Rodexo
Cultura

«Intentamos que nuestros discos sean muy distintos. Mola ser una banda diferente»

«Intentamos que nuestros discos sean muy distintos. Mola ser una banda diferente»


Tras casi un año y medio sin subirse a un escenario, Miss Caffeina están ansiosos por volver a tocar. Este jueves arrancan con la gira Mahou 2019 en la Sala Sonora de Erandio un tour con una docena de fechas que intercalarán con los principales festivales. El 6 de abril regresarán a Euskadi para presentar en vitoriana la Sala Kubik ‘Oh Long Johnson’. «Es un disco que encaja muy bien con el anterior trabajo, pero siempre intentamos que nuestros trabajos suenen distinto», apunta Alberto Jiménez, vocalista de la banda madrileña.

-¿Había mono de volver a tocar?

– Cuando acabas la gira se te quitan las ganas de estar en escenario hasta unos meses después, la verdad. Porque la gira anterior se alargó bastante, hicimos ciento y pico conciertos. Y sí que fue muy bonito y los finales de gira son siempre especiales. Pero acabamos con ganas de volver a casa y hacer cosas normales. Eso sí, como hemos estado tanto tiempo, tenemos muchas ganas. Aunque también un poco nerviosos por que todo salga bien, la verdad.

– ¿Recuerdan su primera vez en Bilbao?

– Sí. No sabría decirte cómo se llamaba la sala, pero lo que mejor recuerdo es la primera vez que tocamos en el BBK Live. Tocamos en la carpa y fue muy bonito porque además, justo después tocaba Cold Play. Fue además uno de los primeros festivales que hacíamos.

– El nombre del disco viene por un vídeo que se viralizó de youtube de un gato que parece hablar. ¿Son consumidores habituales de este tipo de contenido?

– Sergio (guitarrista), que es el autor de la canción, es el que más disfruta con este tipo de vídeos absurdos. Nos pareció una muy buena idea coger este título para englobar la temática del disco y sí, si es que nosotros estamos muy metidos en las redes y nos pasamos muchos vídeos virales y estamos muy al tanto de lo que se mueve en internet.

– También es una crítica a la sociedad en la que vivimos, más pendiente de las redes sociales a veces que de la vida real. ¿Estamos agilipollados?

– Totalmente. Estamos saturados con la sobreinformación. Hay cosas que están simplemente ahí para despistarnos de lo realmente importante. De pronto estamos todos unidos por un programa de televisión, un meme o un vídeo viral, pero no sabemos cómo está la persona que tenemos al lado. Es un poco absurdo todo. No sé si en épocas anteriores ha pasado con otras cosas, pero ahora se está llevando al absurdo.

– Estamos en un año electoral clave para el país. Ustedes, que en sus canciones han reivindicado los derechos del colectivo LGTB+, ¿cómo ven el auge de la extrema derecha?

– Al principio lo veíamos anecdótico. Como ‘mira lo que dicen estos lo que dicen ahora’. Pero te vas dando cuenta de que está todo bastante guionizado y de que es una estrategia bastante chunga. No solo para llegar al poder, sino para estar en boca de todo el mundo. Y que hoy en día volvamos a replantearnos cosas que estaban totalmente superadas es bastante chungo. Y eso que parecía que íbamos a ser los últimos de Europa que iban a caer en eso. Pero parece ser que ahí estamos. Da miedito, la verdad. Pero yo confío en que hacen mucho ruido pero no son tantos.

– En su anterior disco dijeron que trataron de hacer un tema que sonara a reggaeton para adaptarse a los nuevos tiempos. ¿Cómo les va ahora con el trap?

– La verdad es que cogemos un poco de aquí y allá. Si es que es verdad que creo que nunca haremos un tema de reggaeton puro y el trap nos pilla un poco a desmano, pero mola ir cogiendo elementos de la música nueva que va surgiendo e ir incorporándolos. Por ejemplo, la primera parte del último single que hemos sacado, ‘Prende’, tiene bastante de la música urbana. Hay cosas interesantes dentro de la música que se está haciendo ahora, claro.

