Economía

¿Miedo a los valores más cíclicos? No se deje engañar en bolsa por tecnológicas que no son lo que aparentan

¿Miedo a los valores más cíclicos? No se deje engañar en bolsa por tecnológicas que no son lo que aparentan


De la elegancia y el lujo de Venecia a la alegría y el colorido de Río de Janeiro, este fin de semana han comenzado las festividades de carnaval en casi cada rincón del planeta. Aunque no se conoce con seguridad el origen de esta celebración (algunas teorías apuntan a rituales en honor a Baco, el dios romano del caos, la fiesta y el vino), la realidad es que se ha convertido en una tradición que se basa en disfrazarse y, aunque sea por un día, dejar de ser lo que uno es.

También en la bolsa se pueden encontrar compañías disfrazadas de lo que no son, como algunas tecnológicas, cuyo sector es extendidamente conocido por ser uno de los más cíclicos o growth de todo el mercado. Sin embargo, hay algunas, no muchas, de estas firmas que presentan fundamentales más propios del value como buenas rentabilidades por dividendo, múltiplos bajos o crecimientos moderados pero constantes.

En 2018 los defensivos tuvieron un comportamiento mejor que el resto de los sectores ante el temor a una desaceleración del crecimiento. Un temor que ha seguido ganando terreno -no en bolsa- conforme se han ido sucediendo las publicaciones de los datos manufactureros, sobre todo en Europa, Japón y China, peores de lo esperado.

“La situación macro y sus riesgos nos invitan a ser cautelosos respecto al futuro, pero todavía las bolsas pueden tener algo de recorrido y es que éstas aún no han alcanzado máximos de 2018”, explica Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. “No obstante, si la ralentización económica se profundiza, el comercio descenderá y las empresas cíclicas serían las más afectadas”, añade.

“La mayoría de indicadores económicos nos sugieren que nos encontramos cerca de la fase final del ciclo económico, por lo que habría que tener cuidado con el peso que tienen las empresas cíclicas en nuestra cartera”, explica el experto de Self Bank.

A esto hay que añadir la incertidumbre comercial entre las dos mayores potencias del mundo, el Brexit y cualquier otro foco de inestabilidad que pueda aparecer en los próximos meses.

“Los valores defensivos dependen mucho de si los miedos a una subida de tipos vuelven al mercado y también de la guerra comercial”, explica Robert Zach, analista de Investing.com. Para López-Gálvez, “este sector es conocido por ser de todo menos defensivo, no obstante, hay subcategorías con perfiles de riesgo distintos, como el de la Tecnología de la Información, con una beta más próxima a 1 [está más correlacionado con el mercado]”.

“Para los inversores que apuesten por un deterioro adicional de la macroeconomía tiene sentido posicionarse en activos más defensivos dentro del sector, en áreas como IT o compañías de equipamiento como Cisco, Motorola o Keysight”, apunta López-Gálvez

Difíciles de desenmascarar

Aunque hay que escarbar en el mercado, es posible desenmascarar a estas compañías para identificarlas. El primer filtro que se ha aplicado es que coticen a un PER (veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción) inferior a 19, que es el que promedia el sector actualmente. Aquí destaca la francesa Atos, con un multiplicador de beneficios inferior a las 10 veces, algo más habitual de los sectores industriales o financieros, por ejemplo. Igualmente, a un valor defensivo se le puede exigir algo de rentabilidad por dividendo que, en este caso, se ha puesto el listón en el 2 por ciento que da el S&P 500.

De la selección, la más generosa con sus pagos es United Internet, proveedora de servicios de internet y de cloud y matriz de la teleco alemana Drillisch, el cuarto operador germano, cuyos pagos superan el 3 por ciento de rentabilidad.

Asimismo, para evitar compañías muy pequeñas, el caladero se compone únicamente de firmas que capitalicen más de 5.000 millones y que coticen en Europa o EEUU, de forma que sean accesibles al inversor minorista. Por último, sólo se han seleccionado aquellas que reciban una recomendación de compra por parte del consenso.

“Los semiconductores y los fabricantes de chips parecen encaminados a capitalizar con motivo del acuerdo EEUU-China, con Cisco y Lam Research entre los mejores nombres del sector, apunta Jesse Cohen, de Investing.com. De hecho, estas son dos de las ocho compañías que aparecen en esta selección. También se encuentran en la misma Applied Materials, Leidos Holdings y KLA-Tencor, todas estas estadounidenses.

Zach, por su parte, señala que “más y más inversores están apostando por el sector tecnológico europeo, y eso es debido a que los valores tecnológicos internacionales como los que pertenecen a las FAANG se encuentran cada vez más bajo escrutinio político y público”. “Creemos que tienen muchos puntos para seguir subiendo este año los proveedores de servicios de pago, los de servicios de almacenamiento en la nube y otros proveedores de software”, concluye.

clubwifiusa


Source: eleconomista.es (Noticias destacadas por elEconomista)

Related posts

Preventiva Seguros ofrece 5 noches de hotel y un 25% de descuento en Hogar por el “Black Friday”

admin

Qatar aumentará su participación en Deutsche Bank en pleno rebote desde mínimos históricos

admin

Las bolsas de Europa destapan un recorrido del 3% ante el ‘efecto Powell’

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.