Cultura

Madonna cuela las banderas de Israel y Palestina en su actuación de Eurovisión 2019

Madonna cuela las banderas de Israel y Palestina en su actuación de Eurovisión 2019


A medianoche hubo que esperar para ver a Madonna en el escenario de Eurovisión 2019. Pero el momento llegó y se hizo notar. El festival fue consciente de la expectación generada y fue cebando a su invitada estrella a lo largo de la gala. La ‘reina del pop’ actuó en el Expo Tel Aviv (Israel) ante 7.500 personas entre el público y casi 200 millones de espectadores en todo el mundo. Y cantó dos temas: su mítico ‘Like a Prayer’, que cumple treinta años, y su nuevo sencillo, ‘Future, junto al rapero Quavo.

Con su canción más clásica comenzó a cantar. Ella tardó unos segundos en aparecer sobre las tablas. En medio de la penumbra, surgió la imponente escenografía que recordaba a las escalinatas de una iglesia. En los escalones del decorado estaban sus 35 coristas ataviados en una túnica para engrandecer su ‘Like a Prayer’. Sonó la campana y entró sin destapar su rostro. Y para este primer tema, eligió una túnica negra con una equis de pedrería en el pecho, un parche que tapaba uno de sus ojos y una sencilla corona.

Madonna optó por cantar en directo. Sin embargo, las expectativas generadas por la organización se quedaron a medio gas. La cantante desafinó en algún momento y desdibujo su interpretación. La estrella internacional, en cambio, sí que hizo gala en su actuación eurovisiva de sus habituales reivindicaciones.

En esta ocasión, se atrevió a burlar el férreo control de la televisión israelí Kan para evitar críticas políticas en la final del certamen y mostró a dos bailarines, uno con la bandera israelí en la espalda y el otro con la de Palestina, abrazándose. Y con un mensaje en la pantalla del fondo en el que se leía ‘Wake up’ (Despierta), unas palabras que muchos han interpretado como intencionadas. Después, la artista presentó la canción ‘Future’, el cuarto sencillo de su próximo disco ‘Madame X, junto al rapero norteamericano Quavo. Esta vez, tiró de ‘autotune’ y su voz quedó irreconocible.

Antes de la actuación, Madonna contó con una breve entrevista promocional y amable desde la ‘Green Room’. Aprovechó, además, para aconsejar a los concursantes que esperaban ansiosos el resultado de las votaciones. «Me gustaría decir que sois todos ganadores. Llegar aquí no es fácil. Muchos sueños y sacrificios. En mi opinión, eso ya os hace ganadores», afirmó. Y después, lanzó un mensaje: «No subestimemos el poder de la música para unir a la gente».

La invitación de Madonna a Eurovisión 2019 ha generado más de una controversia en las últimas semanas. El ‘fichaje’ se adelantó a finales de marzo por parte de varios medios israelíes. La cantante llegó al país el martes, sin embargo, la firma del contrato para actuar no llegó hasta el jueves, dos días antes de la final del festival. La falta de acuerdo económico y sus exigencias fueron los principales motivos de este retraso.

En este sentido, los nueves minutos de Madonna en el escenario de Tel Aviv costaron algo más de un millón de dólares, según la prensa local. Un caché que financió el multimillonario empresario canadiense-israelí Sylvan Adams, quien ya pagó otros eventos, como el Giro de Italia, para que pasaran por Israel.

Más información

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Crítica de ‘Los Goonies’ (1985): El pozo de los deseos

admin

Juan Gómez-Jurado: «Lo único que me importa es la diversión»

admin

Elvira Mínguez: «Saldría corriendo para salvarme de un hombre como Don Draper»

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.