– ¿Les ayuda a la hora de salir de la zona de confort, si es que se puede decir que alguna vez han estado en ella?

– Creo que no la hemos tenido nunca. Sabemos lo que nos sale fácil, eso sí. Pero siempre intentamos escapar de ahí. Por ejemplo, si hacemos siete discos a lo largo de nuestra carrera, que cada uno de ellos sea diferente. Nos aburrimos bastante de nosotros mismos de una gira a otra. Mola eso de parecer un grupo distinto todo el rato.

– ¿Se aburren de los temas de los discos anteriores?

– Hay que hacer concesiones al público y con el último disco, ‘Detroit’, casan muy bien las canciones de este nuevo. La gira se va a basar en los dos últimos discos y algunos temas de los anteriores, pero muy pocos, la verdad. No somos muy nostálgicos.

– Y como oyentes, ¿son de escuchar clásicos o novedades?

– Eso es. En eso sí que somos de poner la música que hemos escuchado siempre. Dentro de la banda, Sergio, por ejemplo, está muy pendiente de lo último que sale, pero yo paso mucho tiempo escuchando todo el rato lo mismo; estoy bastante anclado en los 90. Aunque entre todos creo que hacemos un mix que es muy interesante para nuestra música.

– ¿Y quién gana a la hora de poner música en la furgoneta?

– Cuando empezamos a tocar poníamos música en común. Pero ahora no, cada uno va con sus cascos. Ves, lo que decía antes. Cada uno va con sus cascos y su móvil. Aislado. No peleamos por eso.

– Calambre, habla del bullying. ¿Tiene la percepción de que los que en el colegio y en el instituto vivían un infierno están triunfando ahora?

– Creo que tiene mucho que ver. Al final, cuando te tienes que hacer un micromundo, el arte suele ser una vía bastante buena para expresar cosas. Igual si yo no hubiese vivido eso, de lo que hablo en la canción, a lo mejor no me habría dedicado a la música. Porque me parece una vía bastante buena para inflarte un poco al principio y hay cosas así que con el tiempo sanan bastante.

– ¿Eso demuestra en cierto modo que han ganado al final los que tenían que ganar?

– Antes lo veía con ese punto de vista, como que el triunfo es la mayor venganza. Pero ahora lo veo como que al final todo es una consecuencia de las cosas que te han pasado. He acabado viendo que vivir en el rencor todo el rato es cansado y no saca de nada. Suele pasar que cuando pasas por cosas negativas o que te joden tienes un extra de fuerza para conseguir lo que quieres.

– Al menos que sirva para los seguidores que aún no han acabado el instituto vean que hay una salida…

– Total. Y que todo mejora al final. Cuando ya te creas tu mundo y te rodeas de la gente que tú eliges todo es mucho más fácil. La putada es que durante tu adolescencia tienes que convivir con gente que no es ni afín a ti ni que ha sido educada igual que tú, que no tiene nada que ver contigo… Pero lo bueno es que con el tiempo, tú eliges a la gente que te rodea.

– Precisamente una serie adolescente que ha pegado muy fuerte es Merlí, a la que han dedicado un tema en el disco.

– La serie ya había acabado cuando compusimos la canción. Nos pareció muy inspiradora para poder hablar del tema y sacar incluso frases del guion de la serie. Es como de adolescentes o de instituto pero tiene un mensaje mucho más poderoso. Además, incorpora la filosofía para las tramas, con lo cual, era muy fácil inspirarse en la serie para una canción. Somos muy seriéfilos además.

– ¿Algunas recomendación?

– Mi serie favorita de todos los tiempos es ‘A dos metros bajo tierra’. Y de las nuevas, ‘Pose’, que habla de la época de los años 80 de los clubs de gays y transformistas. Me parece superinteresante y está llevada de una forma superbonita.

Loading...


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Peter Brook, premio Princesa de Asturias de las Artes 2019

admin

Antonio Muñoz Molina: «Ves horrores en televisión y enseguidase convierten en algo casi imaginario»

admin

Javier Ugidos firma la croqueta perfecta

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.