fbpx
Puerto Rico

Alberto Velázquez Piñol: controvertible trayectoria en el servicio público

Alberto Velázquez Piñol: controvertible trayectoria en el servicio público


Tras salir a la luz que existe una investigación federal en curso y que el contratista Alberto Velázquez Piñol es objeto de dicha pesquisa, la administración Ricardo Rosselló Nevares ha dejado claro que este no es un empleado de gobierno.

Sin embargo, en la práctica, esa distinción entre las funciones de un servidor público y las de un consultor privado fueron difuminadas por los pasados dos años.

No solo La Fortaleza lo identificaba como asesor del secretario de Salud -según consta de su propio récord-, sino que en esa agencia la percepción de empleados gerenciales era que esa consultoría llegaba como una determinación tomada en el Palacio de Santa Catalina, según fuentes de este diario.

Velázquez Piñol llegó a Salud acompañado por un pequeño grupo de auditores de la firma BDO Puerto Rico P.S.C. Una fuente con conocimiento del tema señaló a El Nuevo Día que los empleados sabían que los auditores daban servicios para la firma contratada, pero desconocían que el trabajo de Velázquez Piñol también era pagado por BDO.

“Se nos presentó como que venía de parte de La Fortaleza, de un ‘task force’ para reestructurar, buscar economías a la agencia y eficiencias”, dijo una de las fuentes de este diario.

Una declaración jurada en noviembre de 2018 bajo el Whistleblower Retaliation Complaint por Japhet C. Rivera, exasistente del secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, señala que la “Oficina del Gobernador envió al señor Alberto Velázquez para procesar el contrato” de una compañía en particular.

Después del azote del huracán María, Velázquez Piñol se destacó en la Administración de Seguros de Salud (ASES), pero “su staff de auditores de BDO” le daban cuentas, explicó la fuente.

Hasta ayer, se desconocía la descripción del puesto o los servicios prestados por este subcontratista a BDO. Se desconoce, además, cuál era la necesidad que esta firma de contabilidad, con años de experiencia y expertos en ese campo, quería cubrir con la contratación de Velázquez Piñol.

BDO informó esta semana que ya Velázquez Piñol no trabaja para esa firma, cuyos socios principales son Fernando Scherrer, Gabriel Hernández y Wallace Rodríguez Parissi.

Repite en el gobierno

Desde distintos roles, Velázquez Piñol ha estado ligado a las últimas tres administraciones novoprogresistas que se han turnado en La Fortaleza.

Las últimas veces -incluyendo este cuatrienio- ha sido traído para liderar grupos especiales o “task force”, como una persona capaz de lograr eficiencias administrativas.

Su retribución en BDO no ha sido revelada, pero, al menos, las veces que fue reclutado directamente por el gobierno ha resultado con salarios similares a los que devengaban los miembros del gabinete constitucional.

Durante la administración de Pedro Rosselló González, Velázquez Piñol se desempeñó como subdirector ejecutivo de administración y finanzas de la Compañía de Turismo, que en ese entonces dirigía Luis Fortuño. En ese cargo, con un sueldo de $95,000 anuales, estuvo hasta 1997.

En 2009, cuando Fortuño juramentó como gobernador nombró a Velázquez Piñol, su amigo de la juventud, administrador del Departamento de Educación.

Para ese entonces, el exgobernador le había encomendado el liderazgo de un grupo especial con el objetivo de enderezar las finanzas del Departamento de Educación. Durante dicho período, según reportes de prensa, Velázquez Piñol no había culminado estudio de bachillerato.

Múltiples beneficios

Al mismo tiempo que trabajaba con Educación, Fortuño designó a Velázquez Piñol como director de la oficina en Nueva York del Banco Gubernamental de Fomento.

Mientras laboraba en Puerto Rico, Vázquez Piñol conservaba su residencia en Connecticut, por lo que viajaba semanalmente desde los Estos Unidos hacia la isla. Trabajaba de lunes a jueves y sus viajes a Puerto Rico eran sufragados con fondos públicos, según informes periodísticos de El Nuevo Día de 2010.

Además, de un salario anual de $150,000 y el pago de viajes, al entonces funcionario se le costeaba la transportación terrestre y la cubierta de dos seguros de salud para él y su familia, de manera que tuviera cubierta tanto en la isla, como en Estados Unidos.

Durante 2011, Vázquez Piñol asumió un nuevo rol por designación de Fortuño, liderando dentro al equipo encargado de monitorear las finanzas de ASES.

Dicho grupo se creó luego de que la ASES fuera sometida a una sindicatura bajo la supervisión del BGF tras fallas en la administración de sus recursos fiscales.

Los intentos de este diario por contactar a Velázquez Piñol esta semana resultaron infructuosos.



Sources: metro.pr

Related posts

La producción “Almadura” de iLe es una invitación a una conexión humana

admin

Fanáticos de los Yankees tiraron botellas hacia el jardinero Josh Reddick

admin

“Al cáncer le dedico sólo cinco minutos al día” – elVocero

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.