Rodexo
Cultura

Más que un placer culpable

Más que un placer culpable


Hace no tanto pocos músicos vascos de pop y rock se habrían atrevido a confesar el influjo de la canción melódico-ligera española de los setenta. Los tiempos han cambiado y, más allá de marco autóctono, ahora Raphael actúa en Sonorama y Sidonie y Love Of Lesbian interpretan a Perales e Iván Ferreiro a Julio Iglesias Pero por aquí, más que un placer culpable, la cosa sigue sorprendiendo un tanto. De ahí que el ya veterano ciclo Izar & Star, en el que músicos locales interpretan a sus artistas y estilos favoritos, considere «insólito» e «inaudito» un concierto colectivo como el que hoy acoge Teatro Arriaga (19,30 h de 8,50 a 25 €) una suerte de gala posmoderna en el que grupos y artistas vascos de pop llevarán a su terreno clásicos de Mocedades, Julio Iglesias, Nino Bravo, Camilo Sesto, o Raphael.

Los participantes en la gala serán la banda getxotarra McEnroe, asimilando a su pop taciturno al Julio Iglesias de los 70 y los 80; la cantante de los recién disueltos Frank, Sara Comerón, haciendo lo propio con Nino Bravo acompañada de un nuevo cuarteto formado para la ocasión y la alianza bilbaína de exilados en Madrid formada por la cantante La Bien Querida (Ana Fernández-Villaverde) y el grupo de noise y post punk caústico Ornamento y Delito reivindicando a los Mocedades de «Tómame o déjame»,» Secretaria», «Amor de Hombre», «El Vendedor», «Le llamaban Loca» o «Los Amantes».

En vena de melódicos crooners de arrabal actuarán Francis Díez, cantante e impulsor de los históricos Doctor Deseo que llevará a su terreno una selección secreta de canciones de amor sin nada que ver entre sí y, supliendo la baja por enfermedad de donostiarra Rafa Berrio (que iba a reivindicar a la malograda cantautora Cecilia) el último en sumarse a la cita revisionista ha sido el músico, poeta y novelista afincado en Bilbao Javier Corcobado (Frankfurt, 1963) que volverá a recrear canciones de amor enfermas de su repertorio como «Amigo» de Roberto Carlos. «Ella ya me olvidó» (Leonardo Favio) ) «Getsemaní» del Camilo Sesto de Jesucrito Superstar y «Te estoy queriendo tanto» del Raphael ligado a Manuel Alejandro.

Los protagonistas de la gala tributaria, que por separado ya habían mostrado su querencias «ligeras, confiesan su debilidad por un género que despierta tantas pasiones como espantos y por unos intérpretes ligados a su memoria sentimental «La canción ligera que le llaman me ha gustado siempre, hay cosas espantosas como en cualquier género, pero hay canciones brutales e intérpretes y autores cojonudos que nos han influido mucho. Llevarlos a nuestro terreno es una idea muy apetecible», comenta Ricardo Lezón «No lo considero un género porque no catalogo la música. Los artistas que van a ser homenajeados tienen, como todos canciones olvidables y canciones buenas inolvidables que me encantan y que, en algunos casos, han transcendido muchas décadas», tercia Corcobado.

«Es cierto que lo excesivamente ñoño u orquestado se aleja mucho me empalaga y aburre. Pero ahora que hemos trabajado fondo algunas de las canciones que José Luis Armenteros compuso para Nino Bravo, hemos flipado con la calidad, sutileza y sensibilidad de los arreglos, la cantidad de influencias del pop británico y estadounidense que tenían… ha sido un gran descubrimiento, ir más allá del estribillo conocido y ver qué se cuece dentro de la canción», opina la cantante donostiarra Sara Comerón.

«Si te expones muy seguido a sus cantantes puedes pillar un bajón de cuidado con tanto arreglo acaramelado y voces tan agudas. Luego el romanticismo de las letras es tremendo, toda una escuela de machismo. Sin embargo, si rascas un poco por debajo de la generalidad, no sólo hay excepciones sino cosas que incluso pueden representar todo lo contrario. Cecilia es un ejemplo clarísimo con su «Amor de media noche», a cuya letra original (del gran Juan Carlos Calderón) dio la vuelta completa o «Un millón de sueños» (de «muertos» antes de que la censura le obligara a cambiarla). Mocedades, aunque dan un poco de cal y otra de arena, también tienen otra lectura», explica el cantante y profesor portugalujo Gari Gamarra justificando su admiración por el grupo vocal bilbaíno que forma parte de «la banda sonora de mi infancia», apunta La Bien Querida

«Juan Carlos Calderón no componía canciones, sino monumentos. «Secretaria» o «Tómame o déjame» se convirtieron en su momento en verdaderos refugios de las mujeres en una época en que estaban muy aisladas en roles de sometimiento total. Mocedades son nuestra infancia, auténticos mitos vivos de la música en el Gran Bilbao, cuando éramos niños todos los adultos decían con orgullo que les conocían personalmente y todos los grupos corales trataban de modernizarse y lanzarse al pop, como hicieron ellos… En realidad fueron una revolución. Amaya Uranga es una diosa… Nuestra devoción por Mocedades es una de esas cosas evidentes que te conmueven imposible de explicar y digan lo que digan los demás», sentencia Gamarra

La mayoría de los participantes encaran acercarán las versiones a su estilo interpretativo pero respetando su esencia. «Julio Iglesias es un cantante con una personalidad muy fuerte y un tono muy complicado así que hemos tenido que mirar cuales se podían adaptar y con cuales podías despeñarte. En todo caso, cuando las canto y mi conjunto musical las toca las hacemos nuestras» concreta el propio Ricardo Lezón «Que nadie espere una interpretación fiel», advierte el líder de Ornamento y Delito.«Aunque no seamos Mocedades ni La Bien Querida Amaya, queremos mostrar que las canciones aguantan por ellas mismas, interpretadas bajo otros parámetros estéticos, bajo sonidos más contundentes y menos elaborados. Somos más amantes del caos sonoro y menos de la floritura rococó, pero las canciones siguen ahí, interpretadas con sentimiento que al final es lo que se transmite si el público es capaz de encajar la traducción a nuestro dialecto musical». «Respetando la estructura y la forma de cantar, la mezcla de noise rock y pop aplicada a Mocedades mola mucho. Como me gusta Julio Iglesias tengo mucha intriga por ver lo que ha preparado Ricardo con McEnroe», apunta La Bien Querida

El concierto

Teatro Arriaga
19.00 horas, entradas de 8,50 a 25 euros

McEnroe vs Julio Iglesias

Javier Corcobado vs Canciones Enfermas de Amor

Sara Comerón Band vs Nino Bravo

La Bien Querida y Ornamento y Delito vs Mocedades

Francis Díez (Dr. Deseo) vs. Canciones Sorpresa

Loading...


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Matthew Sweet redondeando el Festival WOP

admin

Jacobo Bergareche: «Me miro en el joven que fui y en el anciano que seré»

admin

«Me costó contar la victoria de Trump»

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.