Rodexo
Bolivia países

Pedro Sánchez: “Sin dudas vamos a rechazar cualquier intervención militar sobre Venezuela” – 04/04/2019

Pedro Sánchez: "Sin dudas vamos a rechazar cualquier intervención militar sobre Venezuela" - 04/04/2019



Faltan menos de cuatro semanas para las elecciones generales del 28 de abril y Pedro Sánchez se ve con fuerzas para obtener una mayoría que le permita gobernar España en solitario. Aunque las encuestas no descartan que la coalición de los tres partidos de derecha se alce con la mayoría, Sánchez cree que “se puede dar” un gobierno en el que el PSOE ni siquiera tenga que aliarse con Podemos. A los candidatos en campaña el optimismo se les supone, pero tal vez el de Sánchez tenga más fundamentos: hoy es el presidente de España pero hace menos de tres años era defenestrado por el propio PSOE tras liderar el partido durante el peor resultado electoral de su historia.

En una entrevista concedida el martes en la sede madrileña del PSOE a Clarín, O Globo (Brasil) y El Universal (México), Sánchez habló de ese compromiso político inminente pero también de otros temas centrales como la crisis venezolana. Fue muy duro, al respecto, advirtiendo a EE.UU. que ni para España ni para Europa “están todas las opciones sobre la mesa”, en relación a una intervención militar que, sostuvo, será rechazada por todo el Continente.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

– Sobre Venezuela, Donald Trump insiste que todas las opciones están sobre la mesa, ¿cree que EEUU dará el paso de la intervención militar?

– No lo sé, no tengo información. Yo lo que le digo es que todas las opciones no están sobre la mesa para España y para Europa. Nosotros no somos quién para decidir qué gobierno debe tener Venezuela. Lo que sí digo es que no se han celebrado unas elecciones presidenciales, que son las que ahora mismo sostienen a Maduro, con las garantías suficientes. Entre otras cosas, porque había presos políticos en Venezuela, porque la oposición no se pudo presentar, y por tanto, no reconocimos esas elecciones. Nosotros reconocemos en la figura de (Juan) Guaidó a un presidente interino, un presidente encargado de celebrar elecciones, que es lo que tiene que hacer. En ese objetivo esta toda Europa y buena parte de los líderes políticos de la comunidad latinoamericana con los que he hablado. No sólo los conservadores. Hay líderes políticos progresistas en Latinoamérica que también están en esta misma línea. Pero desgraciadamente ahora mismo hay un enquistamiento que espero se pueda resolver.

– España integra el Grupo de Contacto sobre Venezuela ¿Cómo evalúa que Nicolás Maduro siga en el poder?

– Es un problema complejo porque llevamos muchos años hablando del mismo. La única solución es que desde enero de este año, cuando claramente caducó el mandato de Nicolás Maduro porque su continuidad se basa en unas elecciones no reconocidas por la comunidad internacional, el pueblo venezolano elija democráticamente su destino. Nosotros (N. de la R: el Grupo de Contacto integra a la UE y un puñado de gobierno europeos y otros latinoamericanos) no queremos ni cambiar ni poner gobiernos. Sin duda alguna vamos a rechazar cualquier intervención militar que se pueda plantear. Ahora bien, creo que Maduro tiene que hablar con Guaidó, o Guaidó, mejor dicho porque ya está reconocido como presidente interino, convocar esas elecciones para que hable el pueblo venezolano. Toda solución pasa por eso y cuanto antes mejor.

-¿Qué piensa de la carta del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador al rey de España requiriendo un pedido de disculpas por la conquista?

