Rodexo
Tecnología

Análisis de Massira para PS4: el drama de los refugiados hecho videojuego

Análisis de Massira para PS4: el drama de los refugiados hecho videojuego

Loading...

Debido a la gran marea de videojuegos independientes que ven la luz a lo largo del año, los estudios de desarrollo más modestos lo tienen realmente complicado para que sus producciones destaquen por encima del resto. Sin embargo, algunas logran llamar la atención de la industria y el público gracias a la historia que deciden contar o su manera de hacerlo. En este sentido, cada vez más títulos se diferencian por tratar temas como la diversidad, la salud mental, la guerra, el amor… que, a fin de cuentas, calan en sociedad por ser un reflejo del mundo real.

Es el caso de ‘Massira’, el juego presentado recientemente por Frost Monkey Games, que sigue el viaje de dos refugiadas sirias (Numi y su abuela Yara) en su intento de escapar a Europa después de que su hogar fuese bombardeado. Un título que durante tres horas afronta los aspectos morales de la tragedia, derivada de uno de los conflictos armados más crudos de la actualidad. Así, Massira nos ofrece una perspectiva nunca vista en el mundo de los videojuegos; única para aquellos que no están familiarizados con la situación actual en Siria. Sin duda una narrativa directa y emocional, que pronto se ve diluida por una sucesión de problemas en lo que corresponde al juego propiamente dicho.

En su estructura, Massira es una aventura narrativa basada en un sistema de plataformas defectuoso a nivel de mecánicas. Los rompecabezas no van más allá de desplazar bloques, combinar colores y pulsar interruptores en el orden correcto y resultan extremadamente fáciles. Además los planos de cámara acostumbran a ser poco acertados y tienden a desenfocarse, lo que hace aún más frustrante navegar por cada uno de los niveles.

Es en el apartado gráfico donde Massira obtiene un resultado verdaderamente elogiable. La dirección de arte se antoja una apuesta audaz (teniendo en cuenta la temática), al emplearse un estilo poligonal de colores brillantes que se amolda perfectamente a los entornos y los personajes. También cabe destacar la intencionalidad de dibujar sin rostro a las protagonistas y secundarios, creando una metáfora visual clara de la deshumanización de los refugiados sirios. Asimismo, durante el camino viviremos momentos discordantes en lo estético, cuando la realidad se nos muestras desde los ojos de un niño.

De primeras, Massira puede parecer una obra seria y realista, pero su verdadera intención no tarda en queda a las claras: mostrar, simplificar y acercar la realidad de un conflicto realmente conmovedor y trágico, que conocemos únicamente por las pantallas de televisión.

Nuestra valoración

Aún y con las mejores intenciones de contar y hacer accesible una historia honesta y seria, el juego se ve afectado por problemas en lo básico de su jugabilidad. Carece de aquellos elementos esenciales que deberían mantener al jugador enganchado a los mandos y sus mecánicas anticuadas penalizan a una narrativa prometedora.

Con todo, Massira es un buen juego para que los más jóvenes, a través de una novela artística jugable, aprendan, empaticen y se acerquen a una realidad tan dura como la que sufren miles de personas refugiadas a día de hoy.


Related posts

Análisis de Resident Evil 2 para PS4, Xbox One y PC: terror en estado puro hecho videojuego

admin

Entrevista a Main Loop Games: creando videojuegos en el País Vasco

admin

Los 10 mejores auriculares inalámbricos en 2018

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.