Rodexo
países Spain

Macron realiza grandes cambios en el Gobierno para frenar la caída de su popularidad | Internacional



Nuevo gobierno, mismo rumbo. El presidente francés, Emmanuel Macron, intentará salir del bache en el que se encuentra con un nuevo equipo de ministros, pero sin alterar el programa de reformas con el que fue elegido en 2017. El nuevo gabinete de ministros, anunciado este martes tras 13 días de aplazamientos, suspense y negociaciones con el primer ministro, Édouard Philippe, refleja los equilibrios ideológicos entre las distintas familias del macronismo. Y eleva al exsocialista Christophe Castaner, hasta ahora jefe del partido presidencial La República en marcha (LREM), al cargo clave de ministro del Interior.

La dimisión en agosto del ministro de Transición Ecológica, Nicolas Hulot, y el 3 de octubre del ministro del Interior, Gérard Collomb, colocaron a Macron en una posición poco habitual: la de ver cómo los acontecimientos se le imponían, en vez de controlar él la agenda. Ambos dimitieron en contra de su voluntad. Hulot, que era el ministro más popular y el representante más notable de la sociedad civil en el gabinete, anunció su marcha en un programa de radio, sin avisarle. Collomb, un veterano socialista, exalcalde de Lyon y apoyo de primera hora de Macron, anunció su dimisión después de que el presidente se la hubiese rechazado.

Ambos contratiempos —sumados a la caída de la popularidad, a la torpe gestión del escándalo por las imágenes del jefe de seguridad del Elíseo agrediendo a manifestantes el 1 de mayo, y a las dudas en la opinión pública sobre las reformas— explican la amplitud del cambio de gobierno. Hulot ya fue sustituido en su momento. Ahora no se trataba sólo de sustituir a Collomb, sino de aprovechar el relevo para dar un nuevo impulso a una presidencia que atraviesa un periodo turbulencias. La operación no ha sido fácil. Macron y el primer ministro Philippe han necesitado casi dos semanas para ponerse de acuerdo sobre los nombres y encontrar a los políticos dispuestos a sumarse al proyecto gubernamental en un momento en que el macronismo ha perdido atractivo.

Entre los nuevos ministros destaca Castaner, por las responsabilidades que ocupará y por su conexión con movimiento que llevó a Macron al Elíseo. Castaner era hasta ahora ministro para las relaciones con el Parlamento y secretario delegado de LREM. Este factor, además de su origen socialista, significa que no se romperá la balanza ideológica, como habría ocurrido con un ministro del Interior de derechas. El centroderecha ya ocupa el ministerio clave de Economía y Finanzas, con Bruno Le Maire, y el cargo de primer ministro, con Philippe. Esta familia política obtiene, sin embargo, un ministerio relevante, el de Cultura. El nuevo ministro será Franck Riester, diputado disidente de Los Republicanos, el gran partido conservador. Otro nombre relevante en el mosaico del nuevo Gobierno es el del nuevo ministro de Agricultura, Didier Guillaume, socialista próximo a Manuel Valls, exprimer ministro, y ahora candidato a la alcaldía de Barcelona. Y Marc Fesneau, miembro del partido centrista MoDem, que apoyó a Macron desde la campaña electoral pero se vio apartado en el primer año de Gobierno, es el nuevo ministro encargado de las relaciones con el Parlamento.

Macron y Philippe no buscaban sólo equilibrios ideológicos. También territoriales. De ahí que el reforzamiento del ministerio de la cohesión territorial y las relaciones con las colectividades locales sea una señala fuerte. Lo dirigirá Jacqueline Gourault, hasta ahora ministra adjunta al ministro del Interior.

Entre los damnificados de la remodelación presidencial, se encuentra la ministra de Cultura, Françoise Nyssen, una editora prestigiosa que nunca acabó de encajar en la burocracia gubernamental. Una investigación preliminar de la fiscalía por unas obras en las instalaciones de su editorial, la exquisita Actes Sud, acabaron por complicarle las cosas. Su marcha, como la de Hulot hace unas semanas, certifica la pérdida de peso en la llamada sociedad civil. El nuevo Gobierno francés es un gobierno con más militantes y profesionales de la política que el anterior.

 



epimg

Related posts

Firma Nicaragua importantes convenios con el BID

admin

Concejal Cahuana afirma que hasta junio dos mercados serán reordenados

admin

Federico: una dura lección social

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.