Rodexo
Argentina países

Llegan los “minilibros”: tienen el tamaño de un celular y pueden leerse con una sola mano – 08/11/2018

Llegan los "minilibros": tienen el tamaño de un celular y pueden leerse con una sola mano - 08/11/2018




Por ALEXANDRA ALTER

Como objeto físico y una hazaña de la tecnología, el libro impreso es difícil de mejorar. La forma apenas ha evolucionado desde que el códice surgió por primera vez como una alternativa atractiva a los rollos de papiro hace unos 2000 años.

Así que cuando Julie Strauss-Gabel, presidenta y editora de Dutton Books for Young Readers en Nueva York, descubrió los “dwarsliggers” —diminutos libros horizontales de tamaño de bolsillo que se han convertido en un formato popular en los Países Bajos— lo sintió como una revelación.

“Lo vi y pensé, ‘bum’”, dijo. “Emprendí una misión para averiguar cómo podríamos hacer eso aquí”.

El mes pasado, Dutton empezó a publicar su primera tanda de minilibros, con cuatro novelas reimpresas de John Green, novelista para adultos jóvenes de grandes ventas. Las minúsculas ediciones son del tamaño de un teléfono celular y no más gruesas que un pulgar, con papel tan delgado como la piel de cebolla. Se pueden leer con una sola mano —el texto fluye horizontalmente, y se pueden pasar las páginas hacia arriba, como deslizar la pantalla de un teléfono inteligente.

Si resulta exitoso, el esfuerzo podría reformar el paisaje del mundo editorial y quizá incluso cambiar la manera en que leen las personas.

Green ya estaba familiarizado con los dwarsliggers, que vio por primera vez hace varios años, cuando vivía en Ámsterdam. El formato se ha extendido por toda Europa, y se han vendido casi 10 millones de ejemplares, con mini ediciones de populares autores contemporáneos como Dan Brown, John le Carré, Ian McEwan e Isabel Allende, así como clásicos de Agatha Christie y F. Scott Fitzgerald.

Las mini versiones de las novelas de Green —“Buscando a Alaska”, “El Teorema Katherine”, “Ciudades de Papel” y “Bajo la misma estrella”— se venderán en 12 dólares cada una, o 48 dólares por una colección en caja, en importantes cadenas minoristas en Estados Unidos, así como en librerías independientes.

En las últimas décadas, la mayoría de los avances claves en la industria editorial ha sido digital, con la evolución de libros electrónicos y el audio digital.

Algunas casas editoriales han intentado reducir el tamaño de los libros impresos como una manera de reempaquetar los títulos del catálogo de libros más viejos, para tentar a los lectores a comprar ediciones nuevas de libros que conocen.

Conseguir las ediciones de los libros de Green en el diminuto formato horizontal y en inglés resultó complicado. La imprenta holandesa Royal Jongbloed es la única en el mundo que los produce, usando papel ultradelgado, pero duradero, de una fábrica en Finlandia. Los diseñadores de Dutton experimentaron con diferentes fuentes y espaciado.

“Estamos en una situación donde los milímetros cuentan”, afirmó Strauss-Gabel.

© 2018 The New York Times



Sources:
clarin-com

Related posts

Cartagena: “La ciudad de la paz”

admin

Kelly: Trump busca restricciones migratorias simplificadas

admin

Abandonan dentro de una caja a un niño   | MUNDO

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.