Rodexo
Chile países

admisión justa o ley Machuca?

admisión justa o ley Machuca?


Por María Cristina Prudant

La educación en nuestro país seguirá siendo por mucho tiempo más imperfecta porque no es fácil compatibilizar las opiniones, muchas veces muy ideologizadas, para alcanzar el ideal de un sistema de educación que considere a todos por igual, que entregue calidad y acceso para todos, es decir llegar a una educación pública totalmente gratuita.

 

Con el objetivo  de mejorar la educación, en todos los aspectos que se requiere, el gobierno de la Presidenta Bachelet promovió la reforma a la educación. Uno de los aspectos que se discutió bastante fue el relacionado con el Sistema de Admisión Escolar, que se jugó porque no exista la selección académica que es discriminatoria por  no considerar a todos los niños por igual.

 

Con la llegada del gobierno de Piñera, fue presentado el proyecto de ley  “Admisión Justa” que se basa en la meritocracia, que es defendida a ultranza por el mandatario y la derecha.

 

Piñera, en defensa del proyecto que ha recibido muchas críticas, no solo de la oposición sino también de expertos en educación,  señaló que este contempla que a partir de 7º básico, los establecimientos de alta exigencia académica, como los liceos emblemáticos y Bicentenario, podrán admitir alumnos, de acuerdo con el mérito académico hasta el 100% de su matrícula.  

 

“De esta forma estaremos potenciando las oportunidades de educación de calidad, no solamente para quienes acceden a colegios particulares pagados, sino también para los alumnos más vulnerables y de clase media con mérito académico”.

“No se busca promover la meritocracia”

El rector de la UDP, Carlos Peña  destruyó  el ideal que tiene Sebastián Piñera con respecto a la meritocracia, argumentando que el Ejecutivo no busca promover la “meritocracia”, sino que “persigue tolerar la prerrogativa hereditaria”. De hecho, indica que el gobierno dice una cosa para acallar las críticas, pero acto seguido ha declarado otras.

 

También un grupo de expertos de la educación cuestionan el proyecto “Admisión Justa” A través de una carta, 20 académicos y expertos , entre los que se destacan Abraham Magendzo, premio nacional de Educación; Francisco Javier Gil, ex vicerrector de la Universidad de Santiago y creador del sistema de ranking de notas y Juan Eduardo García Huidobro, presidente del Consejo Asesor Presidencial del primer Gobierno de Michelle Bachelet, mostraron su preocupación por el anuncio hecho por  el gobierno, a través del Mineduc, de volver a retomar el sistema de mérito como criterio de selección en los establecimientos educacionales.

 

En el texto manifiestan que “como país debemos ser más responsables  y fundamentar los cambios en evidencia: ¿se justifica una reforma pensando en el caso a caso y no en el más de 80% de estudiantes que hoy quedan admitidos en el colegio de su preferencia? Los anuncios respecto de reponer porcentajes de selección por rendimiento, discrecionalidad de las escuelas y vulnerabilidad representan un serio retroceso en términos de inclusión”

“Volver a la selección académica es renunciar a una verdadera educación de calidad y a la construcción de un país más justo”, argumentaron.

En tanto, la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara Cristina Girardi, respecto al proyecto “Admisión Justa” señaló  a Cambio21 : “creo que tiene que ver con que, efectivamente el sistema de admisión, como cualquier sistema humano es perfectible, o sea, cuando presentamos el proyecto de inclusión, precisamente  partió la gradualidad del sistema  para ir aprendiendo de que pasaba al implementar el nuevo sistema de admisión. Obviamente, la gradualidad corresponde  a la idea de ir corrigiendo a medida que lo vas implementando, ese es el sentido de la gradualidad”.

En cuanto a aspectos del proyecto del gobierno que rescatan en la oposición detalló que corresponde  a que “recoge una de las situaciones que planteó la Universidad de Chile, que es la que implementa el sistema,  que lo diseñó es, precisamente esta lógica de que si bien el sistema parte del principio de que es la familia la que decide  el establecimiento y no este  decide por la familia”.

Añadió:”Esa es la lógica de que no sea el establecimiento el que diga  esta familia a mi me sirve, pero este otro niño no me sirve y lo declaro inservible. Esa lógica es la que nosotros desmontados con el nuevo Sistema de Admisión, en donde la familia elige algunos establecimientos de su preferencia y hay un sistema aleatorio, un algoritmo que, de acuerdo a todos los antecedentes que y criterios que se generaron, por ejemplo, hay criterios que de alguna manera no son 100% azaroso porque, por ejemplo, sale a decir que los hermanos tienen  una preferencia por sobre de los que no son hermanos”.

