Rodexo
Bolivia países

Una lata de Coca Cola, la clave para encontrar al culpable de un femicidio después de casi 30 años – 18/12/2018

Una lata de Coca Cola, la clave para encontrar al culpable de un femicidio después de casi 30 años - 18/12/2018



Corría el año 1989. Amanda Teresa Stavik (18) fue una alumna social y destacada del Mount Baker High School y recién había comenzado sus estudios en la Universidad de Central Washington, cuando fue asesinada. Su femicidio causó conmoción en la ciudadanos de Acme, en Washington, pero ahora, casi 29 años después, los detectives lograron resolver el misterio.

Luego de varios meses en la Universidad, la joven volvió a su casa para el Día de Acción de Gracias. Un viernes, alrededor de las 14.30, salió a trotar por la zona, vistiendo un suéter, un jogging verde y zapatillas deportivas azules. Kyra, el ovejero alemán de la familia, la acompañaba.

Mandy fue asesinada a los 18 años (Video: Bellingham Herald).

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Pero horas más tarde Kyra regresó a la casa solo. La policía comenzó una búsqueda y dos días después encontraron sus pantalones en una zona boscosa. Al día siguiente dieron con su cuerpo: estaba flotando en el río Nokksack, a 5 kilómetros de la casa de sus padres. Desnuda, aún calzaba sus zapatillas y medias.

Los forenses determinaron que se había ahogado, pero tenía un golpe en la parte posterior de la cabeza, lo que que indicaba que podría haber caída al agua ya inconsciente. Sobre su cuerpo hallaron restos de semen que fue preservado.

Cuando fue encontrada solo tenía puestas las medias y las zapatillas (Video: Bellingham Herald).

Durante muchos años, los investigadores siguieron 7.589 pistas distintas que los llevaron a diferentes partes del Estado, del país e incluso hasta Asia, contó el medio Bellingham Herald. En 2013, volvieron a la carga con el caso y visitaron a Timothy Bass, el dueño de una distribuidora de productos llamada Franz Bakery

La sucursal distribuye sus productos por la zona de Acme y lo hace por una ruta con poco tránsito en Bellingham. Querían saber si había visto algo o si tenía información, pero Bass se negó a colaborar.

Todo indica que podría haber caída al agua ya inconsciente (Video: Bellingham Herald).

En la primavera de 2017, los investigadores volvieron a Franz Bakery, pero esta vez los atendió una compañera de trabajo. Los profesionales le explicaron que estaban buscando pistas sobre la violación y posterior asesinado de Stavik.

Lo que alertó a los policías sobre el silencio de Bass es que cuando le pidieron un examen de ADN para descartarlo de la lista de sospechosos, él se negó. Además había un indicio en su contra: había empezado a presenciar los partidos de basketball femenino donde jugaba Stavik y su casa estaba en la ruta donde había salido a trotar la joven.

Timothy Bass, el dueño de una distribuidora de productos llamada Franz Bakery (Video: Bellingham Herald).

Las pruebas, sin embargo, no parecían suficientes para conseguir una orden de allanamiento por parte de la Corte y forzarlo a una prueba de ADN. Sus empleadores se negaban a colaborar con información sin una orden judicial. Hasta que esta empleada de Bass decidió ayudarlos.

“Después de consultar cuál era el caso, sentí una básica obligación humana de colaborar y ayudar”, contó la mujer, cuyo nombre se mantiene en reserva, al Bellingham Herald.

Mandy fue una alumna social y destacada del Mount Baker High School (Video: Bellingham Herald).

Ella brindó la información sobre los recorridos que sus jefes antes se habían negado. Más tarde, la policía la contactó de nuevo para preguntarle si Bass comía alguna vez en el trabajo. La pregunta le pareció rara al principio, pero después entendió que los investigadores buscaban pruebas contudentes.

El 10 de agosto de 2017, la empleada observó a Bass tirar a la basura una lata de Coca Cola y un vaso de plástico. Espero que se fuera, las recogió del bote de basura, las colocó en una bolsa de la panadería y se la dio a la policía.

La policía informó a la prensa los nuevos indicios del caso (Video: Bellingham Herald).

Los resultados del análisis de ADN, que se hicieron a partir de los los restos de saliva en la lata de Coca Cola coincidieron con el semen hallados sobre el cuerpo de la adolescente muerta en 1989. El 12 de diciembre de 2017, Bass fue arrestado bajo el cargo de asesinato en primer grado.

Finalmente, el pasado agosto, la Corte definió que la evidencia era admisible porque la empleada propuso la idea de recolectar la prueba de la lata por sí misma y no por presión de la policía. El juicio comenzará en abril próximo.



Sources:
clarin-com

Related posts

Asamblea General de Naciones Unidas solicita opinión consultiva a la CIJ pese a intentos de Reino Unido y de Estados Unidos en contra – Diario Digital Nuestro País

admin

Huracán Beryl se debilita rumbo a las Antillas Menores

admin

El asesinato de Mara Fernanda Castilla Miranda

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.