Cultura

Recomendaciones de libros infantiles para inculcar la igualdad entre hombres y mujeres

Recomendaciones de libros infantiles para inculcar la igualdad entre hombres y mujeres


Los seres humanos tienen que aprender quiénes son desde la cuna. Es en los hogares y en la comunidad donde aprenden a convertirse en personas en un proceso en el que los libros pueden tener un papel decisivo. «La lectura supone una herramienta más de educación, podemos aprender y crecer a muchos aspectos, también con aprendizajes sociales», apunta Elena López, psicóloga sanitaria y psicoterapeuta. «En ese crecimiento, la lectura de los cuentos infantiles tiene algo muy bueno, que es que hablan de manera muy simple y muy metafórica de cosas que pueden ser muy abstractas o que a los adultos nos cuesta más explicar de una manera simple», añade Elena López, quien además de psicoterapeuta es autora de ‘El viaje de Alma’.

Numerosos estudios han revelado que las historias son una fuente atractiva para que los niños descubran y asienten sus valores. Así, las páginas pueden colaborar para enseñar a los niños a ser personas comprometidas con su sociedad: solidarias, justas, sinceras, capaces de ponerse en el lugar del otro, honradas, etc. Evidentemente, la igualdad entre hombre y mujer también es otra de las valiosas enseñanzas de respeto al otro que pueden apoyarse en los libros. «La lectura puede ser una fuente interesantísima para empezar a enseñarles que no hay diferencias en cuanto al género, a la capacidad o a la forma de abordar las cosas», explica la psicóloga.

Eso sí, hay un aviso para los adultos por la capacidad de influir de las páginas: «Las madres y los padres tienen que elegir bien las lecturas que vas a ofrecer porque van a enseñar unos valores aunque sea indirectamente o implícitamente. Es importante que la lectura sea adecuada porque puede ser una herramienta de aprendizaje muy útil o desastrosa. Existen libros de hace años o incluso a día de hoy que se venden en las tiendas como cuentos para niñas con todo en rosa». Como ayuda, sirvan como recomendaciones los siguientes diez libros para niños con historias sobre la igualdad:

A partir de 3 años

Daniela Pirata (Nubeocho)

Autores: Susanna Isern & Gómez.

Los piratas del Caimán Negro no quieren una mujer como compañera. Y Daniela no sólo quiere un puesto en la tripulación sino que desea ser capitana. De este modo, la pequeña marinera se encuentra el techo de cristal que ha bloqueado a muchas mujeres en su ascenso a puestos de responsabilidad o a ciertas profesiones consideradas tradicionalmente como exclusivas para varones. Además, la aspirante al mando tendrá que pelear contra los prejuicios machistas del barco y sólo cuando demuestre que al menos es tan fuerte, tan lista o tan valiente como ellos logrará derribar el muro mental de los hombres.

A partir de 3 años

Monstruo rosa (Apila Ediciones)

Autora e ilustradora: Olga de Dios.

Monstruo Rosa es grande, mientras que los demás son pequeños. Es rosa, mientras que los demás son blancos. No puede vivir en la misma casa que sus vecinos porque es demasiado grande, no puede jugar al escondite porque su color es demasiado llamativo.

El cuento enseña a los pequeños que lo importante no es el color ni el tamaño, sino la amistad. La obra de Olga de Dios es una lección sobre la empatía, igualdad, la diversidad y la autoestima. Además, en unas pocas páginas y sin poner etiquetas, previene a los niños contra el machismo, la homofobia, el racismo y todas aquellas prácticas que excluyen al otro simplemente por ser diferente.

A partir de 3 años

El niño que no quería ser azul, la niña que no quería ser rosa (Destino)

Autora: Patricia Fitti

No hay niño más azul en el mundo que Celestino. Toda su ropa es azul, todo su hogar es azul. Sus padres insisten en comprarle todo en ese color y en prepararle para que cuando sea adulto se case con una princesa rosa. Pero Celestino no se siente cómodo. Él no quiere ser solo azul y tratará de buscar una solución para disfrutar de lo que más le gusta.

