Cultura

El lado más dramático de Ana Obregón

El lado más dramático de Ana Obregón


Quienes esperasen ver a Bertín se quedaron boquiabiertos al observar que el cantante ha abandonado la noche de los viernes sin previo aviso, siendo sustituido por Carlos Sobera y su remedo de ‘Hay una cosa que te quiero decir’, que antes se llamó ‘Hay una carta para ti’ y ahora se titula ‘Volverte a ver’. No estaba Osborne, pero no faltaron las confesiones porque una de las primeras invitadas de Sobera fue Ana Obregón. Siempre dicharachera, la actriz ofrecía esta vez una cara más emotiva. Patricia, la madre de un niño con cáncer, quiso sorprender a la carismática bióloga por su colaboración con la Fundación Caico de ayuda y cooperación al cáncer infantil, cuyas actividades se llevan a cabo en el Hospital Niño Jesús de Madrid. Tras contar cómo la artista lleva varios años ayudando a la organización solidaria -«mucho antes de que su hijo desarrollara la enfermedad», aclaró la invitada-, quería agradecerle su desinteresada y anónima asistencia. Las dos mujeres se fundieron en un sincero abrazo ante los aplausos del público.

El paso de Obregón por el programa derivó en una charla conmovedora con el presentador, que quiso saber qué tal estaba su hijo, Alex Lequio, a quien detectaron un tumor maligno y se ha sometido a un duro tratamiento. La reaparición de la estrella tras muchos meses sin ponerse ante las cámaras fue sincera y muy emocionante. «Dentro del pronóstico que nos dijeron, todo va muy bien, estamos muy animados», comenzaba Ana, que aseguró que 2018 había sido «el peor año de mi vida». De los muchos papeles que ha asumido la intérprete a lo largo de su carrera, «este es el más difícil, el de madre», contó. «En toda mi vida no me he puesto nerviosa al pisar un escenario y ahora lo estoy porque no vengo como Ana Obregón, sino como la madre de un hijo que está mal», desveló emocionada.

Ovación

Sobera arropó con mimo a su entrevistada, sobre todo a la hora de hablar de uno de los momentos más complicados que ha sufrido a lo largo de los últimos tiempos. «Un día Alex vino a mi cuarto y me dijo: Mamá, ¿me voy a morir? Y le contesté que no, que se iba a curar», reveló la actriz derrumbándose ante el periodista. No obstante, la entereza de Obregón fue encomiable al insistir en que «no hay que hacer drama sobre drama, una madre debe estar con la mente fría».

La protagonista de ‘Ana y los siete’ no quiso abandonar el formato sin dejar constancia de la valentía de su vástago. «La fortaleza que tiene Alex… No se ha quejado nunca. Es muy fuerte», informó ante la atenta mirada del presentador. La audiencia envolvió en todo momento a la actriz y la ovacionó con fuerza: «Gracias, madre mía, gracias de verdad», correspondía Obregón impresionada de verdad. Al final, un mensaje de esperanza quedó en el ambiente después de un retrato franco y sensible. Siempre optimista, fantasiosa y divertida, Ana ofreció esta vez una imagen veraz y el respetable quiso premiarla por ello regalándole todo su cariño y energía en forma de aplausos.

clubwifiusa


Sources:
elcorreo.com

Related posts

Crítica de ‘El emperador de París’ (2019): El eterno fugitivo

admin

TVE se despide de ‘Lo siguiente’

admin

Xabier Zeberio y Alos Quartet: «Todo está inventado»

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.