Cuba países

¿Se queda solo Trump o busca nuevos verdugos?

¿Se queda solo Trump o busca nuevos verdugos?


Donald Trump. Foto: AP.

Donald Trump, dicen, ha comenzado a percatarse de que los principales acompañantes de su gobierno son afilados extremistas, demasiado intransigentes. Para ellos no existen los matices, el empleo de la lógica o el valor de los límites. Sería saludable que lo dicho por el mandatario no se limite a uno entre tantos comentarios vagos, para despistar, o eludir responsabilidades. El presidente mencionó que quieren llevarlo a una guerra. ¿Cuál entre tantos conflictos exacerbados irresponsablemente?

Es muy interesante que un personaje tan desbordado como quien dirige hoy a Estados Unidos llegue, algo o mucho, a deducciones de este cariz. Por supuesto, debo reiterar, bien puede tratarse de un tuit destinado a redistribuir culpas o evitarse algunas críticas. En otras palabras: no resulta imposible que haya poco o mucho, de disimulo en lo expuesto por él.

Pero vamos a suponerlo sincero, recapacitando sobre políticas excedidas. Entonces podríamos preguntarle por qué premia a Israel y ni por asomo se le ocurre exigirle al estado judío el pago a los palestinos por las tierras y propiedades que les robaron en los últimos setenta años. Para un comerciante como este, el toma y daca es la estrategia óptima disponible, para forzar decisiones ventajosas. Sin embargo, no cuenta en sus tácticas.

Si los grandes invasores de la antigüedad o el medioevo le deben enormes reparaciones a los pueblos asaltados por ellos, en esta azarosa modernidad seria sabio y plausible compensar a quienes enriquecieron a los hoy países poderosos del Orbe. Pero sobre todo, —siempre hay oportunidad de reivindicarse— cuando se llega a etapas, hechos y situaciones especialmente críticos, lo adecuado es subsanar iniquidades.

Parece ingenuo, incluso suponiendo honesto el relativo, muy relativo, rechazo de Trump a la desquiciada belicosidad de sus adláteres, suponer un cambio de actitud hacia Tel Aviv y aplicarle a esos favoritos lo que sí le exigen a otras naciones.

Los museos norteamericanos y europeos están repletos de objetos sustraídos de Asia y Medio Oriente, o de la América precolombina. Eso sin referirnos, no hace falta, a la usurpación hecha a los habitantes originarios de Norteamérica. ¿Ante qué tribunal pudieran presentar sus demandas esos aborígenes o los descendientes de las maravillosas, incluso desconcertantes civilizaciones inca, maya, azteca buscando les indemnicen?

Sigo preguntando ¿le pagarán a los afganos o a los iraníes, sirios y libios, por los daños humanos y materiales tremebundos provocados por invasiones, bombardeos injustificables o a través de ataques sin otro motivo que apoderarse de los respectivos patrimonios? Esta otra lista es interminable. Vale añadir por actual e intragable: ¿Tienen derecho a exigir reparación por empresas o tierras nacionalizadas en Cuba pese a negarse a concertaciones ofrecidas desde el inicio por La Habana?

En todo caso ¿Van a resarcir por los daños provocados a través de las sanciones económicas impuestas que le siguen impidiendo el normal desarrollo a Cuba?

Contando a partir de 1959 y hasta el 2018, los daños acumulados por el bloqueo ascendieron sobre los 934 mil millones de dólares. El año pasado, baste de muestra ese botón, no fue posible obtener ingresos en el orden de los cinco mil millones de dólares debido al acoso que nos imponen. Con ese porcentaje anual, en seis décadas la suma resulta elevadísima y apropiada para necesarios avances. De tener flujos comerciales normales y sin la persecución a entidades financieras internacionales relacionadas con la Isla, buscando un cerco extra-bloqueo, el progreso sería superior.

Por ese concepto varios bancos occidentales fueron multados con milmillonarias sumas como si cuanto decreta Washington fuera de obligado cumplimiento para el resto del mundo. Eso se hizo antes de vigorizar el título III de la Helms-Burton. Es de suponer una persecución más encarnizada en lo adelante.

En los estimados a considerar hay factores de gran interés provenientes de diversos efectos destructivos (sabotajes, víctimas de múltiples agresiones), cuando lo natural sería el fomento de vínculos convenientes entre países vecinos. La convivencia entre antagonistas está probada, es posible, desde hace mucho.

El pretendido de ahuyentar a los inversores extranjeros en Cuba, o aumentar los castigos aplicados a su pueblo, chocan con realidades e intereses de un tiempo complejo y posiblemente, apremiado de cambios. “(…) no está mal que la Unión Europea esté más enfocada hacia sus fuerzas y problemas y que deje de lado un poco la influencia estadounidense. Es mejor para la UE fortalecer sus lógicas que volverse más como EE.UU.” además, “Europa no quiere guerras”.

Los criterios entre comillas pertenecen a Saskia Sassen, socióloga y economista holandesa, en apreciaciones sobre el momento que atraviesa el Viejo Continente y, de hecho, todos los demás, en una u otra medida.

¿Qué tiene que ver Europa con la Helms-Burton o las componendas Pompeo-Bolton? Mucho, pues les afectan, y otro tanto sucede con las amenazas a sus firmas en Irán. Las llamadas leyes antídoto con las cuales intentan proteger a sus empresarios en el país persa, fueron elaboradas a partir de la firma en 1996 de la H.P., digo, H.B.

Elevando aranceles a China antes de concluir tratos convenientes, pretendiendo que norcorea se desnude de sus mecanismos defensivos a cambio de nada, o, entre tanto y tanto, represaliando a sus socios a través del consabido tercer título del extraterritorial decreto, van en dirección opuesta a lo defendido por ellos mismos y alejándose de la mejor meta.

Hora sería de actuar sin porras y egoísmos, imposiciones y desafíos de escasa moralidad. Casi siempre, concluyen haciéndole daño también a quien los provoca.

clubwifiusa


Sources: cubadebate.cu

Related posts

Ni San Lázaro pudo con Irma

admin

La Fiscalía de la Audiencia Nacional presenta una denuncia por sedición por los altercados de Barcelona | España

admin

Alianza entre diputados de derecha y el FMLN apunta hacia la despenalización del aborto

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.