fbpx
Guatemala países

Boston, Cuba-EE.UU. y otras ligas estremecieron el béisbol en 2018

Boston, Cuba-EE.UU. y otras ligas estremecieron el béisbol en 2018


Por Diony Sanabia (*)
Washington (PL).- La historia de las Grandes Ligas de béisbol estadounidense (MLB, por siglas en inglés) plasmó en sus libros en 2018 otro título para un emblemático club del torneo, que durante siete meses desató múltiples emociones.

Como dueño de la máxima gloria culminó Medias Rojas de Boston después de vencer en la Serie Mundial a Dodgers de Los Ángeles, incapaz de imponerse por segundo año seguido en la crucial pugna.

El duelo
decisivo terminó en cinco partidos y los monarcas comenzaron a festejar
sobre el terreno del Dodger Stadium, donde lograron éxitos de 9-6 y 5-1
en el cuarto y en el quinto y último desafío.

Tales triunfos,
después de la derrota 2-3 en el juego más largo de cualquier Clásico de
Otoño con 18 episodios y siete horas y 20 minutos de duración, se
sumaron a los conseguidos inicialmente en el legendario Fenway Park,
gracias a pizarras de 8-4 y 4-2.

Con la última conquista en el
‘Big Show’, Boston, el primer rey bajo el nombre de Americanos en 1903,
cuando comenzaron las series mundiales, alcanzó su diadema número nueve.

Dicha cifra es superada solamente por los registros de Yankees de Nueva
York, el máximo vencedor y dueño de 27 cetros, el último en el ‘lejano’
2009, y Cardenales de San Luis (11).

Sin embargo, Medias Rojas
constituye el mejor club del presente siglo debido a sus anteriores
triunfos de 2004, cuando rompió la llamada maldición del Bambino (la muy
cuestionada venta de Baby Ruth hacia los Yankees, equivalente a 86 años
sin levantar trofeos), 2007 y 2013.

Por otro lado, Dodgers
reinó la última vez en el torneo de béisbol de máximo nivel en Estados
Unidos hace tres décadas al superar a Atléticos de Oakland, en la cumbre
nueve veces teniendo en cuenta sus cuatro corona con otra denominación.

Medias Rojas fraguó esta alegría desde la fase regular, en la cual
terminó como líder con 108 victorias y 54 fracasos, un inédito balance
para el conjunto del estado de Massachusetts.

Después, en la
postemporada, Boston eliminó a Yankees, su eterno archirrival, y a
Astros de Houston, campeón de 2017, con dominio de 3-1 y 4-1 en las
respectivas series de división y de campeonato de la Liga Americana.

A nivel individual, el mandamás tuvo en Steve Pearce al Jugador Más
Valioso de la Serie Mundial con tres jonrones y un doblete que sirvieron
para producir ocho anotaciones, todas en los dos duelos del adiós.

Además del jugador procedente de Azulejos de Toronto a finales de
junio, brilló el pitcher David Price, quien se anotó dos juegos ganados
como abridor y cambió su historia en la que muchos llaman la hora cero.

Price dominó el segundo y el quinto enfrentamiento en los cuales de
forma general toleró tres carreras en 13 capítulos, soportó seis
incogibles, incluido un bambinazo, y propinó 10 ponches, el doble de los
boletos concedidos.

También acaparó titulares Alex Cora como el
segundo director latinoamericano y el primer puertorriqueño en ganar
una Serie Mundial, algo que consiguió sin tener experiencia previa en
esa responsabilidad.

El boricua, campeón con Astros como coach
de banca en 2017 y con Medias Rojas en calidad de jugador 11 años atrás,
imitó el éxito del venezolano Ozzie Guillén en 2005 al mando de Medias
Blancas de Chicago.

Bucky Harris, con Senadores de Washington en
1924, Eddie Dyer (Cardenales, 1946), Ralph Houk (Yankees, 1961) y Bob
Brenly (Cascabeles de Arizona, 2001) antecedieron al puertorriqueño como
victoriosos timoneles debutantes.

Cora creó el ambiente más
unido que jamás he visto en un camerino. Les dio a los jugadores todas
las jornadas un sentido de propósito, perseverancia y dedicación,
consideró John Henry, el dueño del club de Boston.

Quizás
algunos no pensaron que iba a lograr tanto en su año como novato, hasta
que vimos lo que hizo día a día, desde el principio, agregó Henry, cuyos
criterios fueron similares a los halagos expresados por varios
peloteros.

PREMIOS INDIVIDUALES

En 2018, la Asociación
de Escritores de Béisbol de América concedió a Mookie Betts, de Medias
Rojas, y Christian Yelich, de Cerveceros de Milwaukee, la distinción de
Jugador Más Valioso por la Liga Americana y la Nacional,
respectivamente.

América Latina tuvo en el venezolano Ronald
Acuña Jr. a su representante entre los acreedores de los principales
galardones que se conceden tras el final de cada temporada de la Gran
Carpa.