La argentina Patricia Fitti consigue de una manera original y muy visual enseñar a los más pequeños que no hay juegos solo de niños y juegos solo de niñas. «Quería reescribir ‘Cenicienta’ desde el punto de vista del príncipe, mostrando la presión que tenía de su padre para «encontrar una esposa adecuada». Y, motivada por este nuevo movimiento que se está generando, en el que la sociedad busca la igualdad de los derechos entre hombres y mujeres, en el que también busca romper con ciertos estereotipos e ideas estructuradas en la educación que lo único que logran es encasillar tanto a niños como a niñas; si lo que en realidad hay que hacer es deconstruir al hombre, o reeducarlo para que la igualdad de género sea posible, qué mejor que una historia enfocada a los niños, narrada desde el punto de vista de un varón», explica la autora desde Argentina.

A partir de 4 años

Ada Magnífica, científica (Beascoa)

Guion: Andrea Beaty. Ilustración: David Roberts.

Ada es muy curiosa, pregunta mucho y sus padres se cansan de tener que explicar todo. La solución es mandar a la pequeña al rincón de pensar, pero el castigo se convierte en una oportunidad para la niña ejercite todavía más su cerebro.

En tiempos de reivindicación de los jueguetes S. T. E. M. para niños y niñas (acrónimo de los términos en inglés ‘Science’, ‘Technology’, ‘Engineering’ y ‘Mathematics’ -Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas-), las jóvenes ‘de ciencias’ han empezado a tener un hueco en los libros. En ‘Ada Magnífica, científica’, la protagonista y sus amigos se cuestionan la realidad y buscan las respuestas al tiempo que aprenden, enseñan a respetar al otro y muestran los beneficios del trabajo en equipo.

A partir de 4 años

Las mujeres y los hombres (Media Vaca)

Idea y texto de Equipo Plantel. Ilustraciones de Luci Gutiérrez.

El libro se publicó en 1978, cuando España se abría a una nueva era. La obra permitía ver cómo las mujeres cobraban menos, no podían estar en puestos altos, tenían cerrado el acceso a ciertos oficios. Pero también denunciaba los problemas de los prejuicios: los hombres parecen más importantes, la mujeres parecen más débiles y ellas terminan cumpliendo con las órdenes que dictan ellos.

Esta obra recuperada por Media Vaca para el siglo XXI tiene dos posibles lecturas. A los adultos les sirve parar comparar y ver que los obstáculos son los mismos desde hace varias décadas. A los pequeños les abre los ojos para constatar la diferencia de posibilidades y preguntarse por la sumisión de las mujeres.

A partir de 5 años

Un papá con delantal (Bellaterra)

Escrito por Magela Demarco e ilustrado por Andrea Bianco.

En casa han contratado a un señor que se encarga de las tareas domésticas. Y se convierte en el ídolo de la hija. Entonces, ¿por qué papá y su hermano Santi no cocinan, limpian o lavan nunca como aquel señor? Una reflexión con humor ácido sobre los ‘hombres de la casa’.

Magela Demarco tuvo que esperar cuatro años hasta que tuvo hueco para publicar en España pero la respuesta ha sido muy buena. En sus talleres de lectura trata de llevar la reflexión más allá del libro y de voltear la situación desde los más pequeños. «En un cartel escribo ‘MAMÁ’ de un lado y ‘PAPÁ’ del otro, y luego, según las respuestas, vamos haciendo las crucecitas en el lugar en que ellas y ellos me cuentan. Hasta ahora, en todos los talleres que di, el lado de las madres (o mujeres del hogar) se llena de crucecitas, y no así el de los padres (u hombres del hogar). Terminamos acordando en que sería mejor que las actividades estuvieran repartidas de forma más equitativa y justa. Y luego son ellas quienes llevan estas inquietudes a sus hogares», explica la autora desde Argentina.

A partir de 5 años

¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa? (Trampantojo -Thule-)

Autora: Raquel Díaz Reguera.

Carlota no quiere vestir de rosa. Quiere vestir de rojo, de verde o de cualquier color. Y brincar, correr, jugar y viajar. Pero no le dejan. Y ella pregunta y pregunta y la respuesta es siempre la misma: siempre ha sido así y nadie se lo ha cuestionado. Carlota no se dará por vencida y además de hacer que sus padres, los reyes, se lo replanteen. Y después, todos los príncipes azules, las hadas madrinas, los consejeros reales y cualquier rey del planeta.

El libro permite a los niños descubrir que pueden intentar ser lo que ellos quieran, que sus gustos no pueden estar predeterminados por su género o clase social y que no son los únicos que se pueden sentir así. Pero va más allá porque les invita a pensar en lo que es justo y en plantearse si las cosas están bien sólo porque siempre han sido así. Y que antes de ser princesas o príncipes son niños y niñas.

