Rodexo
Cultura

Aquellos tetraédricos tiempos del Tetra Pak

Aquellos tetraédricos tiempos del Tetra Pak


Puede que a ustedes lo de Tetra Pak les suene por el nombre de la multinacional sueca, dueña del 80% del negocio mundial de envases de cartón, o por su similitud al ubicuo Tetra Brik. Pero en realidad, tanto el nombre de la empresa como el «tetra» del Brik vienen de un magnífico invento con forma de tetraedro (un poliedro de cuatro caras triangulares) que en 1951 revolucionó por completo el sector de la producción alimentaria industrial. Con el nombre de Tetra Classic apareció en el mercado un envase de cartón que permitía almacenar y distribuir líquidos de forma práctica y completamente higiénica: lo nunca visto en un mundo hasta entonces acostumbrado a la venta directa al peso o a los envases retornables de cristal.

En realidad la idea era muy anterior a 1951. Los suecos Ruben Rausing y Erik Åkerlund habían fundado en 1929 una empresa especializada en embalajes de cartón para alimentos e inspirada por el crecimiento de los comercios de autoservicio. Rausing se empeñó en encontrar una solución práctica para distribuir líquidos que fuera más allá de las tradicionales botellas de leche y que pudiese garantizar máxima seguridad alimentaria a la vez que eficiencia de almacenaje y bajo coste. En 1943 emprendieron la tarea de buscar el cartón de leche perfecto y un año después el ingeniero Erik Wallenberg inventó para ellos la solución, un embalaje hecho con una sola plancha de cartón que después de enrollarse en forma de cilindro se doblaba en diferentes direcciones dando pie a un tetraedro. El resultado se podía rellenar con líquido, sellar herméticamente y producir de manera sencilla y continua en una sola máquina. Semejante maravilla se patentó en 1944, sufriendo en los siete años siguientes numerosas modificaciones en cuanto a sus materiales de fabricación y otras cuestiones técnicas.

Anuncio de leche RAM en Tetra Pak, octubre de 1963. / Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.

Por fin en 1951 se creó, bautizada en honor de su producto estrella, la filial Tetra Pak de ‘Åkerlund & Rausing’ y en mayo de ese mismo año se presentó a la prensa mundial causando verdadera sensación. El Tetra Classic en formato pequeño (100 ml) pronto se haría popular en todas las tiendas suecas y a partir de 1954 la compañía comenzaría una gran expansión tanto en términos de producto (nacieron las versiones de 250 y 500 ml) como en presencia global, introduciendo su invento en Alemania, Francia, Italia, la Unión Soviética, Japón y, allá por 1962, en España.

Tri Naranjus en Tetra Pak, 1966. / Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.

RAM parece que fue la primera marca española en usar el innovador Tetra Pak: en en la prensa catalana publicada en otoño de 1963 encontramos ya anuncios cantando las bondades de este envase de un solo uso, perfecto para distribuir leche pasterizada. Poco después ya está disponible en numerosos supermercados, cubriendo la incipiente demanda que gracias al turismo extranjero había de envases asépticos y sin devolución obligatoria. «El pasado verano en todos los apartamientos, campings, moteles y demás centros turísticos de la costa se pudo disponer de leche esterilizada servida en envases Tetra-Pak, que tienen la ventaja de garantizar una prolongada conservación en condiciones higiénicas insuperables», decía la Hoja Oficial de Barcelona en 1964.

Anuncio de Lagisa de los años 60. / Recuerdo Gijón.

El tetraedro sueco cubriría las necesidades de diversas centrales lecheras españolas, desde Puleva (Granada) hasta Lagisa (Gijón) o Beyena (Vizcaya), que lo utilizarían como símbolo de modernidad y avance tecnológico. También saltaría del sector lácteo al de zumos y refrescos: en 1966 apareció en los supermercados el Tri Naranjus Pak «con envase a fondo perdido», una modalidad similar a los briks pequeños de hoy en día que se usaba con una pajita y prometía no tener que «dejar depósito ni devolver envases».

Justo cuando se implanta su primer envase en España, Tetra Pak anuncia el lanzamiento de un formato mejorado y cuadrangular capaz de utilizar mejor el espacio de almacenaje, el Tetra Brik. Tardaría una década en llegar a nuestro país, desbancando completamente al curioso tetraedro… Pero eso se lo contaré en otra ocasión.

Loading...


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Un ejército de Giacometti invade el Museo del Prado

admin

Obscura y sus melenas contra el techo

admin

Toda la carne en el asador

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.