Rodexo
Cuba países

La solidaridad del pueblo brasileño › Gracias por la vida › Granma

Programa Más Médicos en Brasil


Criterios de repulsa expresan los brasileños a la actitud irrespetuosa y denigrante del recién electo presidente Jair Bolsonaro para con los médicos cubanos que laboran en su país y apoyan la declaración del Ministerio de Salud Pública de Cuba de no continuar participando dentro del programa Más Médicos, que en cinco años de trabajo atendió a 113 359 000 pacientes, en más de 3 600 municipios.

El presidente electo de Brasil, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de los médicos cubanos hizo énfasis de forma reiterada a modificar los términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la OPS. Ello manifiesta su apego a cumplir con los mandatos del imperialismo, esencialmente de Estados Unidos, y dañar la imagen de Cuba que en 55 años de colaboración médica ha desarrollado con éxito 600 000 misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 000 trabajadores de la salud.

Honorio Delgado Rubio, residente en Curitiba, calificó a Bolsonaro como racista, presuntuoso y un antisocial, que desconoce al pueblo cubano, seres humanos con un elevado sentido de la fraternidad y la solidaridad. «Allí no se habla de blancos o negros, de ricos o pobres porque hay igualdad. Todos son dignos como personas», señaló el brasileño.

Para él, los médicos cubanos laboran en Brasil porque tienen presente el concepto de ayuda hacia otros pueblos del mundo, son capaces de alejarse de sus seres queridos no por dinero o remuneración material sino, en primera instancia, por sentirse útiles y auxiliar a los necesitados compartiendo sus conocimientos, adquiridos gratuitamente en las universidades cubanas, que los forma desde el primer año en la concepción del humanismo.

«Todos son dignos como personas. Un niño al nacer tiene garantizado su alimentación, vacunación, cultura, educación y una asistencia médica para toda la vida de forma gratuita, porque el gobierno de ese país representa a todos, siguiendo los principios del socialismo en el cual tiene un gran valor el ser humano y no el dinero», aseguró Honorio.

Similar criterio lo expresó Jucara Braga, de Río de Janeiro. Ella relata que al alcanzar la victoria electoral Bolsonaro, los brasileños comenzaron a preocuparse en cuanto a la continuidad de los programas sociales, principalmente en el tratamiento que sería dado a Cuba en su participación del Programa Más Médicos, ya que desde el inicio de su campaña por la presidencia tomó posturas agresivas y difamatorias.

Esas posiciones reaccionarias denuncian su filiación ideológica en defensa de los intereses de la gran burguesía y del gran capital internacional, necesitado de expandirse para apropiarse de los recursos naturales de otros países, lo cual afecta a los pueblos carentes de medios de subsistencias para vivir sin una asistencia médica adecuada para la población.

La también periodista brasileña destacó que los médicos cubanos prestaron servicios en los rincones más apartados de los centros urbanos de su país y en comunidades indígenas, donde los médicos brasileños no les interesa ir. «Esos pobladores brasileños están preocupados porque se quedarán sin doctores y sienten una gran admiración por los médicos cubanos que los tratan con respeto y una atención que nunca antes tuvieron», precisó Juçara Braga.

Resaltó que el Frente Nacional de Prefectos y el Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud valoraron la situación como un escenario desastroso y pidieron al futuro presidente que se abstuviera de sus planteamientos y mantuviera los contratos firmados con los cubanos.

«Todos saben el riesgo que corren las comunidades más pobres y por ello el actual gobierno en la voz de su ministro de salud, convocó a los médicos brasileños y extranjeros para firmar contratos con nuevas reglas y puedan llenarse las plazas vacantes. Ocurre que muy pocos se anotan», aseguró Jucara Braga en su mensaje de correo electrónico a Granma Internacional.

A ella le inquieta que los médicos brasileños, en su mayoría no desean ir a los lugares distantes e inhóspitos, y de ir abandonan los contratos en pocos meses. Por tanto los medios de prensa que defienden al gobierno realizan una gran campaña tratando de seducir a los médicos cubanos para que deserten y permanezcan en Brasil desconectándose de Cuba. «Es una lástima y una vergüenza lo que vivimos en Brasil, en todas las áreas o escenario se muestran nebulosas. Desde aquí envío mi solidaridad al pueblo cubano y mis más sinceras congratulaciones por su actitud de construir una sociedad generosa, justa y socialista».

Recordemos que la presidenta Dilma Rousseff ideó en el 2013 el proyecto Más Médicos para asegurar la asistencia médica en el Gigante Sudamericano, en correspondencia con el principio de cobertura sanitaria universal que promueve la Organización Mundial de la Salud. Este programa previó la presencia de médicos brasileños y extranjeros para trabajar en zonas de gran pobreza y apartadas.

A través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pudo garantizarse la participación cubana y para no transgredir leyes impuestas por el colegio médico brasileño, que siempre se mostró adverso a una cobertura sanitaria para la población porque ello incide en la disminución de los ingresos financieros para ese sector lucrativo, los galenos cubanos ocuparon plazas no cubiertas por médicos brasileños ni de otras nacionalidades en poblados alejados de las grandes ciudades, comunidades rurales e indígenas, y favelas.

EN CIFRAS:

En cinco años de trabajo, laboraron 20 000 colaboradores cubanos llegando a cubrir un universo de hasta 60 millones de brasileños.

En cinco años de trabajo, laboraron 20 000 colaboradores cubanos llegando a cubrir un universo de hasta 60 millones de brasileños.

Más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia y en cerca de 1 100 de ellos se ha asegurado el 100 % de la cobertura de salud.

Los galenos cubanos trabajaron en 2 885 municipios, no en barrios residenciales o céntricos, sino en el norte semiárido, en los municipios rurales, en las zonas alejadas de los centros urbanos.

En los distritos indígenas garantizaron la atención a más del 90 % de la población 1 575 municipios solo poseen médicos cubanos del Programa Más Médicos.

Para realizar esa labor, los médicos cubanos recibieron una preparación en idioma portugués y rindieron exámenes concebidos por las autoridades del Ministerio de Salud de Brasil.

Todos los médicos cubanos que participaron en el programa concluyeron la especialidad de Medicina General Integral, con empleos en activo en los consultorios comunitarios de la red primaria de salud de Cuba.

Ninguno de los que parten a cumplir una colaboración médica pierden sus empleos y a todos se le garantiza el ciento por ciento del pago de su salario mensual en Cuba.

Datos tomados de la Declaración del Ministerio de Salud Pública: Cuba anuncia salida del Programa Más Médicos de Brasil.

Antes del programa Más Médicos, unos 800 000 brasileños nunca habían tenido garantía de tener un equipo de salud. Foto: Folha de Sao Paulo



Sources: cubadebate.cu

Related posts

Tiene Raúl Jiménez un debut de ensueño con Wolverhampton (Video)

admin

El marketing o la política maquiavélica – La República EC

admin

Feminicidio en Tuxpan: La matan a golpes y su pareja es el principal sospechoso

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.