Cuba países

Sindicalistas latinoamericanos se miran en el espejo de Cuba › Mundo › Granma


La continuación de la lucha sindical contra la arremetida imperial en las circunstancias actuales ha sido el mensaje enarbolado por los dirigentes de otros países que participaron en las actividades festivas por el Primero de Mayo en Cuba y en las sesiones finales del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, celebrado del 20 al 24 de abril, en La Habana.

Pablo Michelli, secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA-Autónoma), explicó a Granma que su país atraviesa una situación política muy crítica porque gobierna un gendarme del presidente estadounidense Donald Trump, algo que le resulta muy vergonzoso por la historia de lucha de esa nación sudamericana.

«Hoy vivimos en un contexto latinoamericano con predominio de gobiernos que representan a partidos políticos de la derecha, ejemplo Jair Bolsonaro en Brasil, el presidente paraguayo (Mario Abdo Benítez), o incluso Lenín Moreno en Ecuador, donde hay un retroceso de la izquierda. Sin embargo, la búsqueda de la unidad y las fuertes convicciones de luchar para no dejarnos arrebatar las garantías alcanzadas por la clase obrera son nuestras armas», precisó el entrevistado.

El dirigente sindical explicó que los trabajadores argentinos se movilizan en constantes huelgas y protestas contra las políticas del Fondo Monetario Internacional y las medidas económicas neoliberales. Además, se ha dado una unidad interna de los sindicatos y movimientos sociales para enfrentar la difícil situación del actual capitalismo internacionalizado.

Aseguró que la lucha se muestra como el único camino hacia la esperanza para conquistar la victoria en las elecciones próximas de su país. «Tenemos la certeza de que si abandonamos la batalla en las calles y nos detenemos en nuestro enfrentamiento a este modelo económico, caeremos en un pozo profundo sin retroceso», remarcó Pablo Michelli.

Dijo estar gratamente sorprendido por el congreso de los trabajadores cubanos, porque ha visto una entusiasta participación de los delegados, con una dinámica espectacular, donde se combinan las convicciones y la firmeza de defender a la Revolución Cubana. Destacó que en las sesiones del cónclave se resaltó la historia de la organización con 80 años de fundada, los aportes de Fidel y Raúl Castro, más todo el legado de los mártires y héroes, citado incluso en los discursos de los oradores.

Según sus palabras, ese espacio combinó lo económico con lo ideológico en la búsqueda de soluciones para obtener mayores avances productivos que posibiliten mantener los programas sociales en beneficio de la población. «Se trata de cómo ayuda la CTC al desarrollo de la sociedad en el tema de la salud, la educación y otras áreas», aseguró.

Puntualizó en los vínculos históricos de su organización sindical con la cubana y dijo que ambas tienen muchos años de ayuda mutua, de perfiles políticos parecidos en la unidad de clases, el antimperialismo, el anticapitalismo, en defensa de la justicia social y por la ayuda solidaria hacia otros países.

«Mi organización se formó mirando en el espejo de la CTC, salvando las distancias, porque nuestro trabajo político y movilizador lo hacemos en contra del capitalismo y del gobierno que representa ese sistema. Siempre aprendemos de las experiencias de Cuba por lo cual mantenemos un intercambio permanente», comentó el sindicalista argentino.

Con él coincidió Laura Alberti Alegre, secretaria organizadora de PIT-CNT Uruguay. Esa organización funge como una central única que agrupa prácticamente a la totalidad de los sindicatos del país sudamericano y tiene afiliados a más de 400 000 trabajadores, con fuertes vínculos con la CTC.

«La organización cubana nos brinda ejemplos para llevar al trabajo sindical diario y resulta nuestro espejo en cuanto a los principios de unidad y solidaridad que enarbola. En nuestro actuar defendemos a la Revolución Cubana y siempre acompañamos a su pueblo en las principales batallas en la arena internacional», señaló la sindicalista.

Ella dijo participar en el XXI Congreso con mucha firmeza y humildad para encontrar caminos conjuntos en el tema de la solidaridad de los pueblos porque la avanzada de la derecha, presente en países como Argentina y Brasil, necesita de la cohesión de todos los pueblos del sur para enfrentarlos. «No podemos permitir que las políticas neoliberales acaben con las conquistas sociales alcanzadas», señaló.

«La experiencia que me llevo del Congreso cubano es increíble. Pienso que el informe central fue muy crítico con el propósito de erradicar los males que hoy preocupan. Las intervenciones de los compañeros han sido honestas y con el deseo de solucionar los problemas. Se manifiestan con valentía. Los cubanos tienen un temple de espíritu para depurar el camino y visibilizar hacia dónde quieren conducirse», reconoció Alberti Alegre.

Mientras su organización pelea por mantener las conquistas de los trabajadores obtenidas en la lucha, en contra del capitalismo y el imperialismo, defienden los procesos políticos de avanzada como es el caso de la Revolución Bolivariana de Venezuela y el estado plurinacional de Bolivia. «Queremos que esta luz de esperanza emanada desde Cuba, como pueblo solidario, se mantenga por siempre», sentenció.

clubwifiusa


Sources: cubadebate.cu

Related posts

Fiscalía abre indagación por presunto ‘grupo subversivo’; la Conaie defiende derecho a ‘guardia indígena’

admin

Arsenal le ganó a Olimpo un partido clave por el descenso

admin

¡Nuestro trabajo no se detiene!, afirma delegado del Gobierno ante la Mesa de Negociación

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.