A partir de 6 años

Te Quiero (Casi Siempre) -Espasa-

Autora: Anna Llenas.

Lolo y Rita son un bicho bola y una luciérnaga. Eso hace que sean diferentes, que tengan visiones de la vida diferentes y que ante las mismas situaciones puedan sentirse de manera diferente. Pero se quieren mucho y también tienen cosas en común, así que poco a poco aprenden a convivir.

El libro de Anna Llenas es uno de esos que permiten a los niños desplegar más experiencias más allá de la lectura porque pueden tocar los personajes, moverlos, despegarlos e interactuar con ellos. Y jugando y leyendo descubren la empatía, el respeto y una manera de expresar sus sentimientos.

A partir de 6 años

Princesas Dragón (El Barco de Vapor -SM-)

Autor: Pedro Mañas. Ilustración: Luján Fernández.

Hay princesas de todos tipos: deportistas, rebeldes, cursis, vegetarianas, gruñonas, domadoras de dragones, alegres, osadas… Por eso, es imposible etiquetar a las personas simplemente por su género. La colección ‘Princesas Dragón’ va por su octava entrega de cuentos de sororidad, empoderación y la suma de toda la comunidad.

«Generalmente, los niños aceptan con la mayor naturalidad la ruptura de estereotipos que propone la colección. Especialmente las chicas, que reclaman modelos femeninos que las representen más y mejor. En cuanto a los chicos, una vez que superan ese pequeño obstáculo de la palabra ‘princesas’ en la portada, se comprometen con la historia tanto o más que ellas. Sencillamente se les propone un nuevo modelo de ‘cuento de princesas’ en el que lo que hace valiosa a cada protagonista es precisamente su diferencia, su individualidad», explica Pedro Mañas.

A partir de 8 años

La niña invisible (El Barco de Vapor -SM-)

Guion: Puño (David Peña). Ilustración: Marta Altés.

En la tribu de los Invisibles, el ‘Viaje’ solo lo hacían los niños, y Trog era una niña. Así que decidió hacer lo que hacían los niños: salió en la noche, cruzó el páramo y buscó una presa. Y, aunque era una niña prehistórica, vivió la misma invisibilidad obligada para triunfar que en el siglo XXI denuncian las mujeres. Pero hay mucho más en esta obra.

«’La Niña Invisible’ habla principalmente de lo mismo que el resto de mis libros: si el camino que te ha tocado seguir no te lleva a donde tú quieres llegar, es hora de abrir uno nuevo. Y también habla de las tradiciones, de la familia, de la pertenencia, de nuestra relación con los animales, del arte… Mis personajes no son maniqueístas, cada uno tiene su opinión y la expone como puede. Mis libros plantean preguntas y las respuestas están en la cabeza de los lectores», señala Puño desde Colombia.

Una guerra de sexos de preadolescentes

‘Pandillas rivales’. Javier Malpica. Ilustración: Clara Soriano Rioja. /
SM

A partir de los 12 años, los niños empiezan a considerarse adolescentes y cambian varias cosas en su entorno (asociadas también al cambio del colegio al instituto. Aparecen otros factores en su educación, pero la lectura puede mantenerse como enseñanza. ‘Pandillas rivales’ es una de las obras que se encuadra en ese marco. Cuenta que Susana y Alfredo son hermanos mellizos, y cada uno, por su cuenta, quiere formar una pandilla con sus amigos del colegio. Ella quiere formar una banda de chicas; y él, de chicos. Las páginas escritas por Javier Malpica exponen los prejuicios de la sociedad y la realidad de un mundo en que la amistad y la igualdad suman un bien para todos.

La receta del autor es también la de la empatía. «Siempre que escribo para niños intento escribir una anécdota que sea entretenida y tal vez tomar algunos temas eje sobre los cuales crear un discurso, pero nunca pensando deliberadamente en dar un mensaje. En este caso, el tocar los temas de la fraternidad, la amistad, la lucha e igual de géneros, me llevó a ciertas conclusiones, casi porque la propia novela así lo dictó, pero la motivación de escribir este libro no fue dar un mensaje, sino contar sobre la infancia, y en cierta forma sobre la mía propia», ilustra Javier Malpica desde México.

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

La alfombra más excéntrica de las estrellas

admin

María Hesse: «Los jóvenes deben saber que el porno es una ficción como ‘Juego de tronos’»

admin

Pablo Motos mima a Rivera después de dar cera a Iglesias en ‘El Hormiguero’

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.