Rodexo
Puerto Rico

Amenazada la seguridad municipal por recortes del gobierno central

Amenazada la seguridad municipal por recortes del gobierno central


Los recortes en asignaciones del gobierno central a los municipios, como parte de las estrategias de austeridad fiscal han obligado a alcaldes, principalmente en los ayuntamientos pequeños, a reducir dramáticamente sus escuadras policiales, lo que aumenta la vulnerabilidad de la ciudadanía a la criminalidad.

Aunque han habido diversas reducciones fiscales, el corte más drástico ha sido la asignación anual de $350 millones que el gobierno central despachaba a los municipios. Este dinero que el Estado les enviaba tenía el fin de compensar los recaudos que los ayuntamientos no podían levantar en contribuciones de la propiedad debido a una exención que aplica a la mayoría de las viviendas en la isla. La mitad de esa asignación ya se eliminó. La otra se cancelará paulatinamente.

Debido a este recorte, algunos municipios pequeños han reducido su plantilla de guardias municipales, congelado plazas, reducido turnos de trabajo y evitado que se llenen vacantes.

“Esto está pasando en todos los municipios, los populares y los penepés. Estamos todos en las mismas”, señaló Rolando Ortiz, presidente de la Asociación de Alcaldes –que agrupa a los ayuntamientos del Partido Popular Democrático (PPD)– alcalde de Cayey.

Contó que en Cayey, la plantilla de 25 guardias municipales se redujo a 15 porque se quedó sin recursos fiscales. “Esta crisis fiscal inducida por el gobierno central no ha tomado en consideración que los municipios somos el gobierno más cercano a la gente, y no se ha dado cuenta de que cuando los municipios hacemos estas tareas, todo resulta más económico y más eficiente”, afirmó.

Cayey tiene 46,071 habitantes, según los datos más recientes de los Estimados de la Encuesta sobre la Comunidad del Censo del 2016.

Por su lado, el presidente de la Federación de Municipios –que reúne a los jefes municipales del Partido Nuevo Progresista (PNP)–, Carlos Molina, coincidió en que los municipios enfrentan un gran reto fiscal con estos recortes aun cuando han llegado asignaciones federales de FEMA, fondos de reconstrucción y pagos de aseguradoras.

Molina, quien también es alcalde de Arecibo, contó que en ese municipio tenía 130 policías municipales y ahora, le quedan 70. Indicó que no tiene los recursos para llenar las vacantes que le han surgido por efectivos que se retiraron, se fueron a trabajar en lugares con mejor paga o que renunciaron porque se mudaron a Estados Unidos. Para compensar el déficit de uniformados, Molina ha apostado a la instalación de cámaras de seguridad.

Arecibo tiene 91,096 habitantes.

“Esto es en todos los municipios y algunos la están pasando peor”, relató al dramatizar que, aparte de este recorte, a los municipios se les ha añadido la responsabilidad de aportar al sistema de retiro de los empleados, continuar los pagos para cubrir la Reforma de Salud y al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales.

“Le estoy pagando a retiro $300,000 mensuales que es prácticamente mi presupuesto para la nómina municipal”, reveló el alcalde penepé.

Por su parte, el alcalde de Comerío, José A. “Josean” Santiago (PPD), cree que la masacre registrada en su municipio a principios de año –en la que murieron violentamente cinco personas– tuvo que ver con la reducción de guardias municipales, producto de los recortes estatales.

En Comerío, quedan ocho guardias municipales, y son tan pocos, que el municipio ha tenido que eliminar turnos de vigilancia, por lo cual, en las madrugadas, no hay policías. “Llegué a tener 15 guardias. Esta reducción se refleja en una ausencia de policías en instalaciones deportivas y áreas públicas”, aseveró. “Cuando quiten la otra mitad de los fondos, nos quedaremos inoperantes y eso sí que será una crisis humanitaria”, advirtió el alcalde.

Comerío cuenta con 20,153 habitantes.

