Rodexo
Costa Rica países

Diario Extra – Fiscal quiso escarbar datos privados del PANI

Diario Extra - Fiscal quiso escarbar datos privados del PANI


Laura María Lara es la jueza penal del Primer Circuito Judicial de San José a la que Inspección Judicial le abrió una investigación presuntamente por abandonar el allanamiento en las oficinas centrales del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) el pasado 28 de mayo, dio a conocer una serie de irregularidades que ocurrieron durante la diligencia.

Mediante una entrevista explicó a DIARIO EXTRA ella en ningún momento abandonó el operativo como se difundió y por el contrario dejó en evidencia una serie de anomalías que ocurrieron ese día, las cuales rayan con la ilegalidad.

¿Qué sucedió en ese operativo?

-No me fui a las 6 p.m. sino a las 6:30 pasaditas, pero no abandoné el allanamiento, lo que hice fue una resolución de improcedencia de continuarlo después de las 18 horas, se cerró el acta, dando por concluida la diligencia a las 18 horas. Dicha resolución se leyó en voz alta y se firmó no solo por quien le está hablando, sino la fiscal, los oficiales del OIJ, dos asesoras legales del PANI y el defensor público que estaba presente en la diligencia para resguardar los derechos fundamentales, el derecho de defensa de las personas no identificadas en ese proceso penal.

Usted habla de improcedencia para continuar con el allanamiento. ¿Cuál era?

-La resolución que emite una jueza del Primer Circuito Judicial de Alajuela ordena el allanamiento y comisiona al Juzgado del Penal de San José del Primer Circuito y estos designan a un juez comisionado que ejecuta la resolución que me toca a mí. La resolución dice los elementos que debe recabar el Ministerio Público: A, B y C. Cuando ya se terminan de recabar esos elementos a las 11:45 a.m., la resolución se había cumplido.

¿Y qué ocurrió?

-En ese momento la fiscal Melissa Acevedo me indica que requiere otra información que involucra introducirse a examinar documentos de índole privado que no venían en la resolución y eran totalmente aparte de lo que ya se había decomisado.

¿Eso es ilegal?

-Si lo hiciera sin orden judicial sí, lo que se le dijo y se le advirtió fue que debería solicitar la ampliación de allanamiento ante la jueza que emitió la resolución inicial.

¿Se hizo?

-Yo en ese momento por consideración a la diligencia, ya estábamos ahí y el Ministerio Público podría pedir la ampliación, lo que hice fue congelar el allanamiento de las 11:45 a.m. aproximadamente a la 1 p.m. y así el Ministerio Público tuviera la oportunidad de tramitar lo correspondiente y no se perdiera la diligencia.

¿Eso ocurrió tal cual?

-Cuando llego a la 1 p.m. a ver si había gestionado lo pertinente y la fiscal me dice literalmente “sí, ya la jueza lo aprobó”, le pregunto: “¿Quién era la jueza?”, porque tengo que solicitar la documentación y notificar a las partes del allanamiento, pues son garantías y respetos de derechos fundamentales de todos. Pero la fiscal simplemente se retira del lugar y no me dice quién es la jueza, me dejó hablando sola, no me dio respuesta. Entonces llamo al despacho judicial del Primer Circuito Judicial de Alajuela y me indican que a esa hora recién había ingresado la solicitud del Ministerio Público y que la jueza, que tampoco me dicen el nombre, no había procedido a resolver.

¿Le mintieron a usted?

-Prácticamente. Cuando se hace un allanamiento usted debe levantar un acta e ir en coordinación con lo que los agentes del OIJ recolecten, todo debe ir bien descrito en las actas de decomiso y allanamiento y el juez debe dar legalidad de lo que se está decomisando. A las 2:30 p.m., aproximadamente, vía WhatsApp a mi teléfono, no sé de dónde porque no lo tengo en mis contactos, llega una imagen que se titula adición y aclaración con fecha 28 de mayo a las 14 horas, cuando la leo lo que dice es que estaba facultada en allanamiento a decomisar los documentos privados. Lo que me llama la atención es que la adición y aclaración la emite otra jueza que no es la que emite la resolución inicial, y esto no es pertinente porque la jueza que lo hizo inicialmente es la que debe emitir la adición, caso contrario sufriera un contratiempo de salud, por ejemplo, y aun así quien la debe emitir reemplazándola debe hacer una nueva.

¿Esta adición qué decía?

-Esta adición y aclaración lo que decía es que se podía recoger lo que ya se había recolectado, la jueza que la envía es Shirley Ugalde, o sea no es la jueza que resuelve, pues la que resuelve se llama Andrea Rojas. Entonces esa adición tampoco me aporta; la ampliación que requería el Ministerio Público no me aporta en cuanto al decomiso que necesitaban ellos y aun cuando se le dice a la fiscal que eso no es procedente y no aporta nada, no adiciona nada pues no se le está protestando a usted para que pueda tener acceso a la prueba, la fiscal aun así hace caso omiso de lo que se le está diciendo y continúa con la diligencia. Todo lo hago ver en el acta de allanamiento y esa acta está en el expediente donde se lleva la investigación, yo no conservo copia porque se hace en el sitio. Los apersonados en el expediente sí pueden tener acceso a efectos de ejercer su defensa.

¿Qué hace la fiscal Acevedo cuando usted le señala la irregularidad?

