Salud

Los ambulatorios vascos se preparan hoy para otra jornada con colas y cambios de cita

Los ambulatorios vascos se preparan hoy para otra jornada con colas y cambios de cita


Las colas y los cambios de citas volverán a sucederse hoy en los centros de salud del País Vasco. Los están llamados de nuevo a la huelga. Será la segunda en apenas 34 días –la anterior tuvo lugar el 12 de abril– para reclamar mejoras que pongan fin a la situación de sobrecarga asistencial que soportan los trabajadores de los 320 ambulatorios vascos y que, según los sanitarios, «afecta a la calidad de la atención que prestamos» a unos pacientes que cada vez soportan mayores tiempos de espera.

La huelga está impulsada por la plataforma Lehen Arreta Arnasberritzen y convocada por los sindicatos ELA, LAB, CC OO, UGT, Satse y ESK, con el apoyo de SMI. Los . En los centros de salud trabajarán las mismas personas fijadas para una jornada de sábado, lo que asegura que se cubrirán las urgencias. Los Puntos de Atención Continuada (PAC), donde se cubren las urgencias no hospitalarias fuera del horario de los ambulatorios, estarán operativos al 100%. Y a mitad de rendimiento funcionará el ‘call center’, servicio que ofrece el denominado consejo sanitario. Los sindicatos confían en que el seguimiento de esta jornada sea «aún mayor» a la de hace un mes. Entonces, según las centrales, la secundaron cerca de 3.000 profesionales sanitarios. El Departamento de Salud, por su parte, cifró el seguimiento en un 33,5% de la plantilla, con especial incidencia entre los facultativos (56,6%). Parte de estos trabajadores acudirán a la manifestación convocada a las 12 horas de hoy en Donosti.

El paro de hoy persigue, según los convocantes, que soportan los trabajadores de los ambulatorios y forzar un cambio radical de las condiciones actuales». Algo que se debe lograr a través de unas negociaciones en la mesa sectorial que, al menos de momento, no han sido satisfactorias para los sindicatos.

La última reunión tuvo lugar el pasado martes en Vitoria. El Departamento de Salud se había comprometido previamente a estudiar la viabilidad de 13 de las 23 demandas planteadas por la plataforma. Al encuentro los representantes del Gobierno vasco acudieron finalmente con 8 y no 13 de los puntos analizados. Las propuestas que trasladaron no convencieron a los representantes de las centrales. Consideraron que les faltaba concreción en las medidas que propusieron aplicar para dar respuesta a las reclamaciones de los trabajadores.

46 plazas de médico y enfermero

les pareció también a los representantes de los trabajadores alcanzado ese mismo martes con las que reforzar los centros de salud que soportan mayores cargas de trabajo, a las que se quieren sumar otras 40 más a lo largo de 2020. Consideraron la medida un «parche que no servirá para solucionar los problemas de raíz que afectan a la Atención Primaria». Y es que los sindicatos cifran en cerca de 2.000 los profesionales más que se deberían incorporar a todas las áreas –médicos, pediatras, enfermeras, matronas, celadores, auxiliares administrativos…– para poder dar respuesta a las necesidades de personal existentes en los ambulatorios. Pero también para poder prestar de forma adecuada una correcta atención domiciliaria o de formación y prevención en los centros educativos.

Tampoco consideran efectivas las 35 medidas acciones previstas –15 de ellas ya están en marcha– por Osakidetza para mejorar los centros de salud. Entre ellas se incluyen también «desburocratizar la labor del personal sanitario, rediseñar las funciones del personal farmacéutico, potenciar el papel de las enfermeras, modificar el modelo de agenda de atención a las personas o modernizar los consultorios», según indicó el Departamento.

Unas acciones que se quedan lejos, según los sindicatos, de atender las necesidades de la que es la sanidad más cercana a los ciudadanos. Entre sus reclamaciones se incluye que se cubran las para que los pacientes de ese facultativo no tengan que ser asumidos por sus compañeros. También la reducción de las carteras de pacientes –hay profesionales que tienen asignados 1.500 enfermos, muchos de ellos mayores que necesitan más cuidados médicos– para evitar situaciones de . Y es que según recalcan, este escenario que genera «una sobrecarga asistencial que repercute en la calidad sanitaria que se da a la población».

clubwifiusa


Sources:
elcorreo-com

Related posts

Tres mujeres más abortan por listeriosis en Andalucía y Madrid

admin

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona aprueba una técnica pionera para el cáncer de páncreas avanzado

admin

España solo oferta la mitad de los fármacos disponibles contra las enfermedades raras

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.