Rodexo
países Spain

Sorteo del Niño: Un niño de 15 años gana el primer premio: “Ya veré lo que me compro” | Cataluña

Sorteo del Niño: Un niño de 15 años gana el primer premio: “Ya veré lo que me compro” | Cataluña



Cosmin Rotariu está en shock. Apenas tiene 15 años y, de repente, le han llovido miles de euros. En uno de los bolsillos de su chaqueta de pana marrón hay un décimo de Lotería del Niño con el número 37142. Está premiado con 200.000 euros. “Estoy súper bien. No me lo esperaba. Estoy medio temblando y todo”, dice entre gritos de euforia a las puertas de la administración de lotería número 271 del barrio de Gràcia de Barcelona, donde se ha repartido íntegramente el primer premio del Sorteo del Niño.

“No sé qué voy a hacer con el dinero. No tengo ni idea. Ya veré lo que me compro”, repite sin cesar el joven, eufórico. De origen rumano, llegó con sus padres a Barcelona hace 10 años. Vive en el piso de enfrente de la administración de lotería. El chaval fue ayer con su padre a cambiar un boleto de la Lotería de Navidad premiado con el reintegro. “No sé qué voy a hacer. Quizás un móvil nuevo o invertir en un pisito”, asegura. Su padre y su hermano pequeño saludan desde el balcón al otro lado de la calle. 

“¡Boala, qué real!”, vacila el joven ante los medios. “No tengo ni idea de lo que voy a hacer con el dinero. No lo he pensado. A mis padres ya les compraré alguna cosilla”, asegura. “De momento, mañana al cole”, tercia una vecina. “Bueno, pasado mañana”, concede el joven con una sonrisa impecable, ya que mañana es festivo en las escuelas catalanas. En todo caso caso, el joven no podrá cobrar personalmente el décimo porque está prohibido que los menores de 18 años jueguen a la lotería; deberá ir acompañado de sus padres.

Mariángeles, mujer del propietario de la administración del barrio de Gràcia de Barcelona donde ha tocado el primer premio: “Conozco a todos los clientes que les ha tocado, es estupendo” pic.twitter.com/vSwnvfViY6

— EL PAÍS Catalunya (@elpaiscatalunya) 6 de enero de 2019

Su móvil echa humo desde que sus amigos lo han visto en directo por la televisión. “Nunca había jugado. Solo los rasca-rasca esos, pero esos no son lotería”, asegura el joven, que está cursando cuarto de ESO y quiere estudiar ingeniería industrial. Su padre, también ingeniero, baja a la calle a acompañar a su hijo. “Estoy muy feliz. Esto es para que se asegure un buen futuro. Aunque la ganancia es que estamos todos sanos, felices, en un buen sitio y muy bien con los vecinos”, valora Valeriu, padre del adolescente. Su esposa fue la que compró el décimo de Lotería de Navidad que salió premiado con el reintegro y cambiaron luego por el boleto de la Lotería del Niño que resultó premiado. “Fuimos Cosmir y yo a la Administración a elegir el número. Queríamos un número que se pareciese a la fecha de nacimiento de mi mujer y elegimos ese en la ventanilla porque tenía varios números iguales”, explica el padre de la familia.

“Esperad, un selfie para que mi novia se lo crea”, bromea Cosmin con los periodistas apostados en la puerta de la administración. Saca su teléfono y se hace fotos con todo el mundo, hasta con Jordi y Mariángeles, los dueños de la administración. “¿A vosotros también os ha tocado?”, pregunta a los loteros. Lamentablemente, no. Pero sí repartieron suerte entre sus vecinos.



Loading...


Sources: elpais.com

Related posts

García destaca el desempeño de la administración de los ferrocarriles

admin

Costa Rica’s guilty voters – The Tico Times | Costa Rica News | Travel

admin

Trump encontró la excusa perfecta para atacar a Siria

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.