-Ella sigue y se dan otros atropellos que no le puedo decir porque son detalles vulnerables de la investigación y no puedo suministrarla. De hecho, ella pide una información sobre un funcionario que es ABC, la del PANI le dice “mire, aquí no trabaja ABC, sino que trabaja ABD”; entonces, le dice la fiscal “esa es la información que quiero”. Yo le digo: “Mire, licenciada, eso no lo puede hacer, a las 3:30 p.m. aproximadamente me llega vía WhatsApp, aclaro no es el medio idóneo que tiene el Poder Judicial de hacer llegar la documentación pertinente, llega otra adición y aclaración que enumera sin fundamentación de fondo que se permite el acceso a esos elementos probatorios que quería el Ministerio Público, eran 6 usuarios. Dentro de eso la funcionaria del PANI expresa que un nombre no coincidía, que había otro muy parecido. La fiscal decide continuar con ese nombre muy parecido, cosa que me parece muy violatorio también y hay otra serie de anomalías que me parecen grotescas y muy violentas. Todo esto se le hace saber a la fiscal y se anota en el acta de allanamiento.

¿Usted notificó las anomalías?

-Sí. Posteriormente pongo de conocimiento que no puedo notificar los documentos porque esa no es la vía, una imagen emitida por WhatsApp, una foto, no es un documento que yo pueda notificar, entonces la fiscal se da cuenta y de forma muy anómala va e imprime las imágenes que le enviaron por WhatsApp y me las entrega y me dice “notifique con esto”. Eso no es así, eso es abiertamente ilegal porque vulnera derechos fundamentales de las personas. 

¿Qué pasó después? 

-Me quedo a la espera de los documentos, esa notificación para mí es espuria, la gente del PANI no hizo ninguna manifestación, nada más la recibieron. Al ser las 5:45 p.m., sin que llegara ningún documento que correspondiera a los originales o que tuviera esa línea de formalidad requerida por el ordenamiento jurídico, le pregunto a la fiscal qué ha pasado y me pide que amplíe el plazo después de las 18 horas para continuar con la diligencia. Una diligencia que en primera mano había terminado a las 11:45 de la mañana y que ella no estaba facultada para continuar porque no había una ampliación propiamente dicha ni existían los documentos originales para que en cuyo caso se admitiera lo que una segunda jueza resuelve y no se hizo. 

Eso violentaría los derechos…

-Sí. Todo eso viene a violentar derechos fundamentales y yo como juez de garantía estoy precisamente para evitar que se violenten esos derechos fundamentales. Y en ese tanto lo que estábamos era en presencia de una serie de atropellos atroces, en cuanto a la obtención de la prueba, en cuanto al procedimiento, en desobediencia a lo que se le está diciendo e incluso dando información totalmente falsa al decir que eso había sido aprobado por un juez cuando no lo había sido. A las 6 p.m. le doy la palabra al defensor público, este se opone, argumentando todas estas situaciones. También resuelvo dentro del acta de allanamiento las razones por las cuales considero impertinente continuar con la diligencia y la doy por concluida a las 18 horas. Ella lo que necesitaba era una nueva orden porque ni siquiera se había iniciado la ampliación propiamente con la orden judicial antes de las 6 p.m.

¿Por qué se quedó más tiempo si ya había acabado el allanamiento? 

-Me quedé esperando que el Ministerio Público diligenciara las cosas como tenía que corresponder.

¿Pero no fue así?

-No se dio así, le di más de 6 horas para que diligenciara y no lo hacen, entonces creí que ya era tiempo suficiente y que no podía extender más el plazo porque se estaban violentando los derechos fundamentales de las partes. De hecho, yo cierro la diligencia y leo en voz alta para que el Ministerio Público sepa las razones por las cuales no puedo continuar y por las cuales yo doy por concluida la diligencia. No me fui dejando ahí todo botado y sin dar explicaciones como lo tratan de hacer ver en el medio que ellos utilizaron para publicar la noticia.

¿A usted la investiga Inspección Judicial?

-Sí. Aparentemente por lo que me enteré por los medios de comunicación la Inspección Judicial de oficio abre la causa, estoy esperando que hagan el traslado de cargos y requiero ese traslado de cargos para poder presentar los elementos probatorios que tengo, el acta de allanamiento, el testimonio de las personas que estuvieron presentes, el defensor público que puede dar fe que lo que digo se fundamenta en hechos reales y no falaces.

¿Al final qué siente sobre lo que se señala del Ministerio Público y prácticas irregulares?

-Yo trabajé en el Ministerio Público, tengo mucha fe en él y le tengo respeto a doña Emilia Navas, me preocupa que haya un ataque al Poder Judicial, que esto trascendiera a la prensa, en el caso concreto, pues es un deterioro a los jueces, es injusto porque son personas con una gran preparación profesional y no van a hacer nada ilícito.

¿Se siente irrespetada?

-Me duelen las manifestaciones de doña Emilia Navas, ella conoce mi trabajo y sabe que yo nunca hubiera abandonado una diligencia y menos en un caso tan delicado. Y esto es un vicio que tiene por costumbre el Ministerio Público, que cada vez que se equivoca le echa la culpa al juez.

Loading...


Sources: diarioextra

Related posts

¿Quieres ser el primero en tener el nuevo iPhone? Esta empresa de pagos chiquitos lo tendrá en exclusiva

admin

Passalacqua insistió en no bajar los brazos en la lucha contra el dengue

admin

Sergio Romero: “Le dije a Sampaoli que iba a estar disponible para Islandia”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.