Toa Alta tiene 30 policías municipales de un total de 57, precisó su alcalde, Clemente Agosto. “Estamos haciendo de tripas corazones y para compensar la falta de suficiente seguridad, en algunos lugares, los ciudadanos están haciendo su propia vigilancia. Es como una policía municipal”, indicó.

“Pero me preocupa que ocurra una tragedia, pues los civiles no tienen el adiestramiento de un policía. Además, es preocupante saber que en Puerto Rico está aumentando la cantidad de personas que están sacando permiso para portar armas y es que la ciudadanía está tomando la seguridad en sus manos”, puntualizó.

Toa Alta tiene 74,467 habitantes.

Dorado no ha experimentado una reducción dramática de su plantilla de policías, con excepción de unas cinco vacantes que no se han llenado por falta de presupuesto y porque no se ha convocado una nueva academia de policías, dijo Orlando Vargas López, administrador del municipio.

“Pero hemos tenido que hacer ajustes en otras áreas”, destacó.

Dorado tiene 38,013 habitantes.

Impacto social

La baja en la presencia de policías podría potenciar un incremento en la ola criminal, porque reduce la prevención, resaltó la criminóloga Dora Nevares Muñiz.

“No solo bregan con intervenciones, sino que hacen mucha labor de prevención, pues está más cerca de la comunidad, y si eso baja, habrá consecuencias negativas”, advirtió. “Ese oficial es el que acude a atender casos de violencia doméstica, de salud mental –que hay tantos–, peleas entre vecinos. Será una cadena adversa si, a la falta de prevención, se suma que también hay menos policías estatales”, manifestó la especialista.

Nevares Muñiz levantó bandera de alerta ante la posibilidad de que esta reducción en las fuerzas policíacas haga que los ciudadanos recurran a armarse para defenderse. “Que los civiles estemos atentos y vigilemos está muy bien, pero no tenemos adiestramientos como la Policía para atender situaciones complejas. Que la gente se arme y pase lo que ocurre en Estados Unidos, que ven a alguien que no es de la comunidad y disparan, eso me preocupa mucho”, afirmó.

“Una vez haya más gente con armas, la forma de solucionar los problemas también será con armas. A mayor cantidad de armas, más delitos con armas. En Estados Unidos los eventos violentos que se han registrado en escuelas, cines y centros comerciales no fueron protagonizados por narcotraficantes ni del crimen organizado. Eran personas que adquirieron armas legalmente”, acotó.

Municipios Grandes

Los alcaldes de los ayuntamientos grandes, por contar con más recursos, han transferido presupuestos de un lugar a otro, han recortado gastos, frenado el pago de horas adicionales y reducido o cancelado programas municipales no imprescindibles para mantener a flote los servicios vitales, coincidieron los alcaldes de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz (PNP), y San Juan, Carmen Yulín Cruz (PPD).

“En Bayamón no hemos eliminado servicios esenciales, pero si siguen los recortes, habrá municipios como el nuestro que no podrán con el empuje y tengamos que recurrir a reducir en otras áreas”, anticipó Rivera, quien lejos de achicar su policía municipal, está en el proceso de ampliarla.

“El problema es que no se ha abierto una nueva academia de la Policía estatal en cuatro años. Lo que hacemos es que los reclutamos, pero los designamos como policías auxiliares en lo que pueden ir a la academia”, agregó.

Bayamón tiene una población de 192,974 personas.

En el caso de San Juan, la alcaldesa mencionó gestiones similares para paliar la situación fiscal. Dijo que recluta efectivos para impulsar que se abra una academia que cumpla con los requisitos de la reforma policial.

“Hemos hecho nuestros ajustes y nos estamos arropando hasta donde nos da la sábana, y por eso este año no habrá un encendido navideño. En su lugar, haremos actividades más pequeñas para ayudar a los comerciantes y tratar de recuperar lo que no se logró el año pasado cuando buena parte de la isla aún estaba sin luz”, dijo Cruz.



Sources: metro.pr

Related posts

FMI proyecta crecimiento en economía estadounidense

admin

Persecución policiaca culmina con la muerte de sospechoso – elVocero

admin

Ya es ley Enterprise Puerto Rico

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.