Paraguay

Rabona, vicio difícil de erradicar en Hospital Regional de Encarnación – Edicion Impresa

ABC Color


El Hospital Regional de Encarnación (HRE) dispone de una batería de relojes electrónicos para control de asistencia y un equipo de control del departamento de Recursos Humanos en tres turnos. Pese a ello la rabona del personal médico persiste.

ENCARNACIÓN (Juan Augusto Roa, de nuestra redacción regional). La rabona de los médicos es una práctica antigua y extendida, y el tema siempre se manejó como una cofradía, en la que todos se protegen, afirmó una antigua funcionaria del Hospital Regional de Encarnación (HRE), que pidió reserva de su identidad por temor a represalias. Hay algunos médicos que son conocidos porque vienen, marcan (la entrada en el reloj electrónico para registro de asistencia) y se van, y eso lo sabe “todo el mundo”, indicó.

De acuerdo a nuestra fuente, otra práctica común consistió siempre en llegadas tardías y retiros de los galenos antes de cumplir el horario de atención establecido. “Los médicos cumplen con su cuota de atención de hasta 20 pacientes, es cierto, pero atienden 10 minutos por paciente, terminan y se van”, insistió.

Añadió que con la implementación del control electrónico la rabona adquirió otra modalidad. “Ahora la estrategia consiste en marcar la entrada en el reloj, y luego se van a realizar tareas particulares, como trámites bancarios, o atender en los privados. Luego vuelven antes de la hora de salida para marcar nuevamente. Mientras, los pacientes deben esperar en los pasillos hasta que, finalmente, les toque el turno”, refirió.

Algunos de los nombres proporcionados por esta funcionaria señalan al médico ginecólogo Eligio Cardozo, quien tiene consultorio todos los días en el HRE. Nos presentamos en el lugar el lunes por la mañana, pero el mismo no se encontraba en la institución en su horario de trabajo, pero sí nos recibió en su clínica privada: “Maternidad San Juan”.

Su empresa está ubicada a media cuadra del hospital regional.

Al ser consultado, el médico señaló que, efectivamente, estuvo esa mañana en el consultorio del hospital y que se retiró luego de atender a la única paciente del día. “Por lo general los lunes son los días de mayor cantidad de pacientes, pero hoy tuve solamente una”, indicó.

El funcionario dijo que se retiró antes del hospital porque antes que estar esperando en el nosocomio sin hacer nada porque no hay pacientes es mejor esperar en su clínica, “donde al menos puedo tomar unos mates”.

Admitió que existe una carga horaria a cumplir, pero que estando a escasos 50 metros del hospital si se necesita su presencia es cuestión de que le avisen para acudir inmediatamente.

“Tengo 35 años de servicio en la salud pública, cumplo con mi trabajo y no tengo inconvenientes en que revisen lo que hago, o que revisen mi productividad”, señaló Cardozo. 

Otro de los citados por nuestra informarte como presunto rabonero es el traumatólogo Raúl Cabrera. No lo ubicamos en el centro asistencial, pues está de vacaciones, según nos indicaron. Ante esta situación, intentamos hablar con él por teléfono, pero no respondió nuestras llamadas a su número de celular.

clubwifiusa


Sources: abc.com.py

Related posts

Soldaditos del ´89 esperan indemnización

admin

Anuncian asfaltado en Los Cedrales

admin

Camioneros prometen no cerrar calles, según la Policía

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.