Cultura

¿Cómo serían las redes sociales de las pintoras de éxito que la historia dejó en un segundo plano?

¿Cómo serían las redes sociales de las pintoras de éxito que la historia dejó en un segundo plano?


Berthe Morisot participó en todas las exposiciones impresionistas salvo en una, porque estaba a punto de dar a luz. El momento en el que anuncia su ausencia, desea suerte a sus colegas y anticipa su próximo trabajo es el que ha elegido Ana Riaño (Bilbao, 1985) para imaginar cómo sería su perfil de Facebook, con 1.246 amigos entre los que figuran Manet, Pissarro, Zola, Mary Cassatt… Su proyecto RRSS, que indaga en las relaciones entre los artistas y la manera en la que proyectan su imagen, la ha llevado a París con la beca Otaola. Durante cuatro meses buscó información y vivió en la Ciudad Internacional de las Artes con su marido y su bebé de un año. «Es díficil encontrar una residencia en la que admitan familias».

La maternidad «te obliga a hacer un parón prácticamente de un año y tu trabajo se olvida muy rápidamente. Es algo que todavía no está superado», constata. La clave de su proyecto es aportar detalles personales de los artistas, como si hubiera hablado con ellos en lugar de leer su biografía. Así que viajó dispuesta a visitar los ateliers de Monet, Delacroix… también tenía en mente a Berthe Morisot, «que era una de las que más vendía» entre los impresionistas «e investigaba mucho. Fue la primera que rascó la pintura con una espátula y marcó un hito en su momento, aunque siempre la citan al final». Lo que no esperaba era descubrir a otras pintoras que fueron reconocidas en su tiempo pero quedaron relegadas en la historia del arte, como si sus nombres se hubieran borrado de una pincelada.

En el grabado de Hércules, representa al vicio por primera vez como un hombre. / Ana Riaño

En la sala del Louvre dedicada a Jacques Louis-David, le llamaron la atención «dos o tres cuadros pequeños» de Elisabet Vigée-Lebrun «de un nivel espectacular». Si él ha pasado a la historia «como pintor de la Revolución por obras como ‘La muerte de Marat’, de quien era muy amigo», ella era la retratista oficial de Maria Antonieta, a quien pintó «más de ochenta veces». En el perfil de Facebook que ha ideado Riaño, la artista informa de su admisión en la Real Academia de Pintura y Escultura y agradece «la intervención protectora» de la reina para salvar dos obstáculos: su condición de mujer y la profesión de su marido, «que era marchante de arte y estaba mal visto».

Entre sus amigos se encuentra Adelaide Labille-Guiard, que retrató a algunos de los grandes artistas del momento e ingresó en la academia el mismo día que ella. Había cierta rivalidad entre ambas «porque los pintores las comparaban entre sí en lugar de compararse con ellas». Señalada por su amistad con la reina, Elisabet Vigée-Lebrun huyó de la Francia revolucionaria y siguió haciendo retratos por toda Europa, aunque no al Papa «porque se negó a ponerse un velo como él exigía».

Berthe Morisot. En la publicidad aparece la absenta, guiño al cuadro de Degas, y una asociación de mujeres artistas. / A. R.

Tanto ella como Jacques Louis-David fueron maestros de Marie-Guillemine Benoist, que tendrá un papel protagonista en la exposición que Ana Riaño inaugurará en Basauri en mayo. A la pintora bilbaína le fascina el ‘Retrato de una mujer de las Antillas’ que provocó un escándalo en el Salón de París 1800. Por primera vez una mujer negra, la criada del cuñado de la artista, muestra su belleza y dignidad como protagonista absoluta del cuadro. La obra se convirtió en un doble manifiesto, «por el feminismo y contra la esclavitud», que se acababa de abolir en Francia y Napoleón volvió a legalizar en las colonias. De talante revolucionario, la autora abrió una escuela de pintura solo para mujeres y no dudó en cambiar los papeles al pintar a Hércules entre la virtud y el vicio; este último, por primera vez, representado por un hombre.

De todo ello hay referencias en el que podría haber sido su perfil de Facebook, que se plasmará a gran tamaño en óleo sobre lienzo. Los cuadros de menor formato los pinta en acrílico sobre papel. «Me cuesta más la investigación de cada artista y la realización del boceto en photoshop». En el perfil de Dora Maar, Picasso aparece como uno de sus amigos y se destaca su papel como «una de las creadoras del surrealismo» con la imagen del inquietante Pére Ubu en lugar de reproducir las fotos del ‘Guernica’. La exposición incluirá también retratos en Instagram, como si los artistas participaran en uno de esos retos que hoy están tan de moda. Renoir pinta a Monet y Manet a «la gran Berthe Morisot», aunque ella no sigue la cadena «porque en ese momento las mujeres se limitaban a retratar a su familia».

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Viaje de placer al infierno radiactivo

admin

«Ya no tengo la angustia de las audiencias»

admin

Bilbao celebra con los premios Fair Saturday el impacto de los artistas en el cambio social

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.