 

“No, nos parece eliminar el concepto detrás del Sistema de Admisión”

“Entonces, lo que está haciendo la ley del gobierno es uno de esos criterios mejorarlo. Por ejemplo, que los hermanos a veces aparecen los que tienen el mismo apellido y hay veces que son hermanos niños que no, necesariamente tienen los mismos apellidos. Por eso se planteó, finalmente la idea de los niños  que viven bajo un mismo hogar como asimilarlo al criterio de hermanos, ampliar el concepto de hermanos”. Eso a mí me parece correcto  porque además, ya tenían en el sistema actual, pero cuando se legisla no todas las opciones se miran. Eso está bien”, apunta la diputada.

 

Además, precisa que “eliminar el concepto que hay detrás del nuevo Sistema de Admisión es lo que a nosotros no nos parece. El Sistema de Admisión que nosotros creamos,   es para que la familia elija el colegio de los niños. Y  al volver a la selección  con un sistema de notas al decir que hay niños que están mejor que otros, ahí tu desarmas el concepto básico  del Sistema de Admisión  que no considera a ningún niño superior a otro o que  tenga más derecho que otro, sobre todo cuando  el mérito, en este caso, no se asocia  a los otros niños, o sea las notas”.

 

“El tema no es que si tú premias el mérito, por qué, qué es mérito para ti y en definitiva, lo que no se entiende, creo que ahí está el error, es que la educación el rol que tiene es, precisamente educar de la misma manera y con los mismos derechos al niño que no tiene dificultad y, al que tiene dificultad, al que hace esfuerzo y motivar al niño que no hace esfuerzo”, planteó Girardi.

 

En cuanto a la presentación del proyecto de la oposición “Ley Machuca”, la parlamentaria expresó: “nosotros venimos desde hace rato analizando en la Comisión (Educación) los problemas de violencia en las escuelas. Nosotros acabamos de aprobar en el Senado el proyecto del cual soy autora que se aprobó a tramitación en la Cámara de Dipu6tados, que tiene que ver con las exigencias que hacen las escuelas hoy día de que los niños tienen que estar medicados para poder aprender. Todos estos temas nos llevan a cuestionar el sistema educativo que tenemos”.

 

“Cuando tramitamos en el Senado el proyecto de los medicamentos, se prohibía a las escuelas que exijan medicación para los niños, asistió un doctor en sicología infantil, Felipe Lesalinier y él lo que nos planteaba  que los niños en Chile, son, en un universo de 24 países,  en que los niños están en una situación de peor condición respecto a los problemas educacionales, conductuales y afectivos. Eso quiere decir algo y no significa que hay que cambiar al niño sino al sistema educacional” dijo la diputada.

 

Según recordó “el sistema educacional que tenemos en Chile es uno de los más segregados en el mundo, por eso era importante la Ley de Admisión, pero también incluir a los particulares pagados. Por qué no pueden ser considerados como otro actor  especial que tiene que colaborar en que este país tenga una mayor cohesión social, en que los niños más ricos de Chile, alguna vez se topen con los más pobres, alguna vez convivan. Es importante que los colegios particulares se abran a recibir niños más vulnerables”.    

Proyecto Admisión Justa: “Un despropósito”

El director del Centro de Justicia Educacional de la Universidad Católica, Ernesto Treviño respecto al proyecto del gobierno opinó a Cambio21: “este proyecto, tanto en su argumentación como en su propuesta es, términos generales, un despropósito porque no atiende ni a la evidencia que hemos acumulado en el país e internacionalmente, sobre el tema. Tampoco apunta a recoger los problemas de oportunidades educativas  de calidad para los estudiantes más vulnerables Y esto lo digo porque es un proyecto que se concentra  en 14, 15 conceptos y 30 liceos de 3.000 hay que recordarlo”.

