fbpx
Cultura

Beñat Achiary quitando ‘Hierro’ a Adriana Bilbao

Beñat Achiary quitando 'Hierro' a Adriana Bilbao


Gran expectación y más de tres cuartos de entrada en la séptima y última jornada de Los Viernes Flamencos del Teatro Barakaldo, en la que vivimos el estreno mundial de la coreografía ‘Burdina / Hierro’, ideada por la bailaora Adriana Bilbao, la nieta del mítico delantero del Athletic Telmo Zarra, licenciada en Comunicación Audiovisual y Máster Universitario en Artes Escénicas.

En el lobby repartían propaganda del Museo de la Minería del País Vasco, sito en Gallarta, y, según el programa, «Hierro (Burdina en euskera) es una reivindicación del papel del trabajador, del migrante, de los hombres y, sobre todo, las mujeres que llegaron del sur de la Península a las minas de Bizkaia». No obstante, como acaece en tantos ballets flamencos, el mensaje resulta alegórico, atávico en el caso del género flamenco y en particular de ‘Burdina’, ésto gracias a la buena aportación del cantaor Raúl Micó.

Cinco vestidos usó en su disertación bailada y metafórica del empoderamiento Adriana Bilbao, quien se reveló sobria y con recursos, alejada de alardes pero con dominio del zapateado (sin ser cañí) y del propio cuerpo como elemento de percusión. Adriana evolucionó sobre un escenario oscuro, con tres barrenadores a la derecha de la escena, y danzó entre humo artificial, el polvo de las piedras (que hizo toser a bastantes espectadores) y las tinieblas de la ausencia de iluminación.

Por lo más obviamente flamenco se manejó con el mantón de Manila como si fuera María Pagés, en general se asentó en la falta de aspavientos, y demostró el máximo potencial en un número jazzístico y modernista con papel destacado del pianista Michel Queuille al servicio de unos movimientos que la nietísima debería explorar, explotar y exportar.

Adriana con el quinto vestido y el mantón de Manila. / E.C.

Adriana fue la única dama sobre la tarima y estuvo acompañada por siete hombres: los tres barrenadores (nos recordaron al show ‘Herritmo’ de Kukai), el cantaor con fuste Micó, el pianista jazzer Queuille, el buen tocaor Guillermo Guillén y el llamémosle coprotagonista de ‘Burdina’, el veterano vascofrancés Beñat Achiary, un maestro cantante que, como siempre, robó la función a quien le invita a participar en lo que sea. Aún recordamos cómo asombró y maravilló al público en ‘Kalaportu’, el homenaje a Sarrionaindia en el Arriaga, durante el festival Loraldia. Esta vez, en el Teatro Barakaldo hizo de todo: cantó agónico y extático, explotó el folk ancestral vasco y hasta jugó con su boca para hacer un jazz superior al de estrellas americanas como Gregory Porter, además actuó, tocó la txalaparta, recitó… Un genio este francés.

La cita, con más canto folk euskaldun que baile flamenco, duró 71 minutos, contando los luengos saludos finales pero no el proemio con los barrenadores en escena mientras el respetable iba ocupando sus butacas. Es ‘Burdina / Hierro’ una coreografía alegórica, quizá superficial, siempre sobria (aunque Adriana exageró al menos dos veces el movimiento de las manos tan flamenco) y sin afán de protagonismo de la que lo nominaba (siempre nos han dicho que es muy discreta y que no desea que se conozca su parentesco con Zarra; suponemos que ya se habrá acostumbrado).

Una propuesta que rompió su crecimiento en el último tercio, a partir de la escena de los siete hombres alrededor de la mesa, descansando y divirtiéndose tras el trabajo, y Adriana luego añadiendo un número más rutinario aunque pero rematado con un desplante entre olés previo al irrintzi final entonado por el genial Achiary, que se impuso a la ovación del público y a la mera memoria que nos dejará este ‘Burdina / Hierro’.

Los siete hombres participantes en la escena tabernera, con Achiary sosteniendo el papel / . OSCAR CUBILLO



Sources:
elcorreo.com

Related posts

La inesperada primera vuelta al mundo

admin

Toda una vida de anuncios

admin

Extremoduro en Bilbao: fecha y entradas del concierto de despedida en 2020

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.