fbpx
Ecuador países

Migrantes de Estados Unidos, Cuba y Venezuela divulgan el béisbol en Quito

Migrantes de Estados Unidos, Cuba y Venezuela divulgan el béisbol en Quito



Alejandro Salas, de 14 años, vive en Quito desde hace un mes. Él es oriundo de la ciudad de Valencia, Venezuela. Cuando llegó con su familia a la capital preguntó si se jugaba béisbol y dónde podía verlo.

En Valencia vivió en el internado de una academia de béisbol, donde se preparaba para ser pítcher (lanzador). A su llegada a Ecuador buscó escuelas, pero solo encontró información de Guayaquil y Manta. Cuando estaba por desistir, localizó en Facebook al club Los Ángeles de Quito, ­liderado por Yulier Díaz.

El sueño de Alejandro es formar parte de algún club de las grandes ligas, en Estados Unidos, o de las escuelas filiales o equipos que están en República Dominicana.

Sus conocimientos de béisbol le permiten tener un ‘abecé’ completo de esta disciplina. Su meta es que su lanzamiento sea de 94 millas por hora y que esa marca lo lleve a un club profesional. Actualmente llega a 65 millas.

En Los Ángeles de Quito, Alejandro se entrena con 20 niños y jóvenes, la mayoría hijos de migrantes cubanos, venezolanos y estadounidenses. Ellos, en edades de 6 a 16 años, son preparados por los profesores Timothy John Tranbarger (de Estados Unidos) y Jorge Clemente (Cuba).

Sus padres no suelen acompañarlos durante los entrenamientos, ya que trabajan. Alejandro tiene un hermano, de 16 años, que suele ir a dejarlo.

Clemente, de 40 años, vive en Quito desde hace cinco. De Cuba trajo consigo sus guantes y bate. Al llegar al país se frustró, porque pensó que no volvería a practicar este deporte. Él jugó en el equipo Santiago de Cuba, en la categoría juvenil, y después se especializó como entrenador. En Guayaquil recibió varios cursos de entrenador y a su regreso a la capital conoció a un grupo de venezolanos que jugaban sóftbol en el parque Bicentenario; se unieron y desde hace cuatro años formaron el club y la escuela de béisbol Los Ángeles de Quito.

Por el sector de la Cruz del Papa, en el parque, ellos improvisaron un pequeño campo de juego, colocaron una malla y trazaron un diamante. “Lo ideal sería tener un campo de 400 m a la redonda, así podríamos entrenarnos de mejor manera”, comentó Clemente.

Él trabaja como profesor de educación física en Agape School y en sus clases imparte la práctica de este deporte. En mayo participará en un campeonato juvenil en Guayaquil y formará una selección con el club y la institución educativa.

Parte de los implementos del club fueron traídos desde Francia por Timothy. Él, de 58 y que vivió gran parte de su vida en Francia, se unió al equipo hace dos años.

Los niños y jóvenes suelen agruparse en el Bicentenario en dos equipos, para disputar un partido y que sus entrenadores los evalúen.

Los usuarios del parque no suelen acercarse al sitio en el que entrenan, ya que el béisbol no es un deporte que atraiga al público capitalino.

A diferencia del béisbol, el sóftbol logró gran acogida en los adultos migrantes.

La migración de venezolanos y cubanos originó que el año pasado se formara la Liga de Sóftbol de Pichincha, que cuenta con 19 equipos.

El primer torneo que dispu­taron fue la Copa Amistad 2018 y desde febrero de este año juegan el Torneo Germán Vielma, los sábados y domingos en el Bicentenario.

El objetivo de Los Ángeles de Quito es masificar y fomentar la práctica de este deporte en la capital, y que más clubes se integren para conformar una Liga de Béisbol. En mediano plazo, anhe­lan contar con un campo de juego propio.



Sources: elcomercio.com

Related posts

Netflix llega a un acuerdo con un grupo satánico para evitar demanda por plagio

admin

Karen Abudinen | La Silla Vacía

admin

Diario Extra – Paté confirma interés en 5 jugadores

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.