Rodexo
Cultura

Guirao lamenta la excesiva dependencia pública del sector cultural

Guirao lamenta la excesiva dependencia pública del sector cultural

Loading...

La ubre ministerial no es ni debe ser el alimento primordial de una industria cultural dependiente en exceso de la subvención pública. Con otras palabras lo dijo este martes José Guirao, ministro de Cultura y Deporte, que dio un baño de realidad al sector. «El Ministerio de Cultura debe dejar de ser la caja subvencionadora de la industria», advertía el ministro ante un nutrido grupo de representantes del mundo de la cultura reunidos en un desayuno organizado por Europa Press. Guirao tendió, además, una mano a la maltrecha Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) para eludir la anunciada intervención «si se hace lo que se tiene que hacer y se cumple la ley».

Lamentó Guirao que industrias como el cine, el audiovisual, los videojuegos o el cine de animación, sean «muy dependientes» de su departamento. «Una verdadera industria debe tener recursos propios», planteó el ministro. «Hay que dotarse de esos recursos y crear incentivos fiscales que les permitan despegar como industria», agregó apelando al Ministerio de Hacienda.

 Para «reforzar y consolidar» el sector cultural cree Guirao que es «fundamental abrir otras vías» con el fin de lograr que la industria cultural «tenga el reconocimiento social que merece». «Hay un magma en audiovisual que está mejorando, pujando y arriesgando y el gobierno tiene que acompañarlo», dijo.

Reconoció luego que su departamento estaría dispuesto a frenar la intervención parcial de la SGAE si la entidad de gestión de derechos se aviene a «arreglar» los tres puntos cuya modificación es crucial para el Ejecutivo. «Si la SGAE quiere arreglar los temas, éstos decaerán», dijo anticipándose a la intervención parcial que pedirá a la Justicia «esta misma semana», instando a la SGAE a cambiar sus estatutos y adaptarlos a la ley, revisar los criterios de reparto de la recaudación entre los colegios que la conforman y habilitar el voto electrónico. «Ha habido toda una política dilatoria y hemos tenido mucha paciencia», advirtió con todo Guirao.

De vuelta al cine, dijo creer que con el ‘brexit’ se abre «una ventana de oportunidad» que deben aprovechar los países que permanecerán en la Unión Europea para atraer los rodajes que recalaban en Londres. «España tiene paisaje y muchas horas de luz natural, algo que otros países no tienen. Hay que trabajar en eso para intentar que la industria internacional venga, algo que es bueno para creativos y para el sector industrial», dijo Guirao tras reconocer que Londres «es uno de los grandes platós del mundo».

Sobre la pujanza de nuestro cine puso como ejemplo ‘Jurassic World. El reino caído’, la película de Bayona, «la tercera de mayor recaudación en mundo», con un director, ayudantes y la mitad del equipo técnico español «Estamos a la altura de la industria del cine más exigente, que es la estadounidense», se ufanó.

Explicó Guirao que la nueva Ley de Patrimonio Histórico, cuyo borrador está en marcha para «poner al día» la de 1985, introducirá conceptos como el patrimonio industrial, el paisaje cultural y el audiovisual, que incluye al cine y la fotografía. Sin descender al detalle, adelantó que la nueva ley tendrá «una mirada especial» sobre el patrimonio español reconocido por la Unesco. «Queremos que aparezca una nueva figura de protección que la ley del 85 no contemplaba, la del paisaje cultural, porque cada vez la relación del patrimonio histórico con el paisaje es más evidente», argumentó.

No ocultó Guirao su preocupación por la situación «incomprensible» que atraviesa la Filmoteca Nacional «por la falta de recursos humanos», un hecho que reconocía «a pesar de haber alabado el trabajo de los equipos anteriores».

Confirmó que este año se revisarán las cuantías de los Premios Nacionales. Precisó que se mantendrán «todos», pero que se redistribuirá su «masa económica» para evitar «cuantías desiguales». Y es que frente los galardones que cuentan con hasta 30.000 euros de dotación, otros carecen de ‘bolsa’, como el de Fomento de la Lectura. Esto supone «que unos bajarán y otros subirán, pero lo que no se hará es aumentar ninguno de los casi treinta premios», reconoció.

Se refirió por último a la petición de Vox de ver a Blas de Lezo en una película española, algo que a juicio de Guirao «va en la línea lamentable de crear polémicas artificiales».



Sources:
elcorreo.com

Related posts

La RAE no encuentra quien la dirija en la primera votación

admin

Jorge Drexler brilla en unos Grammy Latinos que confirman a Rosalía

admin

Cuatro de cada diez españoles no abre nunca un libro

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.