Rodexo
Tecnología

Análisis de Monster Boy and the Cursed Kingdom: la continuidad de un clásico

Análisis de Monster Boy and the Cursed Kingdom: la continuidad de un clásico


La era de los remakes y del rescate de juegos antiguos acaba de asentarse con el lanzamiento de este Monster Boy and The Cursed Kingdom para Switch. En este caso hablamos de una continuación en toda regla, ya que su anterior versión salió cerca del lanzamiento de la ‘sobretátil’ de Nintendo (el adictivo ‘Wonder Boy: The Dragon’s Trap’, un magnífico plataformas, relleno de puzles y salpicado de acción old school).

La esencia de Cursed Kingdom es la de un ‘Metroivania’ con toques plataformeros y algo de acción 2D, pero con un apartado artístico digno de elogiar y personalidad propia. Básicamente nuestro protagonista adquiere la habilidad de transformarse en diferentes animales, contando cada uno con habilidades que utilizaremos para ir avanzado y resolviendo puzles. La dificultad y la curva de aprendizaje son una delicia, por lo que no querremos soltar el mando tras los compases iniciales.

Para romper con estas mecánicas plataformeras hay algo de acción, muy sencillita pero que sabe enganchar. Amén de usar los puños, portamos un escudo y una espada, pudiendo desbloquear armas y armaduras mejorables conforme alcancemos nuevas zonas. Todo está conectado de forma muy orgánica y se ha tenido a bien incluir portales de teletransporte para agilizar las visitas a según que áreas. Los rompecabezas son muy variados (algunos más evidentes que otros) y se integran con el escenario de forma magistral.

En el plano técnico y artístico, Monster Boy entra por los ojos. Pese a contar con mecánicas de juego en 2D, sus gráficos conjugan modernidad con vieja escuela. Absolutamente todo ha sido dibujado a mano, las animaciones sorprenden por su fluidez y han sido cuidadas con mimo. El apartado sonoro acompaña, y nunca mejor dicho, con artistas de las talla de Sakubara, Koshiro o Shimotsuki entre otros, gente que responde por las bandas sonoras de joyas como ‘Golden Sun’ o ‘Symphony of the Night’.

MonsterBoy es un juego que no debe faltar en ninguna jugoteca. Un título fresco y desafiante; cargado de puzles, exploración y aventura en un precioso mundo lleno de enemigos. El complemento perfecto de Switch en modo portátil, donde luce de forma apabullante (basta reproducir nuestra review en vídeo, bajo estas líneas, para comprobarlo).


Related posts

Facebook bloquea la cuenta de un hijo de Netanyahu por mensajes islamófobos

admin

La guerra 3.0 se vuelve contra Estados Unidos

admin

Millones de datos de usuarios de Facebook, una vez más, al descubierto

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.