– En la relación estratégica entre España y México es fundamental trascender estas coyunturas que se puedan producir de manera puntual. Yo estoy profundamente agradecido al gobierno de López Obrador porque fui el primer dirigente internacional en ser recibido bajo su presidencia. Estoy profundamente agradecido porque además conocí a una persona progresista, a una persona que tiene valores con los que yo puedo sintonizar. Creo que en democracia y en las relaciones diplomáticas, el fondo y la forma también son muy importantes. Que se diera a conocer una carta al rey… pues no me parece la mejor de las formas. Por eso creo, en fin, en mostrar una cierta molestia por ese hecho. (…) Lo que nos tiene que unir a nosotros son los valores, mirar con ojos contemporáneos hechos que ocurrieron hace 500 años no me parece lo más oportuno. La relación de México y España durante estos quinientos años es muy rica y por tanto, prefiero reivindicar y construir a partir de los valores que definan a la sociedad mexicana y a la sociedad española contemporáneas.

– Usted dice que no se puede mirar con ojos de hoy algo que ocurrió hace 500 años, ¿hay fecha de caducidad para estas cosas?

– Nunca, nunca. No lo he dicho en ese contexto para nada. Lo he dicho en el sentido de que durante estos quinientos años la relación de México con España y de España con México no ha sido solamente la de la conquista. La España republicana que se exilió a México como consecuencia de la dictadura y que encontró en México su tierra… No solo como presidente del gobierno sino como líder de la oposición y como secretario general del Partido Socialista debo de haber estado en cuatro ocasiones en México. En todas ellas he ido al Ateneo, el espacio de referencia del republicanismo español. He conocido a los hijos de esos exiliados, cada vez quedan menos, y a los nietos de esos exiliados. Se sienten tan españoles como mexicanos. Yo reivindico esa relación. A eso me refería.

– A la toma de posesión de López Obrador fue el rey de España, pero a la de Jair Bolsonaro fue la presidenta del Congreso, ¿Brasil es menos importante para España que otros países de América Latina?

– No, para nada, ¿le parece poco que la presidencia del Congreso de los Diputados esté el uno de enero en la toma de posesión del nuevo presidente de Brasil? Tenemos una extraordinaria relación con Brasil, muchísimos intereses con Brasil y queremos seguir manteniéndolos.

– ¿Ha hecho Bolsonaro en sus primeros 100 días algo que usted valore positivamente?

– Es que no tengo yo información, algo como para poder valorar las medidas de Bolsonaro, lo siento.

– Las encuestas le dan ganador pero sin mayoría para gobernar en solitario, ¿cuáles son sus líneas rojas para una coalición?

– ¿Cuántos años ha sido gobernado este país con una mayoría absoluta? Pocos. Siempre ha habido gobiernos en minoría con apoyos puntuales. Nosotros aspiramos a gobernar en solitario. La evolución de las encuestas indica que se puede abrir el escenario de que el Partido Socialista gobierne en solitario, y lo haremos con un gobierno socialista que tenga el aporte de independientes de reconocido prestigio, como durante estos diez meses. Más allá de lo que puede haber dicho la derecha, en estos diez meses hemos aprobado muchos reales decretos leyes y muchas leyes con el apoyo tanto de Esquerra Republicana como del PdeCAT, los partidos nacionalistas catalanes, de Podemos, pero también del Partido Popular y de Ciudadanos (…) Aspiramos a hablar con todos pero a gobernar con nuestras propias fuerzas, creo que además eso es verosímil, se puede dar. A partir de ahí, yo no he puesto un cordón sanitario a nadie, pero a mí sí me han puesto un cordón sanitario. La derecha ha puesto un cordón sanitario, nada más y nada menos, que a la socialdemocracia. Y se lo ha quitado a la ultraderecha.

– ¿El límite del Partido Socialista es el partido de ultraderecha Vox?

– Nosotros con Vox no tenemos nada que ver. Vox ahora parece lo novedoso, pero en 40 años de historia democrática de nuestro país, desgraciadamente, la ultraderecha ha existido siempre. Al principio de la democracia tenían un personaje que se llamaba Blas Piñar. Luego la derecha aglutinó todo ese espacio ultra y desde el 2 de diciembre tienen un partido nuevo. Pero la ultraderecha en España ha existido siempre.

