países Venezuela

Muerte de desmovilizado de las FARC revive el fantasma del caso de la UP

Muerte de desmovilizado de las FARC revive el fantasma del caso de la UP


El proceso de pacificación de las FARC en Colombia llevó un largo trecho de negociaciones que por momentos hicieron temer que no se lograría, sin embargo, el raciocinio desde las partes en conversación y un poco de buena voluntad hicieron posible que se iniciara el tan ansiado proceso de desmovilización de las facciones después de más de medio siglo de terror y muertes inútiles.

Redacción Venezuela al Día

Un pasado tan doloroso es muy difícil de enterrar, sin embargo, la sociedad colombiana ha hecho un gran esfuerzo por ese necesario logro en pos de una convivencia que permita un desenvolvimiento libre de ese enorme peso que significa el accionar de movimientos armados que arrostraron por más de medio siglo.

La muerte de un desmovilizado de las FARC-EP, Dimar Torres,  con muchas características que señalan que ocurrió una ejecución extra judicial además de intento de desaparición ha dejado el amargo sabor y sensación de haber retornado a las prácticas de una de las épocas más violentas que se recuerde en contra de personas que decidieron abandonar el camino de las armas para tratar de lograr cambios desde un accionar político.

Familiares de Roberto Marrero denuncian grave peligro en su estado de salud https://t.co/cdWsKm5Edr #LiberenAMarrero pic.twitter.com/OP94SNuIEw

— Venezuela al Dia (@venezuelaaldia) April 29, 2019

Para el año de 1984, mediante procesos de negociación y pacificación, surgió la Unión Patriotica y una vez asimilados y reinsertados en la vida civil y ya como partícipes de la vida política del país, se inició en su contra un proceso de exterminio que prácticamente arrasó con la vida de todos los integrantes y colaboradores de la organización.

En el portal de Wikipedia, esta caso se reseña como “Dos candidatos presidenciales, los abogados Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, 5 congresistas en ejercicio (Leonardo Posada, Pedro Jiménez, Octavio Vargas, Pedro Valencia, Manuel Cepeda), 11 diputados, 109 concejales, varios exconcejales, 8 alcaldes en ejercicio, 8 exalcaldes y alrededor de 3000 de sus militantes y simpatizantes (otras fuentes aseguran que fueron unos 5000) fueron sometidos a exterminio físico y sistemático…”.

Sin embargo la operación abarcó bastante más que esa cifra, rompió el sueño de una sociedad que abrazaba la oportunidad de una vida de trabajo y de paz desde la coexistencia de pensamientos distintos en pro de un solo objetivo: El bienestar de un país.

Cabe destacar que esa iniciativa surgió en 1982 pero fue hasta 1984 que se pudo lograr darle forma en el denominado “Acuerdo de La Uribe” por el sitio donde finalmente se firmaron en 1984.

Luego de su visita ayer a la zona donde fue asesinado Dimar Torres, exmiliciano de Farc, @ComisiondePaz concluye que se trata de ejecución extrajudicial, intento de desaparición, y crimen contra el Acuerdo y el proceso de paz. pic.twitter.com/cYFWK6Ypkn

— Iván Cepeda Castro (@IvanCepedaCast) April 28, 2019

El asesinato de Dimar Torres indica que la seguridad democrática regresó al poder y que el crimen se volvió a organizar. El gobierno @IvanDuque nos retorna al pasado; a las épocas de violencia tangible: masacres, asesinatos sistemáticos y narcotráfico #RenuncieMinistroBotero

— Julián F. Martínez (@JulianFMartinez) April 28, 2019



clubwifiusa


Sources: venezuelaaldia

Related posts

La bandera siria es izada en la frontera con el Golán ocupado por Israel

admin

El desarrollo infantil y su impacto a largo plazo

admin

Exministro afirma que ley que crea comisión nacional de recuperación del patrimonio histórico invade funciones de la Secretaría Nacional de Cultura

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.