este año podría amortizar un máximo de 280,45 millones de acciones, representativas del 4,3% del capital, algo que ya alcanzó en junio, según comunicó la firma a la CNMV.

Otras de las compañías que recurren a esta práctica son Ferrovial, ACS y Repsol. De ellas, la única que ha reducido títulos propios este año es la primera, que ha pasado de un 2,048% del capital a un 1,263%, según los datos de la CNMV. Ferrovial aprobó en mayo un programa de recompra de acciones que se inició el 4 de junio y permanecerá vigente hasta el 22 de noviembre con una inversión máxima neta de 275 millones de euros.

Por su parte, ACS ha aumentado su autocartera hasta el 2,519%, que a cierre del semestre tenía una valoración de 275 millones de euros, desde el 1,374% con el que arrancó el año. En el caso de Respol, el incremento ha sido desde el 0,006% de inicio de enero al 0,838% a cierre de junio. El año pasado, la petrolera llegó a tener un 4,466% del capital.

Mediaset, a la cabeza

Fuera del baile de aumentos y reducciones de autocartera, la empresa que más destaca es Mediaset, ya que es actualmente la que más títulos suyos tiene de todo el Ibex 35 con un 4,066%.

En enero, la firma comunicó que llevaría a cabo un programa de recompra de acciones por un importe máximo de 200 millones de euros, adquiriendo hasta un 9,9% de su capital social (el máximo permitido es el 10%) y que se efectúaba al amparo de la autorización conferida, por un plazo de cinco años, por la Junta General Ordinaria de Accionistas celebrada el 13 de abril de 2016. El objetivo de este programa era el de reducir el capital social mediante la amortización de acciones y mejorar así el beneficio por acción y la rentabilidad del accionista.

Aunque debía permanecer vigente hasta febrero de 2020, Mediaset comunicó a principios de junio a la CNMV que ponía fin a este programa de recompra en el que ha llegado a invertir 95,5 millones de euros. La sociedad tenía reservado el derecho de poner fin antes de plazo si adquiría el número máximo de acciones establecido, alcanzaba la inversión máxima prevista, o “concurriese cualquier otra circunstancia que así lo aconsejase”, siendo este último el caso.

Y es que el mismo día que anunció el cese de su programa de recompra también se conoció que va a fusionarse con su matriz italiana para crear un holding, MFE-MediaForEurope, que tendrá su sede en Holanda. A este respecto, la nueva empresa aprobará un programa de recompra de acciones propias por 270 millones de euros y distribuirá un dividendo de casi 100 millones de euros en 2019.

Los traders europeos no podrán ofrecer acciones suizas ante el desacuerdo entre la UE y Berna

clubwifiusa


Source: eleconomista.es (Noticias destacadas por elEconomista)

Related posts

El motivo por el que Manu Zapata, de Los Lobos de ‘Boom’, ha tenido que pedir disculpas públicamente

admin

El 2019 distará mucho de ser un año tranquilo en las bolsas

admin

El Banco de España recomienda a la banca informar mejor al cliente sobre las tarjetas ‘revolving’

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.