“Para valorar, el Papa debería conocer mejor la realidad de los países”

Pedro Sánchez también se refirió a la política española con los migrantes del Mediterráneo y ciertos roces con el Papa Francisco. Este último tema no formaba parte de la campaña hasta el pasado domingo, cuando en una entrevista el Pontífice responsabilizó al gobierno español de inmovilizar un barco que rescataba a refugiados. “¿Para qué se hace? ¿Para que se ahoguen?”, dijo el Papa. La frase provocó la reacción automática de José Ábalos, ministro de Fomento de Sánchez. “Hubiera sido más correcto llamar la atención de los países que no están practicando salvamento”, le respondió.

– Su gobierno se estrenó en junio acogiendo a los refugiados del barco Aquarius que Italia rechazaba y ahora impide la salida del Open Arms, que rescata a migrantes, ¿cambió el rumbo?

– No ha habido tal cambio en la política migratoria en España. Consideramos al Aquarius un problema del conjunto de la UE. O damos una respuesta común, o aquí no va a haber quien pueda gestionar esta realidad migratoria que nos viene del norte de África. En ese caso ofrecimos como puerto seguro Valencia, pero ya dijimos que no podíamos ser el único puerto seguro del Mediterráneo. Su puerto seguro no es España sino Italia, Malta, otros países… Lo del Open Arms no es consecuencia del gobierno de España, es consecuencia de que ha habido gobiernos que han cerrado sus puertos y el Open Arms no tiene garantías de seguridad, ni para los tripulantes ni para los rescatados, de ir desde Libia hasta España (…) Nosotros tenemos que cumplir con la ley de seguridad marítima y la del tráfico marítimo. Por eso a mí…

-El comentario del Papa…

–Pues qué quiere que le diga, me parece que el Papa, antes de hacer ese tipo de valoraciones, tiene que conocer mejor la realidad de los países. La realidad de España es que nosotros nos hacemos cargo y no dejamos que nadie muera ni en el estrecho de Gibraltar ni en el mar de Alborán. Nosotros no tenemos los puertos cerrados y no dejamos a la gente al pairo. La rescatamos y tenemos a empresas públicas que lo hacen.

– ¿La salida del Reino Unido permitirá a la Unión Europea avanzar hacia el progresismo y la integración?

-El aporte del Reino Unido a la construcción europea, con todos sus claroscuros, ha sido positivo. Para mí, es una mala noticia que se vaya de la UE. Pero tampoco podemos quedarnos paralizados como consecuencia de este proceso que parece no tener fin.

– Dentro de lo malo, ¿podría el Brexit tener efectos positivos?

-Bueno, representará oportunidades para el proceso de integración europeo, sí… Entre otras cosas, porque cuando ahora voy al Consejo Europeo, nos pasamos 8 de las 10 horas hablando del Brexit. Podríamos hablar de otras cosas.

– Usted defiende la necesidad de una reforma constitucional, ¿contempla la figura de un referéndum de autodeterminación como pide Cataluña?

– No, todo lo contrario. Yo fui elegido en 2014 secretario general del Partido Socialista por primera vez. Luego en 2017 por segunda vez. Desde entonces creo que ha habido ya 5 o 6 procesos en Cataluña, entre procesos electorales y referéndums ilegales… En ninguno de ellos la sociedad catalana ha votado mayoritariamente por la independencia. Es más, ha votado en contra de la independencia. El problema no es la independencia en Cataluña, el problema es la convivencia.

-¿Legalizar la posibilidad de un referéndum no sería una solución política, algo que dice buscar el partido socialista?

– ¿De verdad usted cree que en el Reino Unido, el referéndum en Escocia, o el referéndum por el Brexit ha garantizado la unidad?

Madrid. Especial para Clarín

Loading...


Sources:
clarin-com

Related posts

Doug Jones fue declarado ganador en las elecciones al Senado de EE. UU. por Alabama pese a apelación del republicano Roy Moore

admin

Djokovic gana su tercer US Open tras vencer a Del Potro en la final

admin

Eugenio Burzaco, sobre la fuga: “Hay que ir para arriba y buscar a las cabezas”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.