Rodexo
Noticia

Ocho mitos sobre el pene comentados por especialistas

Ocho mitos sobre el pene comentados por especialistas


REALIDAD: Tanto como partirse es un poco exagerado, pero sí, el pene puede fracturarse cuando está erecto, según Michael Reitano, médico de la organización para la salud Ro.

“Las fracturas de penes son poco frecuentes, pero ocurren. Suelen producirse con un sonido de chasquido o un crujido y un dolor insoportable. Normalmente les sigue la pérdida repentina de la erección”, explica.

Después, el pene se inflama y se amorata: “Puede suceder que se rompan los vasos sanguíneos o que se dañe la uretra, el conducto por el que pasa la orina. A veces es necesario operar para reparar los daños y las secuelas a largo plazo pueden incluir fibrosis (cicatrices), un pene curvo, disfunción eréctil y dificultad para orinar y eyacular”, comenta.

Las posturas más peligrosas, según este médico, son la amazona (la otra persona encima y de frente) seguido por el “perrito”.

MITO: Hay penes de sangre y penes de carne.

REALIDAD: Este mito es cierto. Si tienes un pene de carne, parecerá grande también en reposo, pero apenas crece con las erecciones. Los penes de sangre, en cambio, muestran una gran diferencia de longitud entre la flacidez y la erección, según el urólogo Paul Turek.

“La mayoría de los hombres desearía tener un pene de carne, pero en la práctica es al revés: más o menos cuatro de cada cinco hombres tienen penes de sangre. Lo importante es que los penes que parecen pequeños en flacidez tienden a crecer con la erección mucho más que los penes de carne, que parecen grandes cuando están flácidos. Es la forma que tiene la naturaleza de repartir un poco de igualdad en el tamaño de los penes”, cuenta Paul Turek.

MITO: Un pene curvo no es normal, debería estar completamente recto.

REALIDAD: Los penes tienen un montón de formas y tamaños diferentes. Un pene curvo no tiene por qué ser un problema. Es más, incluso hay quienes piensan que es más efectivo para estimular el punto G durante el sexo.

Sin embargo, aunque no pasa nada por tener un poco de curvatura, en exceso es problemático, según el urólogo Aaron Spitz, autor de The Penis Book: A Doctor’s Complete Guide to the Penis.

Este problema, conocido como la enfermedad de La Peyronie, lo causa el engrosamiento y endurecimiento en la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos del pene, los que se llenan de sangre para provocar erecciones. Se piensa que esta enfermedad les sucede a 6 de cada 100 hombres de entre 40 y 70 años.

“Como la zona afectada no se estira y expande como el resto de los cuerpos cavernosos, provocan una hendidura, curvatura o torsión, así como un acortamiento del pene y debilitamiento de la erección. El sexo se vuelve complicado o imposible”. Por suerte, tiene fácil solución si lo diagnostica un urólogo con experiencia.

Loading...


Sources:
huffingtonpost.es
ideal.es

Related posts

Atracón de cine musical en la Gran Vía | Madrid

admin

Vómitos letales y mordeduras aplastantes: estos animales pueden parecer tiernos pero ten mucho cuidado con ellos

admin

Las peores historias de cenas de empresa: “Acabé en urgencias con el abrigo de mi jefe”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.