Bolivia países

La infraestructura del agro brasileño es ruinosa y genera enormes costos – 21/04/2019

La infraestructura del agro brasileño es ruinosa y genera enormes costos - 21/04/2019



El cálculo de Embrapa (el INTA brasileño) es que el carácter ruin –colapso, inexistencia, baja calidad –de la infraestructura le ocasiona al agro de Brasil costos logísticos por 36.000 millones de dólares al año, que representan un gasto equivalente a 12,4% del producto.

Esto le quita competitividad a las exportaciones de soja y maíz, en las que Brasil es el primero y segundo exportador mundial; y hace que el costo del transporte llegue a representar 50% del precio de la tonelada de maíz y 24% de la de soja.

Lo asombroso, y al mismo tiempo demostrativo de la extraordinaria potencia del agro brasileño, es que, aún en estas condiciones, Brasil es uno de los tres principales protagonistas del comercio mundial de granos, junto con Estados Unidos y la Argentina.

Mirá también

Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario señala que los dos principales polos productivos están situados en los estados de Mato Grosso y Bahía, a distancias entre 1.500 kilómetros y 3.000 kilómetros de los sistemas de transporte más competitivos, que son los ferroviarios e hidroviarios.

Los campos de Mato Grosso y Bahía están a una distancia de entre 1.500 y 3.000 kilómetros de los principales puertos.

Newsletters Clarín

Cosecha de noticias | Lo más destacado de la agroindustria y las economías regionales.

Todos los martes.

La Bolsa de Rosario agrega que esto tiene una explicación histórica. El agrobusiness brasileño es una historia de los últimos 30 años. A comienzos del siglo XX, la producción tradicional de granos se concentraba en la región sur, así como el café y la caña de azúcar se desplegaban en el sudeste –con epicentro en San Pablo-, y la ganadería extensiva se desarrollaba en las inmensas planicies del centro-norte, el Cerrado brasileño.

El resultado de esta distribución espacial es que las dos grandes regiones granario intensivas –Mato Grosso y Bahía- dependen en más de 60% del transporte terrestre por camión, que es la forma más cara e ineficiente de utilizar la extremadamente precaria infraestructura.

Embrapa indica que el transporte por camión representa 61,1% del total; el ferrocarril, 20,7%; el hidroviario, 13,6%; y el aéreo, 0,4%. Estos sistemas de transporte colocan a Brasil en la posición número 56 del ranking del “Índice Logístico del Banco Mundial” que evalúa la situación de 160 países.

Mirá también

El caso del Estado de Mato Grosso –principal productor intensivo de granos- es ampliamente representativo de esta crítica situación: 32,9% de la producción se vende a través del puerto de Santos situado a más de 2.000 kilómetros sobre la costa del Atlántico; y esto implica que no menos de 42 millones de toneladas de granos deben ser transportadas en camión.

El Banco Mundial estima que sólo 12% de las rutas brasileñas están pavimentadas, en tanto que esa marca es de 100% en Estados Unidos y más de 80% en la República Popular. Brasil tiene 29.000 kilómetros de ferrocarriles en un gigantesco territorio de 8.516.000 km cuadrados; y de ese total, más de 7.000 kilómetros están fuera de circulación.

​El resultado es que mientras la velocidad promedio de sus ferrocarriles asciende a 25 kilómetros por hora, en Estados Unidos alcanza a 80 kilómetros por hora.

La conclusión es nítida: la principal reforma que necesita imperiosamente el agro brasileño es la modernización de su ruinosa infraestructura.

clubwifiusa


Sources:
clarin-com

Related posts

Mushuc Runa y el líder Macará igualan 1-1 en el estadio Bellavista

admin

Sin callos en el alma

admin

Diario Extra – Rusia defiende su presencia militar

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.