Integrante de Bravos de Atlanta, el suramericano resultó
escogido como Novato del Año del circuito más antiguo, y de ese
reconocimiento también se hizo merecedor el japonés Shohei Ohtani, de
Angelinos de Los Ángeles.

Jacob deGrom, de Mets de Nueva York, y
Blake Snell, de Rays de Tampa Bay, se agenciaron el premio Cy Young al
mejor lanzador de la Nacional y la Americana, respectivamente.

Por ese mismo orden de ligas, Brian Snitker, de Bravos, y Bob Melvin, de Atléticos, conquistaron el lauro de Mánager del Año.

ACUERDO ENTRE MLB Y CUBA

Un
gran jonrón noticioso se produjo el pasado 19 de diciembre, cuando la
Federación Cubana de Béisbol (FCB) y la MLB anunciaron un acuerdo mutuo
calificado de histórico y beneficioso para ambas partes.

A
juicio de muchos, en uno y otro país, ese pacto, a favor de brindar un
camino seguro y legal a la contratación de cubanos en el ‘Big Show’,
resultó durante décadas un sueño, que hace casi tres años comenzó a
tomar forma y finalmente pudo concretarse.

El objetivo del
convenio es poner fin al peligroso tráfico de peloteros de la isla que
desean jugar béisbol profesional en Estados Unidos, afirmaron en un
comunicado MLB y su Asociación de Jugadores.

Recordaron que esa
peligrosa práctica, documentada en procedimientos legales y reportes de
medios de comunicación, ha causado grandes dificultades a los peloteros
de la mayor de las Antillas y sus familias.

Así, el béisbol
cubano se unió a las ligas profesionales de Japón, Corea del Sur y
Taiwán en tener un acuerdo de esta naturaleza con el torneo
norteamericano de béisbol de mayor nivel.

Robert Manfred,
comisionado de la MLB, apuntó que durante años la entidad bajo su mando
ha estado tratando de poner fin a la trata de peloteros de Cuba por
parte de organizaciones criminales.

Creemos que el acuerdo logra
ese objetivo y permitirá que la próxima generación de jugadores persiga
su sueño sin soportar muchas de las dificultades que enfrentan colegas
actuales y anteriores, sostuvo.

Establecer un proceso legal y
seguro para ingresar a nuestro sistema es el paso más importante que
podemos dar, expuso Tony Clark, director ejecutivo de la mencionada
asociación.

Mediante el pacto, vigente en este primer momento
hasta octubre de 2021, los 30 equipos de la Gran Carpa podrán contratar a
partir de 2019 a los peloteros en suelo cubano.

De hecho,
quienes emigren después de esa fecha en busca de la agencia libre en
otros países serán vetados para firmar con conjuntos estadounidenses,
precisó una nota de prensa de la FCB.

Según esa fuente, el
convenio asegura una relación de colaboración, estable y no politizada
entre las partes, y representa además un modo legítimo y conforme a la
práctica internacional para que los cubanos puedan jugar sin
discriminación, en igualdad de condiciones, en la MLB, sin verse
obligados a romper nexos de ningún tipo con su país.

Bajo el
acuerdo, la FCB deberá liberar a todos los jugadores contratados con al
menos 25 años de edad y seis o más años de experiencia en la Serie
Nacional.

Hasta ahora, el bloqueo de Estados Unidos contra la
isla caribeña, impuesto hace más de cinco décadas y media, obligaba a
los cubanos a renunciar a su ciudadanía para poder firmar por las
organizaciones de Grandes Ligas.

Dicho problema provocaba un
éxodo ilegal y totalmente desorganizado hacia terceros países de
peloteros que en ocasiones llegaban a poner en peligro su vida.

OTROS CAMPEONES

En
las Ligas más potentes del Caribe lograron coronarse este año Águilas
Cibaeñas (República Dominicana), Alazanes de Granma (Cuba), Caribes de
Anzoátegui (Venezuela), Tomateros de Culiacán (México) y Criollos de
Caguas (Puerto Rico).

Precisamente, los Criollos también
consiguieron el título, por segundo año consecutivo, en la Serie del
Caribe de Jalisco-2018, al imponerse en la final a Águilas Cibaeñas, por
9-4.

En Japón, mientras tanto, reinó el club Fukuoka Softbank
Hawks, en el cual militan los cubanos Alfredo Despaigne, Liván Moinelo y
Yurisbel Gracial y el venezolano Robert Alexander Suárez.

Esa
fue la cuarta coronación en los últimos cinco años del equipo de Fukouka
en la Liga Profesional de Japón, considerada la segunda más fuerte del
mundo, solo superada por la MLB.

yas/dsa

(*) Corresponsal de Prensa Latina en Estados Unidos.



Sources: agn.com.gt

Related posts

La ley de la selva reina en las aceras de Playa de Muro

admin

Diario Extra – Viene más enojo en calles por combo fiscal

admin

¿Qué realmente pasó ayer en el Canal?

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.