Ecuador países

Colectivos Lgbti celebran en la Foch el matrimonio igualitario

Colectivos Lgbti celebran en la Foch el matrimonio igualitario



Desde la despenalización de la homosexualidad en Ecuador, en noviembre de 1997, el barrio La Mariscal (centronorte de Quito) es un espacio simbólico para la comunidad Lgbti.

Y fue justamente allí, en plena Plaza Foch, donde los distintos colectivos de personas gais, lesbianas, transgénero, transexuales e intersexuales y defensores de DD.HH. celebraron la noche de este miércoles 12 de junio del 2019 la decisión de la Corte Constitucional de dar paso a dos peticiones de matrimonio civil igualitario: el caso de Efraín Soria y Javier Benalcázar, así como el de Rubén Salazar y Carlos Verdesoto.

Una bandera del movimiento Lgbti se despliega en plena Plaza Foch, en el centro norte de Quito, para celebrar la decisión de la Corte Constitucional. Foto: Valentín Díaz / EL COMERCIO

Efraín Soria, favorecido con la decisión de la Corte, no ocultó su emoción. “Estamos celebrando, felices, porque la Corte Constitucional finalmente nos ha devuelto la dignidad humana”, destacó, con una sonrisa en la cara y la voz quebrantada.

Soria, activista y presidente de Fundación Ecuatoriana Equidad, reseñó que quedan aún algunas tareas pendientes antes de presentarse en el Registro Civil junto a su pareja para oficializar la decisión de la Corte. “Hay que esperar a ver en qué condiciones se da la resolución para poder hacer uso del derecho. Por lo pronto, estamos festejando porque es un paso importante. Es un día histórico para el Ecuador y las comunidades Lgbti”.

“Este no solo es un logro para los Lgbti”, dijo Pamela Troya, dirigiéndose a la multitud que vivía una fiesta de celebración de la diversidad. “Es un logro para todo el país, porque hoy Ecuador es un país un poco más decente que ayer. Porque este es un beneficio para una sociedad que debe mirar siempre a ser más justa e igualitaria y a velar por los derechos humanos de toda su población”.

Pamela Troya estaba acompañada de su pareja, Gabriela Correa. En 2013, Pamela y Gabriela emprendieron el mismo camino. Fueron la primera pareja Lgbti en la historia del Ecuador en pedir a las instancias de justicia que se dé paso a su casamiento civil.

Su cruzada, sin embargo, no tuvo el resultado esperado. Seis años después, por fin podrán casarse. En un altar improvisado con sillas, Gabriela le pidió nuevamente matrimonio a Pamela. El pacto de la ceremonia simbólica se selló con un apasionado beso.

Efraín Soria no estuvo con su pareja, reside en Guayaquil. Pero se contactaron apenas se supo el resultado de la consulta realizada por la Corte de Justicia de Pichincha al Máximo Tribunal constitucional de Ecuador.

Con cinco votos a favor y cuatro en contra, la Corte Constitucional se pronunció este miércoles por los dos casos de matrimonio civil igualitario.

La decisión de la Corte vino a raíz de una consulta de norma que envió la Corte Provincial de Justicia de Pichincha. Esta instancia pidió a la CC saber si se puede aplicar en Ecuador la Opinión Consultiva 24/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitida en noviembre del 2017 y difundida en enero del 2018.

Activistas bailan al ritmo de una batucada, festejando una decisión histórica de las instancias de justicia del Ecuador. Foto: Valentín Díaz / EL COMERCIO

La Corte IDH recomendó a los Estados de la OEA reconocer los derechos de las parejas del mismo sexo, incluido el matrimonio civil, sin que medien nuevas normas jurídicas.

La tarde de este miércoles, la Corte Constitucional de Ecuador declaró “la inconstitucionalidad del artículo 81 del Código Civil y del artículo 52 de la Ley de Gestión de la Identidad y Datos Civiles”. Adicionalmente, dispuso que “la Asamblea Nacional reconfigure la institución del matrimonio para que se dé un trato igualitario a las personas del mismo sexo”.

En La Mariscal, la noche de este miércoles, a diferencia de 21 años atrás, agentes de la Policía Nacional no golpeaban ni arrastraban a los activistas Lgbti hasta los calabozos de la ciudad; en cambio, custodiaban el espacio para evitar que fueran agredidos.

Con una bandera gigante de color arcoíris, batucada y emotivos discursos, distintos integrantes del activismo Lgbti quiteño celebraban la materialización de una lucha de años.

clubwifiusa


Sources: elcomercio.com

Related posts

¿nos han hecho creer que los chilenos somos racistas? – CIPER Chile

admin

Diario Extra – Psiquiátrico reparte sobrantes de desayuno

admin

Empresa de Acueductos y Alcantarillados fortalece su gestión institucional

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.