países Spain

La chirigota feminista que canta al sentimiento de culpa de las mujeres

La chirigota feminista que canta al sentimiento de culpa de las mujeres



La culpa

Susana Ginesta para Las Cadiwoman

La culpa hay que echarla para fuera,
así que aprovechad cuando vayáis a hacer pipí…
y mea culpa. 

La culpa para afuera, la culpa,
saliste una noche de copas
después de una semana de sangre y sudor
y la gente murmura:
“Esa madre no tiene muy buen corazón,
habrá dejado a su criatura
viendo a Bob Esponja tirado en el salón”.

Comer hidratos de noche
y no ir al gimnasio, pagándolo y todo,
un día entero con Netflix
con el chocolate y con el cobertor
y la gente comenta:
“Se ha puesto más gorda,
se ha hecho mayor”.

Y por mi culpa, la culpa, la culpa,
porque con Eva todo esto empezó
la Biblia es un culebrón.

Quitarle la teta al machito,
o seguir con la teta y el niño es mayor
pedir pizza o de chino
y para hacer un cocido
tres horas “plop, plop”
salir de un grupo de WhatsApp
tirarte un pedito en el ascensor…

La culpa no vale para nada
si luego lo vas a hacer igual
pero con esa cosa que al final
no te va a dejar disfrutar.

Coser un disfraz para el colegio
porque tenía que ir árbol de Navidad
y pegarle dos bolas al pijama del padre,
que era para tirar
sentirte muy malamente
ponerle en la frente una estrella pegada.

A veces me toco un poquito
y yo no siento culpa, ni angustia, ni nada,
eso es algo del cuerpo, es algo necesario,
algo natural.
¿Y con quién fantaseo?
Culpa, culpa, fuera la culpa.

La culpa no vale para nada
si luego lo vas a hacer igual
pero con esa cosa que al final
no te va a dejar disfrutar.

Trabajo de mañana y de tarde
y cuando llego a casa estoy reventada.
No soy la madre perfecta,
la amante dispuesta siempre depilada.
La bata con pelotillas,
mis mallas cedidas y la ingle poblada.

La culpa del mundo, toda la tengo yo
tomé una manzana y he liado una tangana
Yo traje el pecado y también a Casado,
Pandora y la caja culpa de una raja
y las siete plagas las trajo mi hermana
la culpa de todo fue de Yoko Ono,
maté a Manolete y también a Chanquete,
de cualquier pelea por ir al Ikea,
del gluten, del paro o de si me separo,
del aceite de palma, de si tu no te empalmas,
del irme a ensayar y quedarme en el bar,
de llevar un escote y ser rubia de bote,
si dijo que no, no lo repitió.
La culpa de todo, no la tengo yo.

clubwifiusa


Sources: elpais.com

Related posts

Blooming, obligado a ganarle a Sport Boys

admin

Unas 153 cirugías maxilofaciales se han efectuado a niños en David

admin

Juana Rivas dice por carta que est huida, pero cree no hacer “nada fuera de la ley” | Sociedad Home

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.