Cultura

‘Masters de la reforma’ programa 2: el ‘label vasco’ queda mermado

'Masters de la reforma' programa 2: el 'label vasco' queda mermado


Las dos parejas vascas que compiten en ‘Masters de la reforma’ comenzaron con buen pie, pero nubarrones negros se acercaban por el horizonte. José e Iratxe fueron los destacados en la última prueba de eliminación, probando así el talento del que, sobre todo el primero, presumen. Y a Eric y Borja tampoco les fue mal, de hecho pertenecían al equipo ganador por lo que no tuvieron que someterse al mal trago de jugarse la expulsión. Con todo, las rencillas entre los ‘peones’ son cada vez más evidentes, ¡y eso que solo llevan una semana de convivencia!

Para elegir qué pareja era jefa de cuadrilla en el juego por equipos, todas debían enfrentarse en la prueba de habilidad que consistía en empapelar paredes usando papel pintado. En esta ocasión, el jurado valoraba la velocidad, la coordinación y, especialmente, el acabado. Y entre otras cosas no consentían que el papel estuviese mal pegado, roto o con burbujas. Además, los dibujos debían estar casados y tener un aspecto uniforme. El fuerte viento impidió llevar adecuadamente el trabajo y, no obstante, Ivan y Abert fueron los destacados del grupo, siendo los gemelos los capitanes del siguiente reto. Y como tenían una deuda pendiente con Paco, lo escogieron como cabeza de turco. Y el muchacho delegó su responsabilidad en Jessica.

Gormaz, una pequeña localidad soriana en la que se halla el castillo más largo de Europa, era el escenario en el que los contrincantes debían transformar en tres días un edificio histórico en un albergue. Se trataba de una propiedad que anteriormente había sido la casa de la telefonista, de la alcaldesa y, durante años, el único bar del pueblo. Y el proyecto era importante para el lugar porque podría ser clave para revitalizarlo y atraer a los peregrinos que visitan la zona. La cuadrilla que se encargaba de la reforma interior debía construir varios espacios para dormir, un amplio salón, una cocina, un baño y una recepción, entre otros trabajos. El grupo que se ocupaba del exterior tenía que arreglar toda la fachada, acondicionar el patio con zonas ajardinadas y crear un espacio con barbacoa para el descanso. Los de Paco se encargaban de la parte de fuera, mientras Iván y los suyos abordaban el interior.

Diseño de un dormitorio

El murciano tuvo que aguantar carros y carretas, a pesar de lo cual se mostró impenitente: «A palabras necias, oídos sordos», decía muy convencido. Con todo, las rencillas afloraron y «mosca cojonera» fue solo una de las calificaciones que salió a escena. Antonio provocó el susto de la noche al sufrir un sufrido traspiés, aunque pronto volvió recuperado a escena. Y un ascensor acabó de liar la trama, enfrentando duramente a ambos bandos en busca de turno. Recriminaciones aparte, los verdes ganaron.

El último reto consistía en diseñar un dormitorio al gusto de Carmen Lomana, que demostró ser una clienta muy exigente que quería un espacio con personalidad y coherencia estética. Pero es que había una dificultad añadida: transformar una rueda de bicicleta en un elemento decorativo que se pudiera integrar dentro del proyecto. Y Tomás Alía, Pepe Leal y Carolina Castedo indicaron que lo iban a valorar especialmente para inculcarles así «la importancia de dar una segunda vida a los objetos antiguos». Enfrentados al reto, Eric y Borja no supieron gestionarlo y fueron lo expulsados de la jornada, con lo que el ‘label vasco’ queda mermado en ‘Masters de la reforma’.

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Arantza Portabales: «Al ser humano le reconforta la desgracia ajena»

admin

El sector del libro crece casi un 2% y continúa su recuperación

admin

Rosalía, Solange, Tame Impala, Future y Monáe actuarán en Primavera Sound

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.