 

“Entonces, para mí hay que hacernos cargo primero  de los 3 mil en su conjunto, ningún país mejora la calidad de la educación concentrándose en el 0,01% de los liceos. Ninguno. En segundo lugar, la única cosas positiva que uno podría ver en el proyecto es una corrección que hace, que me parece adecuada,  de considerar hermanos a las personas que no solamente tienen vínculos der consanguineidad sino que también puede ser, por ejemplo, hijos de personas que tuvieron hijos antes y ahora comparten todos el mismo techo, es la única cuestión  positiva. El resto, realmente  es un proyecto muy regresivo, muy desatento de la política global de educación. De verdad,  si estamos preocupados de  15 o 30 liceos y no de los 3 mil  estamos perdiendo el foco y creo que  estamos generando además, un gasto de energía  y desgaste político enorme sin hacernos cargo  de la verdadera situación “, explicó.

 

Treviño también señaló, en un tercer lugar, que “la argumentación tiene que ver con que  los jóvenes no tendrían posibilidades de movilidad social y eso es totalmente inadecuado. Al año 2017, alrededor de un 7% de los jóvenes del primer decil y 8% de los jóvenes del segundo decil de ingresos económicos accedieron a la educación superior, es decir, los más pobres, por otra vía por medidas de  calidad en el colegio, equidad en la visión de la educación superior, probablemente también  un poco efecto de la gratuidad, están teniendo posibilidades de movilidad. Entonces, también la argumentación que da el gobierno es realmente falaz y por eso  es preocupante que no tomen en cuenta seriamente la evidencia que hemos acumulado y esto no es solamente investigación, son los países calmantes”.

 

El experto en educación se refirió también al proyecto presentado por la oposición denominado “Ley Machuca”. En su opinión “esta disputa es una excusa más política e ideológica, tanto del gobierno como de la oposición, es la reacción ideológica, probablemente para molestar al gobierno  en algo que más les duele que es en los colegios donde los personeros de gobierno tienen a sus hijos. Pero, creo que desde el punto de vista técnico  de política pública,  tampoco es razonable. Tenemos que preocuparnos nuevamente de 1970 liceos, colegios del país. Tienen la obligación de ofrecer oportunidades a los estudiantes y no pensar que todas las familias van a mandar a sus hijos  a los liceos de Santiago o de la capital para  tener oportunidades de movilidad social. Eso es un discurso que, realmente es vergonzoso y tampoco el tema de las oportunidades  de estos jóvenes se resuelven  en ese espacio que les dé el particular pagado, aunque creo que al colegio particular pagado les puede hacer mucho bien tener estudiantes de otra condición social y para socializar la realidad del país”.

“Es una discusión muy poco seria”

La ministra Marcela Cubillos, a través de Twitter, rechazó la propuesta de la oposición de lleva estudiantes vulnerable a colegios particulares pagados. En tal sentido, Treviño puntualizó: “creo que aquí, lamentablemente el nivel del debate,  que se está planteando,  es lamentable que la ministra  teniendo tanta capacidades lo haga así, es muy bajo. Es cierto que esto no se hace cargo de mejorar las oportunidades para toda la población, tampoco el proyecto que la ministra presentó se hace cargo. A mí me preocupa más que la ministra  el otro día en una entrevista en Radio Biobío cuando le señalaron la eficacia del sistema de admisión  mencionó que en  educación el porcentaje no importa y cuando uno empieza a  desmerecer las estadísticas, realmente desde el punto de vista académico  es una discusión muy poco seria  que no nos lleva a ningún lado”.

En su opinión “el nivel de la conversación, en este minuto,  por lo menos en términos políticos, es de un nivel muy bajo, poco serio y poco atento a todo lo que ya sabemos cómo funciona el sistema escolar en Chile”.

Por último,  respecto a si el gobierno debió presentar el proyecto “Admisión Justa”, el experto en Educación, aseguró que esta es una ley que nunca se debía haber presentado  y siempre uno tiene la idea si tuvo, por ejemplo, algún motivo político que no sea tan sustantivo en educación como por ejemplo, distraer la atención de otros asuntos  de carácter nacional como el trato que se le da al pueblo mapuche. A mí me queda siempre la duda, es muy difícil calificar eso, pero para mi gusto es un proyecto  que jamás se debería haber presentado, probablemente  pudieron haber presentado un par de observaciones”.

Loading...


Sources: cambio21

Related posts

Una presidencia marcada por los escándalos

admin

Captura a agente que firmó mil fotomultas sin estar trabajando en Santander – Otras Ciudades – Colombia

admin

Concluye una fase en la audiencia a Ricardo Martinelli

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.