Argentina países

Ensamble Real Book: ¿Quién dijo que no hay un jazz argentino? – 11/04/2019

Ensamble Real Book: ¿Quién dijo que no hay un jazz argentino? - 11/04/2019



“Hay un jazz que es argentino”, coinciden Esteban Sehinkman, pianista, compositor y director del Real Book Argentina, y Bernardo Monk, saxofonista y compositor. Aunque con diferentes miradas, ambos aseguran que tiene una identidad particular, con una idiosincrasia creativa que sigue en pleno proceso de desarrollo.

Sehinkman y Monk forman parte del Ensamble Real Book, que presentará este viernes 12 de abril, en Thelonious, su cuarto trabajo Línea del tiempo, con Juan Cruz de Urquiza en trompeta, Monk en saxo alto, Gustavo Musso en saxo tenor, Lucio Balduini en guitarra, Sehinkman en piano, Mariano Sívori en contrabajo y Daniel Piazzolla en batería.

El Ensamble Real Book Argentina en acción, con Sehinkman, Monk, Lucio Balduini, Juan Cruz de Urquiza, Gustavo Musso, Mariano Sívori y ‘Pipi’ Piazzolla.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

-¿Línea de tiempo es quizás es el material más jazzístico de los cuatro discos? ¿Cómo surgió esta propuesta?

Sehinkman: La idea del último disco fue plantear una línea de tiempo por la cronología de los compositores, para obtener de alguna manera un pantallazo del jazz a través de la décadas. A diferencia de otros discos, el encare fue más jazzero y resultó una experiencia muy interesante porque nos permitió escuchar mayormente temas de compositores que están referenciados en el jazz americano.

Monk: El proyecto Real Book tiene una dimensión muy amplia y te plantea la posibilidad de establecer líneas de repertorio en las que a veces se hace difícil elegir diez temas. Lo interesante es que este disco es uno de los tantos caminos elegidos, y muestra la diversidad de las fronteras estilísticas como una de las principales características.

Sehinkman cuenta que el compositor más antiguo que tiene el Real Book es Oscar Alemán, y que ese fue el punto de partida. “Nos repartimos los temas con Bernardo, para arreglarlos, y la idea fue reflejar el espíritu estilístico de cada composición, con arreglos hechos para el ensamble. En el tema de Alemán Hombre mío, hice la trascripción y Lucio Balduini le hizo arreglos y una hermosa introducción”.

El músico rescata también el tema de Sergio Mihanovich. “Un gran músico que asimiló de manera excelente la manera de componer standards y que además cantaba y era un inteligente armonizador”, dice, y menciona Haiku, de Leo Genovese que arranca a con un guiño a Piazzolla y luego se acerca al jazz contemporáneo.

“Tomé los arreglos del tema de Walter Malosetti, de Gizela, de Fats Fernández, que es muy hardbopper, al que le agregué una sonoridad más cercana a los quintetos de Cannonbal Adderley; y Querido Bill, de Manuel Fraga, al que lo retrasamos unos treinta años”, agrega Monk.

-Se percibe a través de la información que surge del Real Book que hay un jazz argentino.

Sehinkman: Sí, estoy a favor de esa idea. Además, por un tema casi estadístico, con tantas composiciones, es natural que surja una música con una identidad particular. Vivimos en un país de una gran creatividad. Hay ejemplos muy claros como Gato Barbieri, Santiago Giacobbe, con ‘Don Remo’, Guillermo Klein, el Quinteto Urbano, que son los avanzados en este camino.

Monk: Creo que definitivamente hay un jazz hecho en la Argentina que está en desarrollo. Por ejemplo, con el Latin Jazz se ve una metamorfosis de la música cubana muy metida en el jazz, pero no veo que ese encuentro del género con elementos del folclore y del tango esté tan aceitado. Tengamos en cuenta que esta fusión comenzó fuerte a fines de los ’90 y se está desarrollando. Todavía no está codificada.

El Real Book Argentina, que nuclea músicas originales de compositores rioplatenses, cumplió 10 años en 2018, y cuenta con más de 500 partituras. “Las composiciones que sumamos en los últimos tiempos evidencian que las formas originales están menguando. Ahora, percibo que se está componiendo con una forma jazzística más contemporánea, sobre todo en la manera armónica; también trabajos con compases irregulares sin linealidad, y un aspecto evidente es la fusión con folclores latinoamericanos”, destaca Sehinkman. Y completa: “Hay mucha gente escribiendo bien, de forma sólida, y esto se debe a una mejora en la educación. El Conservatorio Manuel de Falla aporta mucho en esto y encuentro una sistematización que redunda en la calidad”.

“Esta calidad viene de varias generaciones que hacen su aporte. Mucha gente que estudió afuera y que hoy están acá como docentes. Y ya hay generaciones formadas en Buenos Aires que trabajan muy bien. Eso se percibe en la calidad de los materiales y en los shows en vivo”, remarca Monk.

El Ensamble Real Book Argentina, con Sehinkman y Monk en sus filas, es una especie de filtro por el que pasa buena parte de la obra jazzística escrita en la Argentina. (Constanza Niscóvolos)

-Hay opiniones que señalan que los conservatorios han convertido en una especie de “operarios calificados” a los alumnos ¿Qué piensan de esta mirada?

Monk: Hablo de Berklee: creo que hay un juicio errado, y que es lógico que en ese contexto todos suenen bastante parecidos. Hiromi, Leo Genovese, Juan Luis Guerra… Pero acá, Pájaro de Fuego, mi orquesta, Juan Cruz de Urquiza, por nombras unos pocos, sonamos todos muy distinto. Pasa mucho tiempo hasta que toda esa información la hacés propia. Hay un axioma: imitá-asimilá-innová, y el período de asimilación es muy largo. Otro aspecto que creo que es crucial por lo beneficioso es el contacto con gente de todos lados.

Sehinkman: El contacto con gente de todo el mundo es muy importante, y el conservatorio no mata la creatividad. Si hay creatividad se va a manifestar. ¡Si lo tenés, lo tenés!

Más allá de la presentación de Línea de tiempo, Monk adelanta que el 3 y 10 de mayo estrenará con su orquesta su disco Atípico, en Vinilo, y que además está con Alto Voltage,”un proyecto de tres saxos altos, junto con Carlos Michelini y Ramiro Flores, para hacer jazz”, cuyo debut será el 7 de junio, en Thelonious.

Tras la presentación de “Línea de tiempo”, Monk estrenará su nuevo álbum, “Atípico”, y Sehinkman seguirá adelante con su banda Pájaro de Fuego y su álbum en trío. (Foto: Constanza Niscóvolos)

Sehinkman, en tanto, presentará en septiembre su disco de música propia grabada en trío en 2018, en Chicago, con músicos locales, mientras en mayo volverá atocar con Pájaro de Fuego.

Ensamble Real Book presenta “Línea de Tiempo”, el viernes 12 de abril, a las 21, en Thelonious, Nicaragua 5549. Entrada $350.

clubwifiusa


Sources:
clarin-com

Related posts

Corte exige revelar fallas en carros blindados de Carabineros

admin

Un solo Nayib no hace verano

admin

President of Panama seeks ideas in Costa Rica to boost football back home – The Tico Times | Costa Rica News | Travel

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.