Cultura

Roberto Leal: «Huyo del ‘presentador estrella’»

Roberto Leal: «Huyo del 'presentador estrella'»


Esperaba «no tener que cantar en el programa», pero Roberto Leal (Alcalá de Guadaíra, Sevilla, 39 años) incluso se atrevió a rapear en una de las galas de ‘La mejor canción jamás cantada’, el espacio que emite este viernes La 1 a las 22:10 horas para elegir el mejor tema de los 90. «Aunque parezca que soy muy proactivo, me gusta dar un paso atrás y que los protagonistas sean ellos. Si no, al final eres el típico que está en todas las salsas, y eso tampoco me gusta», comenta el presentador, que se ha convertido en uno de los más representativos del ente público.

– ¿Se siente el presentador estrella de TVE?

Huyo de ese calificativo, porque las estrellas acaban estrelladas. Lo que sí me gusta son los huevos estrellados. Me siento un privilegiado porque me den proyectos tan chulos. Ojalá dure mucho.

– Apenas le dan descanso.

La verdad es que no he parado de verdad. Acabó ‘O. T.’, llegó la gala de Eurovisión, y ahora hemos enganchado con esto. Contento, porque no paro de hacer cosas, y los momentos hay que aprovecharlos. Y eso también intento hacer con los ratos que tengo. Ahora que no hago ‘España Directo’ tengo las tardes libres.

– Y cuando baja a su tierra, ¿le dejan desconectar?

Sí. En mi pueblo estoy muy visto ya. Me conocen desde siempre, desde que empecé en ‘Informativo Telecinco’. Roberto Leal, el de ‘Informativos Telecinco’, con gafas, ‘brackets’ y granos. Para ellos no es una novedad, aunque sí que me dan algún apunte, como que les gusta la canción para Eurovisión, pero poco más.

– Su mejor momento le llega a punto de cumplir los 40.

Me ha llegado cuando me tenía que llegar, con mi mujer y con mi niña pequeña. Si me coge más joven, no sé lo que hubiera pasado, pero es verdad que voy a cumplir los 40 trabajando y haciendo lo que me gusta.

– ¿Qué música le pone a su niña?

Se la pongo en inglés para que no le pase como a su padre, que empezó a estudiarlo tarde. Y ella está ya, con un año y medio. Le pongo los CD de ‘O. T.’ y el ‘Baby Shark’, que es la banda sonora de mi casa.

– ¿Qué balance hace de las ediciones de ‘O. T.’?

Es un programa que te da muchísimas oportunidades de aprender en cada gala, porque hay mucha tensión, aunque acabemos siempre con una sonrisa. He aprendido a no querer relajarme nunca, pero también es verdad que siento que aún estoy empezando en el mundo del entretenimiento. Todavía nos acordamos de la gala 0 de 2017. Al final le tendré mucho cariño a esa edición, porque ahí me di cuenta de que me gustaba el entretenimiento.

– Y le ha valido para hacerse numerosos premios. y vitrinas, como le comentó a David Broncano.

Era una salida fácil, porque sabía que me lo iba a preguntar. Es cierto que mi madre me regaló una estantería estas navidades, porque han sido seis o siete premios. No los tengo en mi salón, como si fuesen una cabeza de ciervo, sino en una oficinita o cuartito, por tenerlos bien cuidados. Siempre son agradecidos, y no es falsa modestia porque son un reconocimiento, pero no me preocupan en especial.

– Y una calle en Alcalá de Guadaíra.

Y es sorprendente, porque ha sido en vida, que esas cosas se suelen hacer cuando uno ya no está. Ya que me lo dan, estoy contento de que pueda pasar por allí, hacerme una foto y subirla a Instagram.

– ¿Qué percepción tiene de las redes sociales?

Con ellas he aprendido a entrar y compartir cosas para que disfruten mis seguidores, pero sin entrar en debates que luego se magnifican. Si me dices algo feo a la cara, me ofenderá más, pero si lo veo en una pantallita, me da igual, sobre todo si no son críticas constructivas.

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

La cartelera resucita el terror de Annabelle y el humor negro de Campanella

admin

Hirian 2019 Bilbao: fechas y conciertos confirmados

admin

La persona tras el mito

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.