Rodexo
Cultura

Adiós a Bibi Andersson, musa de Ingmar Bergman

Adiós a Bibi Andersson, musa de Ingmar Bergman

Loading...

La actriz sueca Bibi Andersson, conocida por sus papeles en las películas del legendario director Ingmar Bergman, murió este domingo a los 83 años, según informó a la agencia AFP su hija Jenny Grede Dahlstrand. «Deja un gran vacío para cada uno de los que tuvimos el privilegio de estar cerca de ella», se lamentó la hija de la intérprete, que protagonizó varios clásicos del cineasta sueco, entre ellos ‘El séptimo sello’, ‘Fresas salvajes’ y ‘Persona’. La noticia de su fallecimiento causó conmoción en las redes sociales.

Jan Holmberg, directora general de la Fundación Ingmar Bergman, subrayó que, aunque Andersson llegó a estar muy vinculada a Bergman, era una artista por derecho propio. Es más, aseguró que la actriz a menudo interpretaba personajes simples y, a veces, mal escritos, pero «tomaba esos roles y los hacía mucho más grandes». «Bibi fue una gran actriz y una humanista fantástica», apuntó, por su parte, la directora y amiga personal de la artista Christina Olofson a la edición digital del periódico sueco ‘Göteborgs-Posten’.

Premios internacionales

Berit Elisabet Andersson, que es como se llamaba en realidad, debutó en el mundo audiovisual a los 15 años en varios cortos publicitarios para un detergente de la marca de jabón sueca ‘Bris’. Ya aquellos spots fueron dirigidos por Bergman, quien estuvo muy ligado a su carrera cinematográfica. Tras dar sus primeros pasos artísticos con él, la sueca, que se formó como actriz en el Teatro Real de Estocolmo (el prestigioso Dramaten), se incorporó en 1962 y por un año al elenco del Teatro de Uppsala (Uppsala Stadsteatern), regresando al Real Teatro Dramático de Estocolmo al año siguiente.

En 1966 actuó en la cinta ‘Persona’ y en ‘La pasión de Anna’ en 1970. A partir de finales de la década de 1980, la actriz centró su carrera en la televisión y el teatro, donde volvió a realizar varias colaboraciones con Ingmar Bergman. Apareció en ‘Largo viaje hacia la noche’ (1988), ‘Una estación de paso’ (1992), ‘El sueño de la mariposa’ (1994), ‘Drømpsel’ (1994) y ‘Det blir aldrig som man tökt sig’ (1999).

Bibi Andersson recibió varios premios, entre ellos el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival internacional de Berlín en 1963 por su papel en ‘La amante’, de Vilgot Sjoman (1962). También ganó un Escarabajo de Oro, el galardón cinematográfico más reputado del cine sueco, por su trabajo en ‘Persona’. Su éxito con Bergman le abrió el camino para iniciar una carrera internacional que incluyó trabajos con cineastas como John Huston (‘La carta del Kremlin’, 1970) y Robert Altman (‘Quinteto’, 1979). La actriz continuó trabajando y protagonizando películas hasta 2009, cuando sufrió un derrame cerebral que le paralizó un lado de su cuerpo y que le obligó a permanecer ingresada en un hospital. Después, se alojó en la residencia de ancianos de Estocolmo. En 1996 había publicado su autobiografía, titulada ‘Ett ögonblick’ (‘Un parpadeo’).



Sources:
elcorreo.com

Related posts

La cocina del animal más bello del mundo

admin

Descubren en Israel un tesoro de monedas de oro de hace 900 años

admin

Por los pacientes caminos del verano

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.