Rodexo
Deportes

Luis Alberto Hernando, una vida en constante desnivel

Luis Alberto Hernando, una vida en constante desnivel


Trotar a través de caminos de montañas, perseguir huellas o rastros entre bosques, cruzar ríos o simplemente ir abriendo senderos por donde no se espera que una persona pueda correr, son sólo algunas de las características de las carreras de montaña. El trail-running, como es ahora también conocido, es un deporte que consiste en correr «fuera de pista» y que se lleva a cabo en terrenos de tierra, generalmente con grandes pendientes y desniveles. Pese a que nació hace más de treinta años no fue reconocido en España hasta principios de siglo. Este deporte tiene un nombre propio: Luis Alberto Hernando Alzaga. El nombre de este corredor de montaña es quizá desconocido para todos aquellos que sean ajenos a este mundo pero es seis veces Campeón del Mundo de esta especialidad tras ir superándose a si mismo.

Luis Alberto Hernando empezó en el atletismo con tan solo 9 años, pero siempre quería hacer carreras más largas. Las que hubiera en la categoría y existiesen en el circuito. En el año 2002 cambió todo para irse a trabajar con la Guardia Civil -ahora es agente de los GREIM- y entró en su equipo de Biathlón, donde comenzó a entrenarse profesionalmente. En 2004 corrió en el equipo nacional en la Copa de Europa y en la Copa del Mundo. Se clasificó para los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín 2006. «Fue un momento muy emocionante e intensa la competición, pero hubo un sector de la prensa no especializada que nos exigía cosas que eran imposibles y eso nos hizo irnos con un poco de mal sabor de boca», recuerda el burgalés su experiencia. En 2010, tras dejar atrás los esquís, comenzó a competir en las carreras por montaña nada más ni nada menos que en un Campeonato del Mundo de Skyrunning en Italia, donde consiguió la medalla de plata, y fue el motivo por el que se enganchó a este deporte.

Luis Alberto describe las sensaciones que provocan las carreras trail o ultra, esas que están diseñadas solo para auténticos titanes. «Es coger el dorsal, para vivir ese proceso lento y laborioso de enganchar una cartulina con imperdibles en la camiseta. Un acto banal, pero que a la vez lo cambia todo. Porque cuando me cuelgo el dorsal, siempre quiero ganar». Un competidor nato, que si no fuera capaz de vencer no estaría en este mundo, ya que correr por afición no es lo suyo. Al menos así lo explica una de las personas que más conoce a Luis Alberto, José Antonio de Pablo, más conocido para las personas de este deporte como ‘Depa’, speaker en carreras de trail nacionales e internacionales. «Luis Alberto es el corredor de trail más inteligente que conozco, sabe perfectamente afrontar y leer las carreras. Elige su calendario y en qué momento de la temporada está para competir a tope».

Jornet héroe, referente y rival

Este deportista, al que una hernia en 2007 y una grave lesión del peroné en 2008 estuvieron a punto de obligarle a parar, es el considerado Cristiano Ronaldo de su deporte por su capacidad de superación y de competir contra Kilian Jornet, considerado el Leo Messi por los apasionados por la montaña. Es otro loco por la naturaleza al igual que Luis Alberto, pero que siempre se le ha resistido al burgalés, menos en una ocasión donde fue capaz de quedar por delante de él, en la Transvulcania 2014. Luis, con humidad, considera que entonces «Kilian en esos momentos no se encontraba fuerte, algo le ocurriría». Para ‘Depa’ este duelo es apasionante y el agente de los GREIM «es uno de los aspirantes a ganar siempre el puesto al catalán». Una tarea complicada aunque «por suerte para este deporte cada vez hay más competitividad y cada año surgen nuevos corredores de trail que pueden plantar cara a Kilian Jornet. Aunque Luis siempre dirá que Kilian es prácticamente imbatible», apunta explicando la teoría de Hernando. «El cree que más que ganarle los demás, cuando alguien llega antes que Jornet a meta es porque demérito de Kilian más que porque alguien le haya ganado» en competición. Así lo explica el propio Hernando. «Siempre está por encima del resto, es un ídolo para mí. Sus rivales disfrutamos viéndole correr», de esta manera define el Guardia Civil a su máximo «rival».

2018 volvió a coronar a Hernando por tercera vez consecutiva como campeón del mundo de Trail-Running y ahora, esquiando 24 horas seguidas, busca un récord de más metros de desnivel

Una de las carreras que más se le resisten «por mala suerte» al campeón del mundo de trail es la UTMB (son 170 kilómetros por montaña). Finalmente este año no correrá dicha carrera, puesto que no tiene puntos para poder participar en ella. Por tanto, «puede ser que nunca más participe en ella», ya que a sus 41 años dice «sentirse mayor» para un reto así. Hernando sigue buscando objetivo que superar aunque no oculta que saber «retirarse a tiempo de la competición y con un buen sabor de boca» es algo que tiene muy presente. Este momento llegará «en un año o dos». Es una mezcla de tema físico y mental. «No me veo capacitado para competir con más años a un alto nivel y luchar por los primeros puestos del podium. Posiblemente los resultados dejarán de acompañar pero no dejaré la montaña». Pero no descarta competir de manera popular para quitarse el ‘gusanillo’. Antes de que llegue todo ello puede conseguir su séptimo mundial en el mes de junio en Portugal en la carrera Trilhos dos Abutres, donde es el gran favorito para llevarse su cuarto título consecutivo.

24 horas esquiando para batir otro récord

Tantos kilómetros, tantas horas compitiendo seguidas le conceden tiempo para pensar en «muchas cosas«. Eso sí, suele optar por «estar concentrado, llevar el ritmo correcto, no hacerse daño y pensar en hacerlo bien. En rendir por la gente que tengo detrás y que confían en mí», explica el corredor. Las personas que le apoyan han sido una de sus mayores motivaciones. Varias de ellas le acompañan en todas las carreras y se colocan en los distintos avituallamientos para reforzar en los momentos más duros de la competición. «Sin ellos seguramente hubiera tirado la toalla en varias ocasiones», reconoce el burgalés sobre personas como Ramón Ferrer, uno de su equipo de apoyo de Adidas y la persona que más puede saber de este deporte», explica entre risas y admiración Hernando, competitivo en las carreras, pero una persona sencilla y con un gran sentido del humor.

Estos días aspira a batir un récord de esquí vertical (kilómetros esquiador) en 24 horas en la estación de Astún, donde hace un año, con motivo del 50 aniversario de la creación de los GREIM (Grupos de Rescate e Intervención en Montaña), ya consiguió junto al periodista Javier Olave batir el récord del Mundo de metros verticales esquiados con medios convencionales, de forma ininterrumpida, en un solo día. En total, fueron 81.780 metros y 188 bajadas a sus espalda. El miércoles, último día de febrero, sabremos si el polifacético deportista ha vuelto a conseguir otro registro que sumar a su palmares.



Sources:
sport.es
elcorreo.com

Related posts

Irribarria pierde en su debut como campeón manomanista

admin

Pedro Sánchez despide a la campeona de Europa, «ejemplo de muchas cosas buenas»

admin

Cartel de lujo para la feria de la Aste Nagusia de mano

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.